Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/191650

El hito histórico del Goodyear en el transporte

A comienzos del siglo XX las ruedas de los vehículos eran del tipo macizas y duraban muy poco hasta que Goodyear introdujo el primer neumático. El hecho se llevar aire en su interior hizo a las ruedas más amigables con los chasis y las suspensiones comenzaron a evolucionar pensando en el confort.

Pero en el transporte era diferente, los intentos por equipar con neumáticos a los camiones terminaban todos en estallidos hasta que en 1917 la compañía decidió hacer dos cosas, probar en el campo sus diseños e instalar a la marca como líder en el mercado.

packard.jpg
Hasta que Goodyear desarrolló los neumáticos para camiones los transportes se movían sobre ruedas macizas lo que aumentaba el margen de fallas mecánicas y desalentaba los recorridos largos.

Así nació el  Wingfoot Express, el primer camión de Goodyear equipado con neumáticos inflados. Era un Packard de cinco toneladas que fue preparado por trabajadores de la compañía de Goodyear de Akron, en Ohio (Estados Unidos), con la idea de realizar la primera ruta interestatal de camiones con recorridos regulares de ida y vuelta, sin escalas, hasta la fábrica de tejidos para neumáticos de Goodyear en Connecticut, lo que supone una distancia total de 1.190 kilómetros.

camion.jpg
El Packard de 7 toneladas bautizado “Wingfoot Express” que inauguró una nueva manera de transportar mercaderías en 1917.

El camión disponía de una espartana cabina para descanso que permitía a los conductores turnarse, la primera cabina con litera en la industria. Tras este espacio, se colocaron además una docena de neumáticos de repuesto. El vehículo fue seguido por un equipo de apoyo formado por un ingeniero de neumáticos, una cámara de video y un publicista.

La travesía no fue fácil. El camión se hundió en el barro, el motor falló dos veces... los reventones se repetían cada 120 kilómetros y el camión avanzaba a 25 kilómetros por hora; pero finalmente el equipo de Goodyear logró llegar a la fábrica de Connecticut con 21 días de retraso, donde fueron recibidos por cientos de empleados y música.

apoyo.jpg
El equipo de apoyo del Wingfoot Express. Eran camiones de traslado de personal equipados con los novedosos neumáticos inflados con aire.

La ruta como laboratorio

El ingeniero de neumáticos que acompañó a los conductores en este trayecto, aplicó rápidamente los conocimientos aprendidos durante la experiencia para mejorar los nuevos modelos, que pronto estuvieron disponibles.

puente.jpg
La imagen ilustra los inconvenientes que tuvieron los primeros viajes de los camiones de Goodyear estableciendo rutas interestatales en Estados Unidos a comienzo del siglo XX.

Los avances consistieron en reforzar el talón de la cubierta para aumentar la resistencia y evitar los reventones. Además se aplicó el concepto de cordón de algodón de Goodyear, en la actualidad sustituido por fibras sintéticas, que ya había sido empleado de forma eficaz para la fabricación de neumáticos para los automóviles.

Tras estas mejoras, siete camiones Wingfoot Express fueron puestos en marcha, entre ellos los modelos White, Mack y Packard, de entre tres y cinco toneladas. Esta primera experiencia trajo consigo avances que permitieron que, en 1918, siete camiones realizaran una excursión de casi 5.000 kilómetros sin sufrir ni un solo pinchazo y luego recorrieran 50.000 KM en cuatro viajes de ida y vuelta pero fue el Wingfoot Express el que  reinventó el camión, una nueva fórmula de transportar mercancías y cargas pesadas.