Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/196629

Invitan a encuentro virtual sobre Economía de Comunión, un desafío que da sentido a la vida

Este tiempo de pandemia es una gran oportunidad para mostrar que está germinando entre nosotros una economía con rostro humano, es por eso que el sábado 26 de septiembre se realizará de forma virtual, abierta y gratuita el “46 Encuentro de Economía de Comunión: desafío que da sentido a la vida”, destinado a empresarios, emprendedores, agentes de cambio, economistas, docentes, estudiantes y a todas las personas de buena voluntad interesadas en una economía inclusiva, equitativa y regenerativa.

A pesar de los grandes cambios que estamos experimentando, ¿cómo evitar que sean solo un barniz y que se sigan excluyendo personas? Esta es la gran pregunta que nos haremos: ¿Seremos capaces de ensayar otra cosa?

El encuentro contará con tres expositores internacionales:

Stefano Zamagni, reconocido economista italiano, profesor de la Universidad de Bolonia y presidente de la Academia Pontificia de Ciencias sociales, responderá si ¿es posible mirar la post pandemia en perspectiva?

stefano.jpg
Stefano Zamagni

Luigino Bruni, profesor de Economía Política de la Universidad Lumsa, Coordinador internacional de la Economía de Comunión y Director científico del evento Economy of Francesco, responderá si ¿es posible un cambio de paradigma económico? El rol de los jóvenes y de las mujeres.

Luigino-Bruni.jpg
Luigino Bruni

Alessandra Smerilli, economista italiana, consejera de Estado de la Ciudad del Vaticano y miembro del Comité organizador de Economy of Francesco, profundizará la temática sobre ¿“barnizar el sistema actual o ensayar otra cosa”?, en palabras del Papa Francisco.

alessandra.jpg
Alessandra Smerilli

Como pilar fundamental y necesario habrá testimonios de empresarios y emprendedores de la Economía de Comunión que contarán cómo contribuyen a la reducción de la pobreza y a la transformación de la vida de las personas desde la gestión. Además contará con la presencia del Ministro de Desarrollo Social de la Nación Daniel Arroyo y Mons. Oscar Ojea ex presidente de Cáritas Argentina y actual presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

El encuentro virtual será el sábado 26 de septiembre, de 9 a 13:30  (ARG).

Para la inscripción online ingresar a: Formulario de inscripción

Para verlo en vivo: Link de la transmisión

 

 

Sobre la Economía de Comunión (EdC)

La Economía de Comunión es un movimiento cultural y económico, con actividades prácticas y académicas, y también parte integral del ecosistema empresarial de impacto.

Las empresas de EdC están comprometidas con la reducción de la pobreza a través del intercambio de recursos materiales e inmateriales y en los últimos 30 años han generado un impacto social positivo no solo en proyectos sociales a nivel local y nacional, sino también implementando una nueva cultura de gestión dentro de las empresas y en su entorno.

Esta cultura de gestión, de hecho, tiene sus raíces en una nueva cultura social, que todos los integrantes de la Economía de Comunión asumen como propia y tiene condiciones para socavar las raíces de la desigualdad.

Empresas de Economía de Comunión en Argentina:

 

La pobreza es un fenómeno multidimensional y requiere de un pensamiento y una actuación complejos. No basta con actuar sobre sus causas, necesitamos cambiar los paradigmas que lo alimentan. Cuando la italiana Chiara Lubich lanzó la idea de la Economía de Comunión en 1991, ni siquiera era consciente de lo que eran las “empresas de impacto”.

Al observar la “corona de espinas” formada por las favelas que rodeaban la ciudad de São Paulo, propuso a empresarios y empresarias de Brasil y del mundo que sus empresas trabajen con el objetivo de reducir la pobreza. Fue una “inspiración” sensible al contexto socioeconómico y no exactamente el lanzamiento de una nueva teoría.

Las empresas son el pilar del proyecto y deciden libremente poner en comunión sus beneficios para tres finalidades con análoga atención:

  • Desarrollar la empresa, creando puestos de trabajo y riqueza y orientando toda la vida de la empresa, tanto interna como externa, hacia el bien común.
  • Sostener, mediante proyectos compartidos basados en la reciprocidad, la subsidiaridad y la comunión, el desarrollo de personas y comunidades que se encuentran en la indigencia.
  • Extender la cultura del dar y de la reciprocidad, como precondición para alcanzar un desarrollo integral, así como una economía y una sociedad fraternas y solidarias.

En la Argentina son un poco más de 60 las empresas que trabajan con la cultura de la EdC y en el mundo son más de 800 empresas. Además existen 6 parques empresariales y uno está en Argentina, es el Polo Solidaridad, en la zona rural de O´ Higgins (Buenos Aires). Más allá del número de empresas, es importante la repercusión cultural de la economía de comunión.

Se realizaron más de 400 tesis sobre el tema en el mundo, se abrieron escuelas y cursos de economía civil y de economía comunión, hay escuelas de verano y workshop para jóvenes, congresos nacionales e internacionales, pasantías para jóvenes en empresas y una redinternacional de incubación que pone en movimiento las competencias de los empresarios y profesionales de todo el mundo.

 Facebook: Economía de Comunión – Argentina 

YouTube: Economía de Comunión Argentina 

Instagram: @edc_argentina