Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/195345

Sector comercial se esperanza con las ventas en cada inicio de semana

SÁENZ PEÑA (Agencia). Tras la desescalada en la nueva fase de la cuarentena, que lleva poco más de ciento cincuenta días, las actividades cotidianas parecerían recobrar la normalidad, y eso se puede observar sobre todo los primeros días de la semana, tal lo que sucedió ayer.

Es que por tratarse de un fin de semana largo por el 17 de Agosto, que conmemoró los 170 años del fallecimiento del General José de San Martín, ayer fue el primer día hábil de la semana y, como tal, recobró nuevamente la vorágine de los días laborables.

La calle San Martin, principal arteria de la ciudad que solamente se ve concurrida en el sector de los bancos y algunos comercios.

Los principales puntos de la ciudad, sobre todo comercial y de las zonas de bancos y el Poder Judicial, son los lugares donde se producen los mayores encuentros. Allí, precisamente, se debería tener en cuenta el distanciamiento social y mantener vigente el protocolo de seguridad e higiene con el uso indispensable de barbijos, insisten constantemente en las campañas autoridades sanitarias y del municipio termal.

ESCASAS VENTAS

Los comerciantes dicen no tener demasiadas expectativas, sobre todo por no saber qué puede suceder en los próximos meses, al margen de la liberación de casi todas las actividades. Es que mayor libertad no implica que podamos ver que las ventas van a crecer, dicen, a excepción de lo que fueron para los festejos del Día del Niño, donde un sector de comercio local solamente tuvo un marcado repunte en sus ventas.

Los demás rubros, “seguimos en modo crisis, como lo que viene sucediendo desde el año pasado”, señaló Eduardo Fernández, un comerciante del rubro artículos para el hogar.

La intersección de calle 9 de Julio y San Martín, un lugar de referencia de la ciudad y considerado como uno de los epicentros del comercio, con muy poca actividad.

En esta sintonía, los comerciantes indican que las ventas pueden ser aún más críticas si el gobierno nacional deja de pagar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), o la ayuda en el pago de la mitad del sueldo a empleados de empresas privadas, anticiparon.

Gran parte de los comercios de la ciudad ya permanecen con sus puertas abiertas desde hace al menos dos meses, pero las ventas todavía no son las esperadas, se afligieron.

Notas Relacionadas