Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/194727

Charata: Descargo de ciudadano acusado utilizar documento oficial falsificado

CHARATA (Agencia) Mauro Bassita, ciudadano nombrado por el concejal Alberto Vasallo, en un informe (situación que además está en la justicia),  junto a otra persona, de haber falsificado documentación oficial (pedido de circulación e ingreso), realizó su descargo, detallando lo sucedido, y remarcó que se trata de “una vendetta política”.

Si bien el hecho ocurrió el 28 de junio, tomó estado público, cuando, en la conferencia de funcionarios municipales sobre el intento de robo de postes, en el cual está involucrado un camión municipal, el jefe de Gabinete Carlos Galarza dio a conocer públicamente ante los medios que se había iniciado una investigación judicial y sumaria por falsificación de un permiso para circular que contenía a firma de la intendenta, María Luisa Chomiak.

58ingreso charata control.jpg
 

A esto se sumó que el concejal Alberto Vasallo, presentó un informé que hizo público en los medios, dando a conocer los nombres de las dos personas que estarían involucradas.

El descargo

“Escribo la presente porque en los últimos días he sido blanco de infundadas acusaciones que mancillan mi nombre como el de mi familia, personas reconocidas por su trayectoria como gente de trabajo, y que hoy se ven seriamente afectadas”, comienza diciendo el comunicado de Mauro Bassita.

Bassita inicia su relato con la causa y el recorrido de su viaje. “El día 28/06/2020, debía viajar a la ciudad de Corrientes capital a buscar a mi hermano y su novia,  una joven oriunda de la localidad de Pinedo. Ambos estudiantes universitarios de medicina en dicha Provincia, más precisamente en la localidad de Santo Tome, que habían logrado trasladarse hasta la capital correntina, donde aguardaban para regresar a sus respectivas localidades de origen.

Ante la situación sanitaria que nos encontramos como consecuencia del COVID19, 10 días antes, con mi familia comenzamos a gestionar los permisos correspondientes de circulación, para ir en su búsqueda, siendo yo el encargado de dicha función, debido a que mis padres son personas mayores, y un viaje de 650 Km (totales) ida y vuelta , era demasiado para ellos”

El mismo, deja constancia de que posee ermiso nacional de circulación en mano, y que  el día indicado a las 5.30 AM partió rumbo a la ciudad de Corrientes. “Al llegar al Puente General Belgrano, siendo aproximadamente las 9, Gendarmería Nacional me solicita el permiso, le exhibo el mismo que tenía en mi celular, comentándole los motivos de mi traslado. Inmediatamente me informan que por resolución provincial Corrientes no me dejaría ingresar, que le dijera a mi hermano y su novia que se acercaran al puente, ya que no podría ingresar a la Capital Correntina debiendo dar la vuelta prácticamente sobre el mismo puente, por lo que me recomendaban que ellos me esperaran allí. Asimismo para ir agilizando los trámites, muy amablemente, el gendarme me solicitó la autorización que remití vía whatsapp para facilitar mi reingreso a la Provincia. 

Atravesé el puente, luego de un tiempo de espera, me encontré con mi hermano y su novia, quienes subieron al vehículo e inmediatamente di vuelta emprendiendo mi regreso”

El ingreso y el inicio de los problemas. 

Bassita comienza aquí su relato para conseguir el permiso. “Nuevamente, traspaso el puente y cuando llegó a nuestra provincia, luego de los trámites de rigor me encuentro con los Gendarmes. Allí, me informan que para ingresar a la localidad, debía tener la autorización del Intendente. Inmediatamente les explique que el domicilio de los tres ocupantes era Charata y General Pinedo, que debíamos retornar, a lo cual nuevamente me dicen que es imposible sin esa autorización ingresar a las localidades. 

Así, en medio del Puente Gral Belgrano, siendo las 12.30, comenzamos a efectuar diversas llamadas a distintas personas, ciudadanos y funcionarios de la localidad a fin de que me tramitaran la autorización de nuestra Intendente.  Mientras mis padres se movilizaban en Charata a los mismos fines. Debo reconocer que nunca imagine que obtener una simple autorización para regresar a mi ciudad pudiera ser tan estresante”.

El joven, menciona que en cuatro horas habló con  “presidente de Concejo Alejandra Campos, luego con Fabián Sánchez (Secretario de Tránsito), también con la Secretaria de la Intendente Claudia Sartor,  y miles de personas (conocidos, familiares, amigos, etc) que enteradas me llamaban para tratar de ayudarnos”.

“Lo cierto es que todos los números celulares y fijos a los cuales me comunique y que se comunicaron me informaron que me quedara tranquilo, que estaban averiguando como conseguir ayuda y que pronto tendría el permiso para volver”.

“Asimismo en esta ciudad mi madre, se comunicó con la Secretaria de la Sra. Chomiak efectuando los trámites respectivos para obtener el permiso mientras nosotros seguíamos varados en el puente”, agregó. 

A las 16.00, Bassita señala “recibo un whatsapp de número desconocido, en el cual me remiten la tan esperada autorización. Así como ingresa a mi celular se la reenvío al gendarme. Pasado 20 minutos me informan que se habían comunicado con la Intendente, y que la misma desconocía la autorización, que no sería su firma. Mi desconcierto fue total”. 

Cuestión política

Tal como lo mencionó el concejal Alejandro Barcala, Bassita considera que  todo lo ocurrido, hasta la fecha se trata “de una vendetta política, por mi afiliación al partido opositor y por haber formado parte de la lista de candidatos a concejales en las últimas elecciones”, y agregó “máxime cuando  ocurrido esto, aprovechándose de mi estado de desesperación por volver a mi casa, recibo la llamada del mismo funcionario que con posterioridad radicará la denuncia, solicitándome le informara determinadas cuestiones a cambio de obtener la autorización para ingresar a mi ciudad, lo cual demuestra el ejercicio abusivo del cargo que ostenta. Circunstancia esta que oportunamente ampliaré en sede judicial, y que resulta fácilmente acreditable”

“Esa autorización que dicen fuera falsificada, fue la misma que siendo las 20 hs  recibió el aval de la Intendente Municipal Maria Luisa Chomiak. Ya que luego de 8 horas de tenernos retenidos en el Puente General Belgrano aduciendo la supuesta falsificación de firma, fue la propia Intendente quien llamo diciendo que la autorización era correcta y que podíamos retornar a nuestra localidad.  No existiendo otra autorización avalada por la Intendente de Charata y registrada ante dicha fuerza de Seguridad  que no sea la hoy señalan de "supuestamente falsificada", aclaró

La llegada a Charata

Bassita detalló cómo fue su llegada a la ciudad y a la comisaría. “Me trasladaron obligadamente a la Comisaría II, pese haber manifestado que no podía hacerlo, ya que debía ir a mi domicilio a cumplir la cuarentena obligatoria. En dicho lugar me notificaron la existencia de la causa iniciada como consecuencia de la denuncia por la supuesta falsificación. Lugar, al cual acudí, solo, contra mi voluntad, abatido, fatigado, sin asistencia letrada. Me atendieron y me notificaron una serie de cuestiones que me dijeron eran por la denuncia efectuada”. 

Bassita aclaró “no habiendo jamás brindado nombres, datos, etc. como los que maliciosamente dieron a conocer en medios locales. Cuestiones todas estas que se volcaron en la instancia judicial pertinente, donde prestare toda la colaboración necesaria.  Habiendo aclarado los hechos que maliciosamente se me endilgan, solicito a los funcionarios municipales dejen de utilizar mi nombre y el de mi familia. Asimismo a el/ los Concejal/es que de forma pública invocaron mi nombre sin real conocimiento del hecho que pretendía atribuirme, solicito pidan públicas disculpas por el daño y desprestigio moral ocasionado a mi persona, y sobre todo a mi familia”.