Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/195659

Tiempos de crecimiento: 6 consejos para optimizar al máximo la gestión de tu empresa

La dificultad de gestionar una empresa crece a la par de la misma. No es lo mismo manejar un negocio pequeño y familiar que una organización con 1.500 empleados.

 Es por ello que mejorar la eficacia y la fluidez de los procesos internos es una prioridad de las compañías en expansión.

Por esta razón, es importante implementar estrategias de gestión integrales que abarquen todos los aspectos de la empresa. Se debe tener en cuenta cada detalle: desde la comunicación y colaboración entre áreas hasta el flujo de caja y las operaciones financieras.

gestión 2.jpg

En este artículo, realizamos un recuento de los aspectos a tener en cuenta para optimizar al máximo la gestión de una empresa.

Incorporar herramientas de gestión

En la actualidad, la tecnología nos ofrece miles de opciones para sistematizar y automatizar tareas, así como para analizar el rendimiento de cada área. Esto permite optimizar la productividad de todos los procesos del negocio.

Por ejemplo, es clave contar con un sistema contable eficaz como Xubio que facilite y unifique las tareas financieras de la empresa. Así, se podrá controlar y manejar, a través de una sola herramienta, la realización de facturas electrónicas, los inventarios de mercadería y la contabilidad, entre otras actividades.        

Analizar la productividad y falencias de cada área

Es importante recopilar la información de cada sector para poder tener un panorama completo de las problemáticas que atraviesa cada uno. De esta manera, será más sencillo trazar estrategias para solucionarlas.

Una vez descubiertos los procesos a mejorar, es necesario determinar cuál es el objetivo final de cada uno y, en base a ello, pensar en alternativas para optimizarlos.

gestión.jpg

Diseñar una estrategia

Para trazar el plan de optimización, es importante que todo el personal involucrado comprenda el objetivo que se intenta conseguir como organización total.

Luego, se debe definir cuáles serán los recursos que se utilizarán. Estos servirán para completar el proceso, controlar su desarrollo y medir los resultados obtenidos al final del proceso.

Definir plazos

Para cumplir los objetivos, es importante incluir la dimensión temporal en la estrategia. Establecer plazos reales y respetarlos será clave para alcanzar los resultados deseados.

En este punto, es importante que todo el equipo se comprometa con el plan, ya que bastará con que se atrase una parte para demorar toda la planificación.

 Implementar el plan

Una vez que ya se haya establecido la estrategia y se conozca el proceso en detalle, será el momento de implementarla. Este es el momento más importante puesto que dependerá de su correcta aplicación que se alcancen o no los objetivos.

Para garantizar su eficacia, será fundamental el rol de cada persona implicada. Deben conocer y entender las modificaciones a implementar en los procesos que se pretendan optimizar.

Seguimiento

Luego de la aplicación de la estrategia es conveniente analizar su rendimiento. Para lograrlo deberá realizarse un control regular de los procesos modificados.

El objetivo principal del seguimiento es el de comprobar si la optimización dio resultado o si, por el contrario, es necesario seguir ajustando detalles. El análisis constante permitirá además detectar rápidamente los aspectos que fallen y distinguirlos de los que sí funcionen.