Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/191659
CAMPERAS Y BARBIJO

Días de bajas temperaturas imponen doble esfuerzo para protegerse del virus

Resistencia atraviesa su térmica más fría en lo que va del año y cuidarse es esencial para no dar ventaja al Covid-19.

El pronóstico del tiempo en la ciudad de Resistencia indica que habrá una disminución de temperaturas para este fin de semana, con cielo despejado y soleado aunque con algunas nubes para el domingo.

A la pandemia de coronavirus se le suma la circulación de la gripe y otros virus que habitualmente coexisten durante los meses de bajas temperaturas.

Según indica el Servicio Meteorológico Nacional, la temperatura mínima de  este jueves 7 de mayo se registró con 3°C y la máxima alcanzará los 20°C, con un cielo algo nublado por la mañana y despejado a la tarde. Para el viernes 8 y el sábado 9 se espera una máxima de 22 y 27 grados respectivamente, con una mínima de 7ºC y cielo despejado en ambos días.

La dirección predominante de viento desde el sur marcará la temperatura de cada jornada, e impactará directamente en la temperatura con una disminución que se sentirá en las primeras luces. Aunque no se presentarán ráfagas de viento, se esperan vientos leves con velocidades entre 7 y 12 kilómetros por hora el viernes por la mañana, aumentando entre 13 y 22 kilómetros para el sábado a la noche.

Para el domingo está pronosticado una mínimas de 14ºC y una máxima de 27ºC, con vientos leves desde el noreste. Si bien es evidente el descenso de la temperatura, no se esperan lluvias durante el fin de semana, aunque las precipitaciones podrían darse el próximo lunes o incluso martes.

¿LA LLEGADA DEL FRÍO FAVORECE AL COVID-19?

A la pandemia de coronavirus se le suma la circulación de la gripe y otros virus que habitualmente coexisten durante los meses de bajas temperaturas, y si bien aún no está definido científicamente cuál es la temperatura exacta que resulta más propicia para la expansión de esta enfermedad, lo que sí se sabe es que, como ante cualquier otra enfermedad respiratoria, ciertas conductas y condiciones pueden favorecer el contagio.

Con la llegada de las bajas temperaturas, se tiende a mantener cerrados los ambientes cuando en realidad lo que se indica para mantenerlos limpios es una buena ventilación, de al menos una hora diaria.

Por otra parte, la población en general tiende a permanecer más en espacios cerrados, y más en contexto de aislamiento. Por lo que no sólo el ambiente se vuelve más viciado sino que además hay más contacto cercano, lo que se favorece la transmisión. No ocurre lo mismo con el dengue, otro mal que nos afecta hoy en día.

Esta enfermedad es controlable en épocas invernales, ya que cuando comienzan las bajas temperaturas los mosquitos adultos se refugia del frío, pero quedan los huevos pegados en las paredes esperando la primavera siguiente para eclosionar, por lo que con una limpieza profunda se puede evitar la epidemia del verano y el otoño siguiente.

Notas Relacionadas