Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192530

La emergencia en emergencia: entre dos y cuatro incendios a combatir por día en Charata

CHARATA (Agencia) Entre dos y cuatro incendios (fuegos iniciados en zona rural o barrios, mayormente), responden los Bomberos Voluntarios, y de la Policía en Charata y alrededores.

Charata no tiene un área de defensa civil, ni tampoco un comité de emergencias. A la situación de Salud y policías, se suma ahora la de los bomberos.

La imprudencia, mayormente, han generado que la demanda de atención de bomberos aumente por incendios en zona rural y barrios

La imagen: en medio del caos que significa ingresar –y salir-  por una única salida a Charata, retornan tres unidades de los bomberos voluntarios de Charata. La cara de cansancio, tiznada por el trabajo de apagar el fuego, se ve en cada bombero.  

Impacientes, autos, camiones, camionetas, bicicletas, motos se van metiendo entre ellos. El estrecho pasillo de espera, hace que, nuevamente se genere una cola sobre la Ruta Nacional 89. Los bomberos frenan, dejan pasar los autos.

Cabe recordar que los caminos en la zona rural están cortados, sin señalización, tanto los que van a Pinedo como a Las Breñas, la necesidad de controlar, se ha vuelto un caos, que probablemente el lunes pueda mejorar, con las nuevas medidas.

¿Cuántos incendios por día están atendiendo? “Entre dos y cuatro por día. Arrancan, por lo general a las 13 o a las 19”, cuenta a NORTE, Gustavo Santos, jefe de los Bomberos Voluntarios de Charata. Este viernes, venían de apagar el segundo, casi todos en zona rural, o barrios, donde la gente prende pastos secos, o basura.

Frente al control de ingreso está el cementerio, donde hace varios días la humareda se ve. Cementerio lindante a la Ruta 89. Hacemos unos metros, apenas, también en un sector cercano a uno de los barrios lindantes a la ruta, el fuego se aproxima, están quemando pasto seco. Toda la secuencia, desde que los bomberos ingresaban, a ver los dos fuegos, pasa en 10 minutos.

La situación se ha hecho muy común: inconciencia, irresponsabilidad, y falta de empatía con vecinos, el humo es casi constante desde hace meses. No hay control, ni sanciones.

¿Cómo los afecta económicamente y en recursos esta situación?. “Nosotros somos 13 personas, y tenemos dos unidades fuera de servicios, porque las reparaciones son muy caras. Además, nos enteramos hace un par de meses, que desde diciembre el municipio, quien pagaba el seguro ya no lo hace, y los ingresos son escasos”, explicó Santos.

Cabe recordar que en poco tiempo, los bomberos de la Policía y Voluntarios, tuvieron que trabajar con incendios en empresas relacionadas al sector productivo, además de los diferentes incendios en la zona rural o barrios.

En cada circunstancia grave que le tocó vivir a Charata con el fuego: incendio de la Escuela 32 (la consumió casi completamente) y un local de venta de electrodomésticos (se consumió totalmente), se planteó a las autoridades crear un grupo de Defensa Civil o un comité de emergencia permanente. Algo que aún, no sucede.

La demanda económica, la de recursos humanos, para quienes prestan servicios tan vitales, como es la médica, suma ahora otro componente. Por supuesto que a esto se suma la policía, cuya labor aumentó con la pandemia, por el control que ejercen en la cuarentena. Los servicios esenciales, plantean un gran desafío a resolver para las autoridades ejecutivas y legislativas de Charata.