Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/194522
UNA AMIGA DE LA VÍCTIMA DEBERÁ AMPLIAR SU TESTIMONIAL

Caso Liliana Gauna: “Mojo” y uno de los Romero los presuntos femicidas

Tal lo adelantado por NORTE, una vez que declare nuevamente una conocida de la víctima, dos serán los acusados por femicidio.

En cuestión de horas que­ dará plasmado en el expe­diente el anticipo de NORTE: de los cuatros detenidos por el crimen de Liliana Belén Gauna (18), dos serán acusados por homicidio agravado y feminicidio, de­lito que prevé la pena máxi­ma de reclusión perpetua. Mientras que los dos restantes se les mantendrá la im­putación inicial de encubri­miento agravado.

busquedfa.jpg copy
La exfábrica Molinos, donde fue hallado el cuerpo de la joven.

Lo concreto que co­menzó a investigar el fiscal especializado en temática de violencia de género, Héc­tor Valdivia, en reemplazo de Jorge Cáceres Olivera.

De esta manera con el fin del receso invernal y con el sistema judicial normaliza­do, se espera un mayor di­namismo en la causa que busca determinar las res­ponsabilidades del asesina­to de Gauna. 

pozo.jpg
Un pantalón fue hallado en un pozo de la casa de “Mojo” Gómez, uno de los presuntos femicidas.

La chica había desaparecido el 11 de julio y el 20 su cuer­po semidesnudo fue hallado en las afueras de la exfábrica Molinos, a orillas del riacho de Puerto Vilelas. Ese mis­mo día, el fiscal Cáceres Oli­vera ordenó las detenciones de los hermanos Rubén Edgardo Romero, alias “Por­qui” de 40 años, Oscar Alberto Romero, apodado “Cachorrito” de 31, Ramón Antonio Benítez de 37, “Linyera”, y Carlos Gabriel Gómez de 36 a quien lo lla­man “Mojo”.

Para el Ministerio Público está acreditado en base a testimoniales y las posteriores contradicciones de los sospechosos, que Liliana compartió unos tragos en la noche del 11 , día que fue vista por última vez.

En sus de­ claraciones en sede policial, los encartados si bien admitieron haberla visto a la joven, se limitaron a tratar de dar como coartada que la vieron pasar por el lugar que ellos se encontraban.

Posteriormente, el testimonio de personas que conocían a la víctima y otras pruebas, de­ sarmaron el intento de los detenidos de desviar la investigación. 

Por el momento el fiscal Cá­ceres Olivera no pudo deter­minar el móvil del crimen, tampoco por lo declarado por el novio de Gauna, quien se halla detenido por robo desde antes de los hechos. Se trata de Miqueas Blanco que poco pudo ofrecer más allá de decir que conocía po­co a los cuatro aprehendi­dos.

Lo concreto, que en la semana, Valdivia resolverá la prisión preventiva: “Mo­ jo”Gómez y uno de los her­manos Romero quedarán acusados del feminicidio, mientras que Benítez y el otro Romero, seguirán co­mo presunto encubrimiento agravado. 

Una prenda (pantalón) fue hallada en un pozo del domicilio de Gómez, pero deberán los padres recono­cerla para establecer si esa vestimenta usaba su hija Li­liana.