Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192413
No prosperó la supuesta emoción violenta del carnicero

Condenan a 16 años al asesino del cabo Ojeda

Hugo Gómez atacó con un cuchillo al policía Gastón Ojeda en una plaza de Napenay, cuando iba a identificarlo debido a un llamado a la Comisaría.

SÁENZ PEÑA (agencia) - Finalmente, la jueza de la Cámara Segunda en lo Criminal Rosana Glibota condenó a la pena de 16 años de prisión a Hugo Gómez, acusado de asesinar al cabo de policía Gastón Ojeda. La pena fue por encontrarlo responsable del delito de homicidio, no aplicó el agravante de que el crimen tuvo como víctima a un efectivo de una fuerza de seguridad y tampoco contempló acreditado el pedido de la defensa de una exculpación por haber actuado preso de una emoción violenta.

Además rechazó los planteos de nulidad efectuados por las partes.

Para la jueza quedó acreditada plenamente la materialidad del hecho ocurrido el 4 de marzo de 2018 cuando Ojeda perdió la vida en cumplimiento de su deber, como la autoría por parte de Gómez del crimen por el material probatorio surgido del debate.

Además valoró una serie de testimonios recabados en la causa, los cuales, además de confirmar distintos aspectos vinculados con la materialidad del hecho, sindicaron a Gómez como la persona que lesionó a Ojeda con un cuchillo el 4 de marzo de 2018. Tanto el representante del ministerio público como la querella en sus alegatos habían considerado la conducta asumida por Gómez encuadrada en las previsiones del artículo 80 inciso 8, agravante para quien diera muerte a un efectivo de una fuerza de seguridad.

Todo parecía encaminarse hacia una sentencia condenatoria de prisión perpetua para el único imputado, si embargo la jueza consideró que a Gómez le cupo una actuación voluntaria y con pleno conocimiento de los elementos que componen el tipo en su aspecto objetivo‘.

En definitiva para la jueza ‘no pudo comprobarse que Gómez haya matado al cabo Ojeda por su condición de funcionario policial como afirmaban la querella y el ministerio público‘ y tampoco se pudo comprobar que ‘haya actuado bajo emoción violenta que atenúe la responsabilidad del imputado‘ refirió la jueza en su fallo.

Mencionando la ubicación de la lesión que le produjo la muerte - en la región del tórax y el arma empleada -un cuchillo de unos 20 centímetros de hoja- para la jueza esto ‘revela la clara intención homicida que tuvo el acusado‘.

Además no dejó de observar en la sentencia que ‘debe ponderarse el desempeño de este como canicero, lo que determina el innegable conocimiento que tenía de las consecuencias lesivas que tendría una lesión de esa naturaleza, con ese arma en una zona vital‘ como la de ubicación de esa herida.

"QUEDARON DEMOSTRADOS LOS EXTREMOS

La querella a cargo del abogado César Collado adelantó que va a recurrir el fallo ya que a su criterio ‘están probados los dos extremos para la aplicación del agravante previsto en el inciso 8 del artículo 80 del Código penal, relacionado con la aplicación del mismo a quien matare a un funcionario de una fuerza de seguridad por su cargo o condición...‘.

Para Collado ‘el primero de esos extremos queda probado con la orden emanada desde la comisaría de Napenay para la identificación de una persona de apellido Maidana‘ y en cuanto al otro ‘la jueza se olvida de mencionar en los fundamentos o no lo valoró

Notas Relacionadas