Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/190325

Peregrinando en cuarentena

Un mensaje muy especial de los guías de la parroquia San Javier de Resistencia. 

El padre Marcelo probando la cámara para la transmisión online de la misa.

Domingo anterior a ramos, primera“misa de niños”, no se vieron los pequeños corriendo, ni a los catequistas juntos bailando y practicando la coreografía antes de comenzar. La parroquia San Javier estaba en silencio, con sus cuatro curas: Marcelo, Fernando, Pablo y Ricardo preparando todo para la transmisión, mientras de a poco toda la comunidad se iba conectando.

Fuimos más de 400 los que hoy compartimos la misa por Facebook, separados pero unidos, lejos, pero con el corazón explotando de alegría de poder compartir la eucaristía del Señor en comunidad. 

No hubiera sido posible sin un pastor con olor a rebaño como nuestro párroco Marcelo, quien, en nombre de Dios, nos sigue reuniendo, nos sigue alentando a “pechear juntos” a “rezar unos por otros y por aquellos en primera fila, aquellos que están en las calles y sanatorios cuidándonos”, que no deja de repetir que, como la canción de Zini, “para salvarse hay que juntarse, arremangarse, neike chamigo”.

Celebración. Los padres Marcelo, Fernando y Ricardo, mientras que a Pablo no se lo ve porque está en la computadora.

Así, cada uno desde nuestras casas, con nuestras familias, entre risas y lágrimas escuchamos con atención sus palabras: “Tenemos los cristianos la misión de ser testigos de esperanza, no porque nos vaya bien, pero tenemos que ser levadura en la masa, en nuestros entornos, nuestras familias, donde se empieza a hacer pesado esto de estar encerrados, donde mete miedo lo que vendrá porque no sabemos como sigue, ser testigos de esperanza, no es decir todo va a estar bien quédate tranquilo, la esperanza se funda en algo mucho mas grande, el Señor de la vida, Él está en la barca con nosotros, Él camina no nosotros, hace historia con nosotros y nos invita hacer de esta historia, historia de salvación hoy, para que el mundo no le afloje”

Y el regalo sorpresa del final, para pasar la nostalgia del recuerdo del bochinche, unos divertidos y ensayados pasos de baile al son de “Quitá la piedra Marta” que demuestran que todo se puede cuando el amor une. Y así con el alma llena de esperanza, cado uno de nosotros guardó esas palabras para hacerlas misión.

El aislamiento puede ser físico, pero los guías de la San Javier siempre están juntos e invitan a peregrinar.

Por eso, ahora te escribimos a vos, que estás con miedo, que no ves esperanza, que camines con nosotros, unite al grupo de Facebook “Peregrinando en Cuarentena” y se parte de nuestra comunidad, te esperamos con los brazos abiertos.

Los Guías de la Parroquia San Javier