Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/193466

Murieron más chaqueños que en Malvinas, pero la contaminación de agravios expande la pandemia

Hace pocos días en una cumbre en Dubai, el director general de la Organización Mundial de la Salud advirtió que la ausencia de liderazgo global y de unidad para combatir al coronavirus es una amenaza más grande que la propia enfermedad.

Miguel Angel Fernández
Por: Miguel Angel Fernández

“El mundo necesita desesperadamente de unidad nacional y solidaridad global” dijo con un aporte contundente: “La politización de la pandemia la ha exacerbado”.

DIBUJO-miguel.jpg

¿El sayo no le cae al estallido de ininterrumpidos cuestionamientos, insultos, falsedades y como si estuviésemos en la Edad Media pidiendo “mandar gente a la hoguera” en la reflexión del sacerdote Rafael del Blanco? No se puede desconocer que por diversas vías, las redes sociales se contaminaron con residuos cloacales para condenar con golpes bajos cada detalle, cada faceta de la realidad, como si la condición de ser el Chaco la provincia con mayores contagios y vidas perdidas -solo superada por el ámbito metropolitano, donde el aluvión de casos obligó a establecer una rigurosa cuarentena desde el 1º de julio con restricciones cuyo impacto económico y social será tan fuerte como el que comprometió límites soportables en el Gran Resistencia-, liberada toda restricción ética y de responsabilidad social colectiva para convertir al gobernador Capitanich en un blanco fijo.

Este diario reflejó lo que algunos calificaron como la irrupción de “odiadores seriales”, con un punto de referencia para la exhortación del gobernador a todos los chaqueños en demanda de una nueva oportunidad, repasando los objetivos conocidos de sus libros y de sus propuestas legislativas. Se puede discutir si eligió un buen o un pésimo momento para citar su demanda de una nueva reforma constitucional con modificaciones institucionales desafiantes para el corporativismo imperante en el plano político, sindical y todo lo que tenga que ver con intereses creados a la sombra de un gigantismo estatal que costó 10.000 millones de pesos entre los sueldos de junio y el medio aguinaldo.

EL APOGEO DE LA GRIETA

El acto reflejo del bloque de diputados de la UCR salió a preguntar: “¿A quién le pide una oportunidad, gobernador? ¿A los 1609 infectados o a los 86 fallecidos?”, con un abanico de reproches donde hasta se defendieron “los despliegues agraviantes de las redes sociales”. Y por si fuera poco, evocando a un redactor de la publicidad rozista, saltó al ruedo el movimiento Convergencia Social, sin identificar a ningún firmante, titulando “Una pandemia llamada Capitanich”. Tampoco faltó la obsesión mediática de la concejal resistenciana María T. Celada con su equipo, sentenciando: “De la tiranía, la demagogia y la vergüenza no se vuelve, gobernador”.

Y del bastión antiperonista de los cuatro circuitos céntricos de Resistencia, donde volvió a ganar Macri en la última elección, surgió la levadura de la manifestación del Día de la Bandera quebrando las restricciones de circulación en el área céntrica para repudiar al presidente de la Nación y su criterio para afrontar la crisis de múltiples efectos, también en el campo chaqueño, del poderoso grupo Vicentin. La policía no disolvió porque de inmediato se acusaría a Capitanich de represor, por si le faltaba algo, pero no tardaría en interpretarse que fue una marcha anticuarentena y se formuló una denuncia penal contra el concejal Dino Ortiz Melgratti, presidente del comité capital de la UCR, y el mismísimo líder de Ciudad Limpia, Carlos Alabe.

El clima contaminado tuvo más condimentos: la muerte por coronavirus del subcomisario Pogonza de Castelli provocó gran revuelo y motivó un duelo provincial, y diputados radicales denunciaron en el fuero penal a la presidente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Magdalena Odarda, porque su última visita donde llegó hasta El Sauzalito no solo reportó la novedad de tres integrantes del gabinete contagiadas sino también los pilotos del avión sanitario, lo que motivó la imputación porque venía de mantener contactos con personas afectadas y debió hacer el aislamiento preventivo obligatorio quedándose en Buenos Aires. Hubo respaldos para la titular del INAI, pero la familia de Pogonza también acudirá a la instancia judicial.

En el resumen no podemos omitir que la Bolsa de Comercio del Chaco y la Cámara Algodonera Argentina se sumaron a una declaración de alarma del complejo agroindustrial argentino por hechos de violencia rural, como la destrucción de silos bolsa. Sin embargo, en el Chaco no se denunció ningún episodio de esa índole, salvo un productor que en Charata se quejó porque le aflojaron las tuercas de una rueda de su camioneta, dejando la sensación de un intento de robo más que victimizarse por operaciones intimidatorias en favor de la intervención de Vicentin.

AGUANTE Y REACCIÓN RAZONABLE

La reacción del gobernador fue de un aguante sin prestarse a las provocaciones claramente desestabilizadoras, pero hubo ciertos movimientos en el seno del justicialismo para respaldarlo, como decía Bonavena cuando le sacaban el banquito y quedaba en el centro del ring.

El senador Antonio Rodas, que respaldó la creación de la Bicameral que investigará los créditos concedidos al grupo Vicentin por el Banco Nación aun cuando Macri ya se iba, interpretó que la oportunidad se refiere a rescatar lo mucho que se hizo en el Chaco y se debe terminar. Habló de un gobernador que necesita y merece acompañamiento en vez de ser sometido a los golpes bajos de la política. “Hoy más que nunca destaco la hombría de bien del gobernador Capitanich” resaltó en un diálogo radial en el que apeló a la solidaridad entre todos.

La reacción razonable se plasmó en la Legislatura, donde el bloque radical acudió sin echar más leña al fuego y acompañó la votación de cuatro proyectos del Ejecutivo vinculados con la emergencia sanitaria. Pero hubo más: el viernes, con la debida reserva, el gobernador dialogó con Carim Peche, otros diputados opositores y el intendente Cipolini de Sáenz Peña sobre necesidades de la gobernabilidad, comenzando por la ley de consolidación de obligaciones de la administración pública, considerada imprescindible para la ajustada situación fiscal que atraviesa la Provincia y que se puede agravar si no se generaliza la reactivación de la economía. El voto radical fue asegurado con algunas propuestas de aspectos menores que el oficialismo, aun con un bloque sin homogeneidad, acompañará en la próxima sesión.

ARREMETIDA DEL COMERCIO

Otra reunión presidida por la vicegobernadora junto al ministro Lifton, el subsecretario de Municipios y los diputados Sager y Pedrini incorporó a los intendentes del Gran Resistencia -de puntual participación excepto Gustavo Martínez, que envió al presidente del Concejo Deliberante- y encontró coincidencias impostergables con los voceros empresarios José L. Cramazzi, presidente de la Federación Económica, y Martín Giménez, titular de la Cámara de Comercio de Resistencia, para comenzar una nueva etapa. El comercio capitalino abrirá desde mañana con las precauciones sanitarias conocidas, tal como están funcionando los supermercados, y será a pleno desde el miércoles con rubros como indumentaria y calzado. A la vez se notificaron de que la Nación pagará el ATP para cubrir sueldos de junio y que el IFE inyectará fondos que pueden mejorar la demanda del universo pyme, al borde del colapso. Hay otros sectores en consideración, como el de la hotelería, con el cual contactó el propio Capitanich, que ayer inyectó novedades con la prioridad absoluta de la red sanitaria, alternativas como un feriado largo para los tres poderes del Estado y en lo administrativo seguir adelante con la jubilación de oficio a los 60 años que apoyan los municipios y la consabida resistencia de los dirigentes de los privilegiados gremios estatales.

LA VISITA PRESIDENCIAL

El dato político más relevante es el anticipo de la visita presidencial del próximo martes, con la que Alberto Fernández, que no deja de mencionar a Resistencia como un eje de atención prioritario por su caudal de contagios y de fallecimientos, aportará al fortalecimiento de acciones preventivas y atención médica por la pandemia.

Al cabo de un centenar de días, la premisa es preservar vidas en el territorio chaqueño, en el AMBA o donde sea: “Estamos dispuestos a pagar el costo político para salvar vidas” remarcaba el jefe de Gabinete Santiago Cafiero a propósito de las críticas.

El Chaco, que perdió más vidas que las de sus héroes de Malvinas, necesita comprensión del trance crucial y unirse sin mala fe, con el mejor ejemplo solidario de su dirigencia en todos los planos.