Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/180787

Los canales de navegación, atajos acuáticos

Los canales de navegación agilizan el transporte acortando distancias entre los ríos, los mares y los océanos que unen.

Por Juan Antonio Alberto - Email: [email protected]

Su desarrollo comenzó hace muchos siglos, pues ya existía un canal en el año 4000 a.C., en el territorio de lo que hoy es Irak. Su trascendencia para el tráfico comercial decayó a partir del siglo XIX, con el avance de los ferrocarriles, y posteriormente, ya en el XX, con la circulación de los camiones, no obstante existen algunos de gran significación para el tráfico mundial, tanto por la cantidad de pasajeros como por los grandes volúmenes de cargas que pasan por ellos, ya que reducen considerablemente los recorridos en algunas rutas transoceánicas, tal es el caso del canal de Panamá y el canal de Suez.

escolar.jpg

LOS CANALES DE NAVEGACIÓN

Un canal de navegación es una vía o curso artificial de agua hecha por el hombre, construido para la navegación interna de un país o para unir dos masas de agua separadas por accidentes geográficos, como un lago y un mar, dos ríos caudalosos o dos mares entre los cuales hay un istmo. Se utilizan para el transporte, a menudo surcados por barcazas en los canales fluviales y por barcos en los canales que conectan océanos.

Si bien es fácil definirlo, es difícil percibir directamente el esfuerzo, el trabajo, el estudio, los sacrificios que demanda materializar la palabra canal en una realidad geográfica y económica productiva. Si bien los costos de construcción de un canal son mayores que los de una carretera o una vía de ferrocarril, la amortización del capital invertido es muy superior, lo que, a la larga, indemniza favorablemente las inversiones realizadas.

La apertura de los grandes canales de navegación trae al mundo inmensos beneficios. Por Panamá, Suez, la larga vía del San Lorenzo y el cortísimo trecho de Corinto, transitan diariamente millones de toneladas flotantes, compuestas por mercaderías, materias primas para la industria, alimentos, viajeros..., a través de esos viaductos líquidos se establece un contacto efectivo entre todos los pueblos de la Tierra, que se acercan y vinculan en una forma real y práctica, agilizándose el intercambio comercial, cultural y artístico. Cada canal de navegación es esto y mucho más, ya que simboliza la expresión típica del hombre civilizado en su noble afán por afirmar el dominio de su inteligencia sobre las ciegas fuerzas de la Naturaleza.

SUS ORÍGENES

Desde hace milenios el hombre construye canales, tal vez sean éstos una de las primeras obras de ingeniería que plasmaron las primitivas civilizaciones. Mucho antes de la Era Cristiana hubo, en la Mesopotamia, canales que comunicaban los ríos Eufrates y Tigris, pero se trataba en principio de zanjas estrechas y poco profundas, dedicadas especialmente al riego, parecidas a las modernas acequias.

escolar2.jpg
Canal de Panamá.

No obstante, rápidamente el hombre advirtió que esas arterias líquidas podían servir como medios de comunicación, rápidos y cómodos, entre puntos distantes. Así nacieron los canales navegables. Otras pruebas aparecen en registros que se guardan en viejos papiros de la época de Ramsés I, faraón egipcio de hace 30 siglos, en ellos aparecen transcriptas las órdenes del monarca para que se profundizara y limpiara un antiguo canal que unía la ciudad de Bubastis con los Lagos Amargos. Éste es el más remoto antecedente del moderno canal de Suez.

Los chinos por su parte lograron abrir una red de canales navegables de cierta eficacia, hace ya muchos siglos. Se conserva todavía, y sigue siendo aprovechable, el Gran Canal que une a Pekín con Hang-chow a través de 1.600 kilómetros de distancia. Los romanos, los ingenieros prácticos más notables de la antigüedad, vislumbraron la importancia que tenían estos caminos líquidos. El propio Nerón proyectó la apertura de un canal que debía atravesar el istmo de Corinto, en Grecia, pero pese a su longitud pequeña -escasamente seis kilómetros-, la obra no pudo concluirse por los obstáculos que ofrecía el terreno rocoso que era necesario abrir. Mil novecientos años más tarde, la técnica moderna permitió realizar exitosamente esa difícil tarea.

Por nuestras tierras, en la América precolombina, los indios que vivían en el valle de México, en las grandes ciudades aztecas y chichimecas, intentaron canalizar las vías de agua laterales al gran lago de Tenochtitlán- Texcoco, pero fueron trabajos efímeros y de muy poca magnitud. En verdad, estaba reservada al mundo moderno la construcción de canales de uso práctico, duraderos, que lograran utilizarse en forma permanente. Esto se debe a los avances de la técnica, a las nuevas máquinas excavadoras que se emplearon y, sobre todo, a las esclusas, un sistema que es maravilloso en su misma sencillez y que permite vencer obstáculos materiales que parecieran insalvables.

Las esclusas son obras hidráulicas que permiten vencer desniveles concentrados en canales navegables, elevando o descendiendo los navíos que se encuentran en ellas. Pueden también formar parte de las estructuras complementarias de una presa, cuándo ésta se construye sobre ríos navegables.

El cruce de una esclusa es una operación delicada y lenta, hay que equilibrar los niveles de agua, primero con el tramo de canal donde se encuentra el navío, y luego con el otro nivel hacia el que saldrá el barco. Técnicamente, el limite de desnivel que puede ser vencido con una sola esclusa, es de aproximadamente 25 m.

Para desniveles mayores debe pensarse en esclusas concatenadas, como es el caso del río Vytégra que en los 37 km de su recorrido presenta seis esclusas para salvar un desnivel de 60 m. que lo comunica hacia el este (ascendiendo) con el río Kovja y el Lago Blanco y hacia el oeste (descendiendo) con el Lago Onega.

escolar3.jpg

LOS CANALES DE NOTORIEDAD INTERNACIONAL

Los canales internacionales son los que más han impresionado a los hombres modernos, ya que ponen en contacto dos masas de agua marítima u oceánica favoreciendo el tráfico de naves de todo el mundo a través de su curso. Entre estas maravillosas obras de ingeniería hallamos el canal de Corinto, el de Suez y el de Panamá. Pudiendo incluir, además, en esta categoría al canal del San Lorenzo, que une los grandes lagos canadienses y estadounidenses (que han sido llamados con justicia “Mediterráneo Americano”) con el océano Atlántico.

EL CANAL DE PANAMÁ

El Canal de Panamá es un canal de navegación, una vía de tránsito corta y relativamente barata entre el Mar Caribe y el océano Pacífico, ubicado en Panamá, en el punto más angosto del istmo centroamericano entre estos dos grandes mares. Inaugurado el 15 de agosto de 1914, ha influido formidablemente sobre los esquemas del comercio mundial, ha promovido el crecimiento en los países desarrollados y le ha dado a muchas áreas remotas del planeta el impulso básico necesario para su crecimiento financiero.

Así, por ejemplo, un barco carbonero que sale de la costa oriental de los Estados Unidos en dirección al Japón por la vía del Canal de Panamá ahorra unas 3.000 millas en comparación con la alternativa más corta de una ruta marítima; un barco bananero que sale del Ecuador en dirección a Europa, ahorra una distancia de unas 5.000 millas.

Estados Unidos y China son los principales usuarios del Canal. Efectivamente, en su gran mayoría, el tráfico a través del Canal se moviliza entre la costa oriental de los Estados Unidos y el Lejano Oriente, mientras que el tráfico entre Europa y la costa occidental de los Estados Unidos y Canadá constituyen la segunda ruta principal del comercio de la vía acuática.

canal-panama-crucero4.jpg
Un crucero en el Canal de Panamá.

Desde el punto de vista técnico, el Canal de Panamá es uno de los mayores logros de la ingeniería moderna. Del Atlántico al Pacífico mide 80 kilómetros de largo; tiene una profundidad de 12,8 metros en el Atlántico y de 13,7 metros en el Pacífico; el ancho es de 91 a 300 metros. Posee dos puertos terminales, uno en cada océano; tres juegos de esclusas gemelas: Miraflores, Gatún y Pedro Miguel, y uno de los mayores lagos artificiales del mundo, el Gatún, que cubre 425 kilómetros cuadrados y se formó por una represa de tierra construida a través del cauce del río Chagres.

Actualmente, la entidad administradora denominada Autoridad del Canal de Panamá (ACP) está llevando a cabo una serie de ampliaciones en las infraestructuras con el fin de que barcos Post- Panamax (barcos de tamaños superiores a los que el canal puede admitir ) puedan hacer uso de las instalaciones. Esta prevista la apertura de las nuevas instalaciones para el cumpleaños del centenario del canal, es decir, para 2014.

EL CANAL DE SUEZ

El canal de Suez es la vía artificial de navegación que une el mar Mediterráneo con el mar Rojo, entre África y Asia, a través del istmo de Suez, en la península del Sinaí. El canal se encuentra en territorio de Egipto. Su longitud es de 163 Km. entre Puerto Saíd (en la ribera mediterránea) y Suez (en la costa del mar Rojo), con un ancho que oscila entre los 70 y los 110 metros, y una profundidad media de 9,70 m. y no necesita esclusas porque los mares que une se encuentran a un mismo nivel.

Esta importante obra permitió acortar enormemente la ruta del comercio marítimo entre Europa y el sur de Asia, al evitar la trayectoria que rodea al continente africano. Las obras de excavación del canal se iniciaron oficialmente el 25 de abril de 1859 por la empresa de Ferdinand de Lesseps.

La construcción del canal de Suez marcó un hito en la historia de la tecnología ya que por primera vez se emplearon máquinas de excavación especialmente diseñadas para estas obras, con rendimientos desconocidos hasta esa época. En algo más de dos años se excavaron más de 50 millones de metros cúbicos, de los 75 millones del total de la obra. El 17 de febrero de 1867 el primer barco atravesó el canal, aunque la inauguración oficial se realizó el 17 de noviembre de 1869.

canal_de_suez2.jpg

EL CANAL DEL SAN LORENZO

El Canal del San Lorenzo, denominado así porque para su trazado se aprovechó la cuenca y la desembocadura de este gran río canadiense, un curso de agua profundo, de 3.700 Km. de longitud; la obra que recorre unos 600 km. consiste en un sistema de canales que permite a los buques procedentes del Océano Atlántico alcanzar el principio de los Grandes Lagos de América del Norte hasta el lago Superior.

Exactamente, abarca el tramo entre Montreal y el lago Erie, incluyendo el canal Welland que permite salvar las cataratas del Niágara. En su curso total, el canal del San Lorenzo tiene 15 esclusas, con una longitud promedio de 250 metros cada una, una altura de 9 metros y un ancho de 26, y que pese a sus enormes dimensiones, ya que necesitan 100.000.000 de litros de agua para llenarse, pueden ser desagotadas en 8 minutos. La vía marítima se abrió a la navegación el 25 de abril de 1959. El canal está bajo una administración conjunta canadiense y americana. 

EL CANAL DE CORINTO

El canal de Corinto es el más corto del mundo. Tiene una longitud de menos de 6,5 kilómetros, con un ancho de 20 metros aproximadamente. Es recto, no tiene esclusas y corta en dos al istmo de Corinto, en Grecia. Fue comenzado en tiempos del emperador Nerón, y pudo terminarse sólo en 1893, pues en su construcción debía cortarse un macizo de piedra caliza que tiene 75 metros de altura sobre el nivel del mar, cosa irrealizable en la antigüedad que carecía de instrumentos adecuados. Su profundidad media es de 8 metros. Algo más…

PUENTE ACUÁTICO DE MAGDEBURGO

Una maravilla de la ingeniería se erige en Alemania como complemento de unos canales interiores, es el puente acuático de Magdeburgo, concretamente se trata de un impresionante puente acuático que permite la circulación de barcos sobre el río Elba. Es el más grande de toda Europa en lo que a este tipo de construcciones se refiere. Mide 918 m de longitud y une dos grandes canales alemanes como son el Mittellandkanal y el Elba-Havel. La función principal del canal es facilitar el comercio marítimo y su construcción ha ahorrado a las embarcaciones un tramo de unos 12 kilómetros. Se comenzó a construir en 1997 y fue completado en octubre de 2003, con un costo de aproximadamente 500 millones de euros.

Fuentes:

http://enciclopedia.us.es/ index.php/Canal_de_Panamá

http://es.wikipedia.org/wiki/ Canal_de_Suez

http://es.wikipedia.org/wiki/ Categoría:Canales

http://www.escolar.com/ lecturas/variedades/los-canales- de-navegacion.html