Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192714
Un fallo frenó el impuestazo

La administración de Gustavo Martínez sufrió otro revés judicial

Hicieron lugar a una acción presentada por el concejal Bolatti. Ahora deberán dar marcha atrás con la medida ampliamente rechazada.

Cuando terminó el primer trimestre del año se supo que la orden que dio el intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, en materia impositiva no podría durar mucho tiempo más.

Es que la recaudación, una de las más bajas en los últimos años, demostró que el vecino tenía pocas posibilidades de pagar los impuestos que pretendía cobrar el intendente.

Y ese impuestazo, ampliamente rechazado por la sociedad, ayer recibió el tiro de gracia cuando la Justicia le dio la razón al edil del Frente Grande Fabricio Bolatti que presentó un amparo atacando la legalidad de la ordenanza.

Más concretamente la Cámara en lo Contencioso Administrativo, integrada por Héctor Felipe Geijo y Natalia Prato, hizo lugar a la medida cautelar innovativa peticionada por el concejal Bolatti contra el impuestazo.

muni Resistencia.JPG

A su vez ordenó la suspensión de los efectos de la Ordenanza 13.258, y sus Anexos Impositivo y Tributario, retroactivamente a la fecha de su promulgación, hasta que sea resuelta la acción de amparo.

En otras palabras, la Comuna, de momento, no podrá cobrar el impuestazo que planificó para este año. Es decir, la herramienta más importante en materia fiscal.

EL FALLO

En el fallo, que implicó un duro golpe para la administración de Martínez, se puede leer: “Ello nos persuade de que la verosimilitud del derecho resulta acreditada, por lo que corresponde acceder a lo requerido y dictar una medida que mantenga la situación de derechos existente con anterioridad a la ordenanza impugnada, garantizando de esta manera los derechos que menciona el actor a título personal pero, fundamentalmente como él expresa, ...con el propósito de mantener vigentes los derechos de los contribuyentes y ciudadanos en general..., es decir, con la intención de que sean extendidos a los contribuyentes y ciudadanos de Resistencia”.

“Tampoco, prima facie, se habría cumplido con la doble lectura exigida por el artículo 153 de la Carta Orgánica, necesaria para la modificación de los tributos existentes, restringiendo nuevamente las facultades y competencias deliberativas del concejal Bolatti para aquella oportunidad”, indicaron.

“Conforme lo establecen los artículos del Reglamento Interno del Concejo Municipal, cumplida la votación para definir la aprobación del proyecto en general, se habría sancionado la ordenanza sin pasar previamente a la discusión en particular”, también destacaron en el dictamen