Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/182416
La ong fustigó a Italia por cerrarle sus puertos

“Open Arms” rechaza oferta de recepción de España

El capitán del barco humanitario consideró “inviable” llevar a puerto español al centenar de migrantes, a bordo desde hace diecisiete días.

Es el enésimo caso de una embarcación humanitaria a la deriva en el Mediterráneo a la espera de que el gobierno italiano autorice el desembarco.

   Madrid, 18 (AFP) - Ante “la inconcebible respuesta de las autoridades italianas de cerrar todos sus puertos”, el gobierno español anunció este domingo que habilitaría el puerto de Algeciras, al sur de la península Ibérica, para recibir al “Open Arms”. Pero la oenegé española declinó la propuesta, afirmando que es “absolutamente inviable” navegar hasta Algeciras desde su ubicación actual, cerca de la isla italiana de Lampedusa, debido a la “emergencia humanitaria” a bordo, indicó su portavoz Laura Lanuza.

   “¿Quiere que naveguemos 950 millas marinas, unos 5 días más, a Algeciras, el puerto más lejano del Mediterráneo, con una situación insostenible a bordo?”, se preguntó en Twitter el fundador de la oenegé, Oscar Camps, quien recordó que los migrantes llevan 17 días en el barco. Proactiva Open Arms anunció que el centro de coordinación marítimo de España les ordenó dirigirse a Algeciras. Pero fuentes de la ong indicaron que la última palabra sobre si es posible y seguro hacerlo la tiene el capitán del barco.

“Urgente”

   En otro comunicado, de su ministerio de Exteriores, insistió en llamar “a todas las autoridades gubernativas italianas para que autoricen el desembarco” de los migrantes, y, de no permitirlo, advirtió que llevará el caso a la Unión Europea (UE) o instituciones garantes de derechos humanos. El texto aseguró a Roma que si desembarcan, “se producirá el reparto” de los migrantes entre los países dispuestos a hacerse cargo. Estos son Francia -quien este domingo dijo que recibirá a 40-, Alemania, Luxemburgo, Portugal, Rumania y España.

Otro factor que agrava la situación es que se ha mezclado la crisis política de Italia, donde se frustró una moción de censura de Salvini que buscaba dinamitar el gobierno.

“Desesperación”

   Pese a haber entrado el jueves en aguas territoriales italianas cerca de Lampedusa, luego de que la Justicia italiana suspendiera un decreto que se lo impedía, el “Open Arms” no ha recibido autorización para desembarcar del gobierno de Roma y su ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini. El ministro permitió, con reticencias, la evacuación el sábado de 27 menores migrantes. El “Open Arms” envió una “solicitud urgente” a Lampedusa para desembarcar a los restantes 107 migrantes, cuyas “condiciones psicofísicas son críticas”.

   Este domingo, Salvini criticó que el “Open Arms” rechazara la oferta española. “Increíble e inaceptable, ¿organizan cruceros turísticos y deciden dónde desembarcar?”, tuiteó. Proactiva Open Arms insistió este domingo en la “desesperación” de los migrantes a bordo, en un tuit de Oscar Camps, que publicó un video en el que se ve a un grupo de cuatro migrantes que se lanzaron al agua para llegar a nado a Lampedusa y fueron devueltos al barco por socorristas.

Gobierno español se defiende

   El gobierno de Pedro Sánchez, a su llegada al poder en junio de 2018, acogió a varios barcos humanitarios. Pero en los últimos meses no había permitido atracos de estos buques. “España es hoy con gran diferencia el país de la Unión Europea que más rescates realiza en el Mediterráneo”, indicó, afirmando que sus guardacostas recuperaron a más de 60.000 personas entre  2018 y 2019.

   Mientras tanto, otro barco humanitario, “Ocean Viking”, operado por SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras (MSF), sigue buscando un puerto seguro con más de 350 migrantes a bordo. “Por el momento, el ánimo es bueno”, indicó el coordinador de la misión de MSF, Jay Berger. Pero “no es bueno para nadie” estar mucho tiempo navegando sin desembarcar, apuntó.

Temas en esta nota

Open Arms migrantes Italia