Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/181563

Guatemala acuerda con EEUU actuar como “tercer país seguro”

El presidente Jimmy Morales confirmó este viernes que su país y EEUU negociaban acuerdos en temáticas tan distintas como "combate al crimen organizado", "migración irregular" o "visas de trabajo temporal".

Primero México, ahora Guatemala. Mediante amenazas comerciales y económicas, Donald Trump va promoviendo la creación de “Estados tapón” que estén obligados a recibir a los solicitantes de asilo que pretenden dirigirse a EEUU.

   Tegucigalpa, 26 (AFP y Reuters) – Aunque evitó hacer mención a la posibilidad de convertir a la nación en un "tercer país seguro" para migrantes, el mandatario admitió que “siguen las negociaciones” para tener las “mejores condiciones de los acuerdos que se firmen”. Agregó que estos están relacionados con “temas de seguridad”, otro de “solidaridad internacional para los migrantes” y otro para otorgamiento de visas a trabajadores agrícolas temporales, que espera que se extienda a otros sectores. Trump aseguró a los periodistas en la  Casa Blanca durante una ceremonia de la firma que el acuerdo permitiría un acceso más fácil a granjas y ranchos de EEUU a los trabajadores agrícolas.

   Una de las primeras reacciones a la decisión del Gobierno de Morales la emitió en Twitter Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, quien considera que Guatemala no es un “país seguro” para quienes piden asilo ni para sus propios habitantes. “Este acuerdo es contrario a la sentencia constitucional que impide al presidente firmar un acuerdo como este con Trump, que violenta los derechos humanos de quienes buscan asilo”, escribió.

   La teoría del “tercer país seguro” implica que los migrantes que solicitan asilo deben ser acogidos por el primer país que alcancen si este es considerado “seguro”, sin que se les permita que alcancen el territorio adonde se dirigían inicialmente. Analistas y organizaciones de ddhh advierten que Guatemala, uno de los países de donde surgen las principales corrientes migratorias en Centroamérica debido a las graves carencias económicas, sociales y de seguridad, no puede ser un “tercer país seguro”.

Temas en esta nota

Trump migrantes xenofobia