Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/193070

Nuevo video complican a un intendente de Corrientes y a su hermano por robo y lesiones a un periodista

El hecho de lesiones y robo de un celular a un comunicador de la vecina provincia sucedió cuando bajaban mercaderia frente a la que sería la casa del jefe comunal en la localidad de Mburucuyá .

Marcelo Florindo se hallaba en una calle de la zona céntrica de Mburucuyá transmitiendo en vivo por Facebook, a través de su teléfono. El periodista grababa a un grupo de personas que bajaban mercaderías de un camión a una casa cuando fue atacado, según la denuncia realizada. Florindo dijo que quien lo golpeó fue el propio jefe comunal, que pertenece a la Unión Cívica Radical. A su vez, el hermano del intendente, Guillermo Guastavino, le quitó el celular y no se lo devolvió.

 Minutos más tarde, las imágenes en vivo fueron borradas de la cuenta de Facebook del periodista local, que hizo la denuncia penal por los delitos de robo y lesiones en la comisaría local. A su vez, el hospital público constató las lesiones sufridas por el denunciante.

La denuncia por robo y lesiones apunta a los hermanos Guastavino como los supuestos autores y el caso será investigado por la fiscalía de Instrucción del departamento de Saladas. "El gravísimo hecho de que un Intendente Municipal, y su hermano no entiendan que la libertad de expresión y el trabajo periodístico realizado en la vía pública es un derecho del suscripto conlleva una gravísima afectación institucional", se lee en la querella que interpuso el periodista.

"En ese sentido, que el máximo funcionario local proceda, a golpes de puño y violencia física y verbal a intentar amedrentar a un periodista, que realizaba una labor en frente de su casa, resulta claramente un hecho repudiable y también punible", agrega. 

El escándalo también generó otra vez en Mburucuyá fuertes sospechas sobre el manejo de alimentos para familias humildes que el gobierno provincial envía a esa localidad. Esto es porque los alimentos fueron guardados en un domicilio que sería de propiedad de los padres de Guastavino y no en alguna dependencia de la Municipalidad.

In fraganti

Un segundo video de una cámara de seguridad volvió a dejar en evidencia al intendente de Mburucuyá, Pablo Kelo Guastavino, denunciado junto a su hermano por atacar violentamente y robarle el celular al periodista Marcelo Florindo, una causa en la que el jefe comunal podría quedar detenido esta semana.

La investigación reveló en las últimas horas una segunda prueba fílmica de un video grabado por una cámara de seguridad en la que el periodista aparece en la vereda y en la calle realizando su cobertura, sin entrar a ningún domicilio, mientras grababa con su celular imágenes de la descarga de mercadería del Estado en la casa familiar de los hermanos Guastavino.

Esa descarga de alimentos en un domicilio particular también pone bajo sospecha al intendente denunciado por violento porque se trata de cajas que debían ser entregadas directamente a comedores comunitarios en la emergencia por la pandemia de Covid-19.

Este hecho revelado por Florindo puede generar una causa por el supuesto delito de peculado contra los Guastavino.

 

Peculado es unos de los delitos más graves de funcionario público. Las cajas de alimentos habrían sido enviadas por el Gobierno nacional en el marco de la emergencia sanitaria.

 

El 9 de junio, el periodista Florindo fue salvajemente atacado por Kelo y su hermano José Miguel Guastavino en plena calle cuando este filmaba la descarga de la mercadería en la casa de ambos; además, sufrió el violento robo de su celular, grave delito por el cual la Justicia debe resolver un pedido de detención. Esta parte quedó registrada en el primer video que trascendió de una cámara de seguridad de la zona.

El robo del celular y la golpiza contra el comunicador quedaron registrados por una cámara de seguridad, cuyo video está en manos del juzgado de Instrucción de Saladas como la primera prueba que involucra gravemente a los Guastavino. Además, la jueza María Mareco tiene en sus manos el examen médico que comprobó las lesiones que sufrió el periodista cuando fue atacado por el intendente y su hermano.

Con todas las pruebas del caso, la jueza Mareco deberá resolver esta semana si ordena las detenciones del intendente Guastavino y su hermano por cuatro delitos: robo, lesiones, amenazas y encubrimiento.

La querella fue presentada hace cinco días por el abogado Juan Manuel Cubilla Podestá, quien incluirá el delito de encubrimiento esta semana porque los acusados habrían destruido el celular de Florindo con el objetivo de destruir la prueba del ataque que ellos mismos protagonizaron cuando el comunicador alcanzó a filmarlos.

“El video que destruyeron es el ataque que el mismo periodista sufrió cuando ellos le pegaron antes de robarle el celular, una labor periodística que realizaba en plena calle donde nadie se lo puede impedir por su libertad de expresión y de prensa”, explicó Cubilla Podestá. “También intentaron destruir las pruebas del video de la descarga de mercadería del camión a la casa de los Guastavino”, agregó el abogado.