Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/194321

La falta de lluvias golpea a la producción en el este chaqueño

“Volvimos de la zona de Pampa del Indio. Y es alarmante ... Se secaron las dos primeras napas. Y la tercera en varios campos ya da muy salada.  Eso fue superando los 18 metros de profundidad”, contó a NORTE RURAL Eduardo Billa, que realiza servicios de perforación a productores de la zona y que no sale del asombro porque donde hasta hace pocos meses había campos inundados, hoy falta humedad y la sequía amenaza a la ganadería y a la agricultura.

SAENZ PEÑA (Agencia). La falta de lluvias vuelve a hacerse sentir en medio de un accidente invierno con altas temperaturas, como las que se vivieron todo este fin de semana. En el Chaco, prácticamente todo el Este provincial aunque también se da una importante afectación en el Norte y Noroeste generando complicaciones en el cultivo de trigo, que no logró alcanzar la cantidad de hectáreas esperadas, precisamente por la falta de humedad.

pocas-aguadas.jpg
En la zona norte de Tres Isletas, un productor cuida como si fuera petróleo la escasa agua que tiene en una represa. “Va quedando muy poco”, le comenta a NORTE RURAL.

Una breve recorrida hecha por NORTE RURAL muestra el estado de algunos campos en una franja que abarca parte de San Martín, Pampa del Indio, Castelli y también Tres Isletas.  Las pasturas se ven afectadas por esto y obliga a la compra de fardos de alfalfa por parte de los productores, en tanto que el drama del agua al detectarse bajas significativas en las alturas de las napas, comienza a generar preocupación.

EN EL NORTE DE LOS FRENTONES

“Anoche volvió a cambiar el viento hoy está del sur. Teníamos la esperanza de que el viento norte sacaría algo de agua, como ocurría antes, pero no fue así. Hoy ya estábamos con temperatura baja, se nota ya demasiado la falta de agua.. me dice gente del norte que no tienen agua para las pocas vacas y chivos”, reportó la productora y referente de la zona de Los Frentones Ana Hupaluk, al describir el cuadro de situación que se vive allí.

Indicó que los pequeños productores de las zonas aledañas a la Ruta Provincial Juana Azurduy están padeciendo complicaciones “porque no hay agua suficiente, y el peligro latente de quemazones está a la orden del día”; dijo.

EN LA ZONA DE SAN MARTIN

“En los 38 años  de  continua producción nos tocó enfrentar tanto sequías como inundaciones pero solo en los últimos 20 años tuvimos sequías entre 1998 a 2000”, comentó a NORTE RURAL el productor ganadero Valeriano Cerviño, de la zona rural de General San Martín.

Comentó que  en esa zona hubo excesos hídricos desde el 2001/2002  , para volver a la sequía extrema en el 2003 /2004 /2005 y las históricas sequías que todos los productores recordamos del 2008/2009, ilustró.

De manera casi incesante y reiterada los eventos se siguieron dando a lo largo de los años 2013 excesos y nuevas sequías en el 2015 , mientras que empezando el 2016 “sufrimos más de 350 milímetros solo en enero todos estos datos son del departamento General San Martín todo el año 2016 fue de inundación , 2017 igual, Sufrimos enormes pérdidas por el exceso hídrico en abril-mayo y sequia hasta febrero 2018 , Abril mayo 2019 tuvimos 580 milímetros provocando nuevamente  inundaciones con alteraciones notables en los tapices vegetales y desde agosto 2019 a la fecha (junio 2020) tuvimos solo 635 milimetros.

Este clima tan cambiante, dice Cerviño, se hace notar con  disminuciones muy significativas en la capacidad productiva de las pasturas  naturales.

 

EN COLONIA ELISA ESPERAN LA LLUVIA

SAENZ PEÑA (Agencia). El productor agropecuario de Colonia Elisa, Martín Goujón, contó a NORTE RURAL sobre el cuadro de situación que se vive en la zona a partir de la falta de lluvias.

“En la ganadería con las últimas heladas y la falta de lluvia hay pasto para muy poco tiempo”, comentó, señalando que el agua superficial de los sueños va disminuyendo considerablemente.

“En la zona, vemos en algunos casos que los productores están acarreando agua, así que para la ganadería la situación es complicadas y a falta de pasto verde, surge otro problema: el de las quemazones, porque hay gente inescrupulosa que insiste con la idea de quemar por quemar”, señaló.

 En cuanto a la agricultura, “en la zona se hizo poco trigo, precisamente por la falta de humedad” y adelantó que los cultivos de primavera como soja y sorgo se van a sembrar si llueve porque los perfiles están secos”.

“Si no hay humedad en los primeros centímetros no se puede sembrar”, agregó.

 

El impacto en la ganadería en el norte

“SI NO LLUEVE TENDREMOS QHE HACER DESTETE PRECOZ A LOS TERNEROS”

SAENZ PEÑA (Agencia).  En el caso de la cría, por ejemplo, las vacas vienen de un año de sequía por lo que  el estado corporal no es el adecuado, explicó a NORTE RURAL Valeriano Cerviño.

Mostró en su caso que “lógicamente ahora esas vacas van a parir y ya no tienen suficiente comida para la parte de lactancia y sostenerse ellas, así que si esto sigue así y la sequía se traslada hasta octubre como estaba previsto o hasta noviembre, vamos a haber que hacer destete precoz a todos los terneros.

Todo esto demanda un gasto extra, dice el productor, porque se tiene que apelar a la suplementación de alimento para poder lograr nueva preñez.

En su caso, mencionó que  la recría seria para 900 terneros con escaso aporte de pasto “así que la suplementación sufre un incremento cuyo costo se suma a los resultados finales”.

Señalo el productor que “a futuro, en nuestro caso, esto nos complica más todavía porque nuestro siclo es un destete más una suplementación invernal, después tenemos de septiembre a febrero marzo a pasto a pasto con rotativo donde podemos 100 kilos a pasto sin ningún tipo de suplementación y después de un cierre a cordal de sesenta días le llegaba un gordo de ochenta cuatrocientos entonces bueno dentro de este ciclo de cuatrocientos kilos lo hacemos en dieciocho a diecinueve meses de vida”.

Es decir que “en vez de poner 120 kilos a pasto pusimos 40, y ahí nos derrumba todo porque si hay que poner más maíz , la pérdida de rentabilidad significará o de lo contrario habrá que salir a vender más liviano”.