Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/190353
ESCAPÓ Y PIDIÓ AYUDA EN UNA VERDULERÍA

Vilelas: secuestró a su mujer cinco días y con un amigo la violaron

 Un sujeto invitó a la víctima a instalarse en una casa precaria a orillas del riacho Barranqueras. Allí empezaría una pesadi­lla para la mujer, que logró huir y fue auxiliada.

Jorge Cáceres Olivera, fiscal temático que ordenó las detenciones por el brutal ataque a una mujer de 35 años.

Un tremendo hecho de violencia de género se registró en las últimas horas en Puerto Vilelas, donde una mujer de 35 años logró salir con vida del interior de un rancho, a orillas del riacho Barranqueras, donde la pareja el 23 de marzo logró convencerla para pasar el día pescando.

Pese al impedimento ya que está en vigencia por el aislamiento social obligatorio, la víctima aceptó la propuesta de C.A.A., apodado “Bebo” de 32 años y se dirigieron ese mismo día a la casa de un hombre de 67 años, D.C, los cuales fueron detenidos por orden del fiscal en temática de violencia de género en feria Jorge Cáceres Olivera.

La víctima que reside en un barrio de la zona sur de Resistencia estuvo hasta el 28 retenida en ese lugar, donde de acuerdo con la denuncia a la que accedió NORTE atravesó los más graves sometimientos, los cuales comenzaron con su pareja y luego la del sexagenario y dueño del rancho.

En los momentos que recuerda la mujer, su agresor le pedía que acepte cada una de las condiciones que exigía porque de lo contrario mataría a un hijo y madre de ella, además de advertirle que en caso que lo denuncie debería asegurarse de quedar detenido porque, una vez que saliera, la buscaría para matarla. Los sometimientos eran en distintos momentos, y siempre el hombre de mayor edad aguardaba las indicaciones de “Bebo”.

Los días transcurrieron con ingesta de alcohol de parte de los agresores, pero pasando el tiempo el maltrato iba aumentando. Cáceres Olivera los acusa de abuso sexual agravado. La pareja de la víctima en todo momento refería a hechos de infidelidad, situación que enardecía al sujeto: la denunciante relató en la comisaría que el momento donde más temió por su vida fue cuando “Bebo” la tomó del cuello, le pegó codazos ahí y en el vientre, y advirtió que la mataría y la enterraría al lado del río.

EL MOMENTO DEL ESCAPE

En una de las tantas veces que la mujer fue violada, ella logró con la excusa de ir al baño salir por “el lateral de la casa que da hacia los barcos donde hay un tejido”, y corrió hasta llegar a una verdulería cerca de la arena, aportó como dato relevante la víctima en la seccional de Puerto Vilelas. En ese momento ya en resguardo logró contar lo que le había pasado, interviniendo la policía y a partir de allí el fiscal Cáceres Olivera.

Los dos acusados de secuestrar y violar a una mujer están detenidos y deberán prestar declaración de imputados ante el fiscal de violencia de género.

SU AGRESOR PASÓ POR LA COMISARÍA

El 28, cuando la mujer se hallaba realizando la denuncia, observó que por la dependencia ubicada en la avenida San Martín pasó su pareja caminando, dando aviso a los policías, los cuales lo detuvieron de inmediato. Con más datos, luego el fiscal dispuso que se aprehenda al sujeto de 67 años que se hallaba en el rancho cuando los efectivos se dirigieron hasta el riacho.

Se espera para hoy que se produzcan otras medidas de pruebas para verificar los lugares que describió la víctima en sede policial, mientras se aguarda de un momento a otro que los dos agresores designen sus abogados para luego concurrir al acto indagatorio.

La mujer en tanto quedó contenida por un equipo interdisciplinario dentro de los parámetros establecidos de aislamiento social, y el seguimiento del protocolo para víctimas de violencia de género y ataques sexuales.

MENOS DENUNCIAS

El fiscal Cáceres Olivera dijo a NORTE que desde la vigencia de la cuarentena “se registra un 50 por ciento menos de denuncias, alrededor de seis por día”.