Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/197071
Inconciencia colectiva en el área metropolitana

Fiestas clandestinas: madrugada con una docena de intervenciones

Una docena de detenidos por incumplir el aislamiento social y preventivo.

Cuatro personas detenidas y más de diez motos incautadas fue el resultado de los operativos contra las fiestas clandestinas en el área metropolitana. Los agentes policiales debieron ir hasta Arbo y Blanco al 2900, donde se llevaba a cabo una reunión con 500 personas reunidas con música a alto volumen y expendio de bebidas alcohólicas.

El organizador, quien ya fue notificado anteriormente por incumplir con las restricciones vigentes, fue llevado detenido al pretender enfrentarse con los uniformados. Fuentes policiales indicaron que al llegar se entrevistaron con un hombre de 31 años, quien cuenta con cinco notificaciones previas, siendo estas de fechas, 19/9/2020; 20/9/2020; dos el 25/9/20; 02/10/2020 y la última de ayer a la madrugada. Este joven al ver cómo los efectivos desalojaban pacíficamente el lugar, intentó agredirlos, siendo reducido y trasladado a la Comisaría Séptima por razones de jurisdicción. Seguido a esto, el grupo de trabajo policial se dirigió hasta Dr. De Grandi al 350, donde festejaban un cumpleaños con 100 invitados, solicitando a los presentes se retiren.

A lo largo de la madrugada, efectivos policiales concretaron procedimientos en el área metropolitana. El reincidente detenido organizó una reunión con 500 personas.

En Pasaje Juan B. Justo al 2000, detuvieron a un joven de 22 años, quien se encontraba junto a un grupo de sujetos, escuchando música a elevando volumen e ingiriendo bebidas alcohólicas. Al momento de solicitar que se retiren, este se negó e incitaba a sus acompañantes a atacar a los uniformados, procediendo a su detención y posterior traslado a la comisaría Primera Capital.

Por último en lo que respecta al área metropolitana, agentes de la Segunda Resistencia en conjunto con personal de la Municipalidad, concurrieron hasta un bar ubicado en intersección de Entre Ríos y Liniers, debido a que continuaba con sus puertas abiertas, no cumpliendo con las normativas sanitarias vigentes, procediendo la encargada del lugar a concluir la atención de inmediato. Quedó en evidencia nuevamente la inconciencia colectiva de algunas sectores.