Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192050
EN QUÉ CONSISTE UNA ALARMA VECINAL

Las herramientas a las que recurren los barrios por la inseguridad

Los hechos delictivos no cesan en algunas zonas de Resistencia. Los habitantes quieren sentirse seguros en sus casas.

Ante la actividad delictiva que cada vez aumenta en mayor medida, según señalaron los vecinos de algunos barrios de Resistencia a NORTE, éstos están informándose de algunas soluciones a sus demandas, que no es más que sentirse seguros.

alarmas.jpg
Vecinos del barrio STM 100 Viviendas trabajando en la colocación de una ventana con protección reforzada.

Federico Sitja instala alarmas vecinales y cámaras de seguridad para una empresa de la capital chaqueña y contó en diálogo con NORTE en qué consiste este trabajo.

Las alarmas vecinales, barriales o comunitarias, son dispositivos que consisten en una sirena y un reflector instalado en varios postes, dependiendo en cuáles se seleccione instalar por parte de los vecinos.

Esta sirena se activa manualmente, con las llaves de acceso que tienen los vecinos que decida el grupo de ciudadanos. La cantidad de “representantes” que tienen el acceso a activar la sirena y que con ello activan también los reflectores, lo deciden los vecinos.

alarmas2.jpg
Rejas reforzadas, una constante en todo el barrio STM 100 Viviendas.

“Se las activa manualmente desde la casa, es decir, no son de activación automática. Cuando un vecino entiende que hay un peligro o una actitud sospechosa la activa”, comenta Sitja.

En este marco, el sistema de alarmas trabaja de forma independiente al de las cámaras, aunque existe la posibilidad de anexarlos para que trabajen de forma coordinada.

Hay distintos tipos de cámaras, las hay fijas, móviles, de 360 grados de rotación.

En fin, para un barrio sugiere la instalación de unas cámaras móviles que tienen la particularidad de grabar en un período determinado de tiempo en distintas posiciones.

Esto es, por ejemplo, “que registre en períodos de 10 segundos la esquina, los 10 segundos siguientes la mitad de la cuadra, y los otros 10 el final de la cuadra”.

alarmas3.jpg
Una alarma barrial ya instalada. Los vecinos averiguan detalles de su instalación (foto, gentileza).

Para la instalación se necesitan los insumos que incluyen el cableado, lo que está sujeto al stock del mercado, algo incierto en tiempos de pandemia y cuarentena.

Hablando de costos y haciendo la salvedad de que los precios son variables, la instalación de un kit de cuatro cámaras en calidad HD 720p ronda los $28.000. Este kit viene además con un tendido de cable de entre 18 y 20 metros, el DVR (o grabador de video digital), el disco rígido y algunas configuraciones en las que hay que intervenir.

La instalación del equipo superior, de 8 cámaras, ronda los $34.000.

En cuanto a la alarma barrial, la instalación ronda los $38.000, lista e instalada con alrededor de 30 controles, a los que luego se puede agregar más. Incluye dos alarmas de poste con sistema de luz.

Los precios mencionados incluyen insumos e instalación, aunque la escalada del dólar podría afectar los costos y éstos aumenten.

INSEGURIDAD

Unos de los barrios que estuvo consultado sobre este sistema es el STM 100 Viviendas.
Los habitantes de esa zona ubicada en cercanías de ruta 11 y el barrio Carpincho Macho, averiguaron en qué consiste la instalación de estos elementos para sentirse más seguros.
Aún no concretaron la idea, pero sí comentaron a NORTE que están “cansados de la inseguridad”.

En ese sentido, comentaron que allí “desde hace dos años viene incrementándose los hechos delictivos”.