Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/182781

El Concejo Municipal aprobó la destitución del intendente de Miraflores

Tras varios días de tensión, la localidad de Miraflores parece ya tomar las riendas del problema y ayer, luego de una larga deliberación, el Concejo Municpal decidió aprobar la destitución del intendente de Miraflores, Néstor Amarilla. En su reemplazo asumirá el presidente del Cuerpo Deliberante, Javier Fariña.

MIRAFLORES (Agencia) – Finalmente el Concejo Deliberante de Miraflores decidió destituir al intendente Néstor Amarilla a través de la Ordenanza 1.515/19 aprobada  cerca de la medianoche del miércoles, y designar en el cargo hasta finalizar el mandato al Presidente del cuerpo deliberante Javier Fariñas.

El ex Intendente Néstor Amarilla durante la tensa reunión con miembros del Concejo Deliberante de Miraflores.

La decisión se produjo en el cierre de una jornada de intensos debates, manifestaciones sociales y pedidos de destitución por parte de comunidades aborígenes, empleados municipales y referentes de otras instituciones.

Por la mañana, los concejales se habían reunido para analizar la situación e inclusive le pidieron a la Policía que lo convocara al Intendente Amarilla para intentar destrastrabar el conflicto. Amarrilla se presentó en la Municipalidad, mantuvo contacto con referentes sociales y empelados municipales y finalmente se retiró con la promesa de sacar licencia para descomprimir la situación.

Por  la noche, ingresó al Concejo el pedido de licencia por 20 días, situación que generó tensión y malestar en los manifestantes que aún permanecían en las inmediaciones del municipio quienes pedían que el Jefe Comunal directamente tomara licencia hasta el 10 de diciembre.

CAOS INSTITUCIONAL

Desde hace meses Miraflores viene sumergida en un caos institucional, con deudas de más de dos meses a la mayoría de los empleados y con una prestación de servicios prácticamente nula por falta de recursos y por las constantes medidas de fuerzas de los trabajadores que mantenían paralizado al municipio.

A eso se le suma la situación de salud que apadece Amarilla que lo mantenía prácticamente alejado de su función y sin gestión de recursos para la comunidad. 

Durante la jornada de ayer si vivieron tensos momentos fuera del Municipio de Miraflores. Los manifestantes se pusieron firme para exigir una medida que cambie esta triste realidad que venía afectando a toda la comunidad.

Los empelados venía realizando protestas todos los meses, incluso con instancias de mucha tensión llegando a tomar en varias ocasiones el edificio municipal y las comunidades originarias reclaman la falta de asistencia con agua potable o servicios esenciales para el pueblo. 

 

En este contexto, los manifestantes se pusieron firme para exigir una medida que cambie esta triste realidad que venía afectando a toda la comunidad.

 

LA DESTITUCIÓN

Cerca de la medianoche del miércoles, tras haber rechazado el pedido de licencia de 20 días que había presentado Amarilla, el Concejo Deliberante decidió destituirlo y designar en el cargo a Javier Fariña, un hombre de confianza de Amarilla que en varias ocasiones había quedado a cargo del Municipio y era la cara visible en los últimos tiempos.

En los considerandos de la Ordenanza, hacen referencia  al pedido de destitución presentado el miércoles por la mañana por miembros de las comunidades originarias, representantes de los trabajadores del Estado y de otras instituciones locales; y recalcan que se llamó al diálogo al Intendente Amarilla, y que el mismo presentó pedido de licencia por 20 días. Además, aclaran que alrededor de las 23, las agrupaciones sociales y referentes sociales no estaba de acuerdo con los términos de dicho pedido de licencia.

Ante esta situación, los concejales decidieron destituir del cargo a Néstor Amarilla desde el día de la fecha y designar a Javier Fariñas hasta finalzar el mandato  el 10 de diciembre de 2019.

El femicidio de una adolescente, la sombre de Amarilla

Al caos institucional que enfrenta el municipio de Miraflore, que obligaron al intendente Néstor Amarilla a pedir licencia en el cargo y la posterior sustitución aprobada por el Concejo Deliberante se sumó el femicidio de la adolescente wichí, cuyo cuerpo fue hallado enterrado en la casa del exnovio Facundo Narciso, quien de acuerdo con la autopsia, la chica fue ahorcada. El sujeto está detenido y se encamina a la prisión preventiva.

La presión social se hace sentir por una continuidad de falencias cometidas por autoridades municipales y policiales, cuando ya habían radicado una denuncia por presuntos hechos de violencia de Moreya habría sufrido y no se hizo nada para prevenir finalmente su muerte.