Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/180556

El mal momento de los periodistas argentinos que terminaron en una favela de Río de Janeiro

Los taxistas que los llevaban al entrenamiento de la Selección Argentina confundieron el camino y se metieron en 'Ciudad de Dios'. "Nos estaban esperando con ametralladoras", relataron.

Operativo policial en Ciudad de Dios (Foto: Archivo/Leo Correa/AP)

Con la Selección Argentina en cuartos de final de la Copa América Brasil 2019, los periodistas argentinos que se encuentran en el vecino país recorren varios kilómetros para seguir al equipo de Lionel Scaloni. Pero un grupo de enviados pasó un mal momento en Barra de Tijuca, cuando se dirigía al entrenamiento del equipo.

 
Desde el área de prensa de la AFA habían advertido que las inmediaciones no eran “del todo seguras”, por lo que “recomendaban llegar temprano al centro de entrenamiento de Fluminense”, según contó el periodista deportivo Juan Butvilofsky, en diálogo con TN.

“Nos subimos al taxi y le pedimos que nos llevara. Eran 15 minutos. Empezó a cambiar la geografía, y en un momento era un total descampado: cruzábamos animales muertos, pajaros carroñeros, y ahí llegamos a este lugar donde nos asustamos mucho, porque nos estaban esperando con ametralladoras“, siguió. El taxista se había metido en la famosa favela conocida como ‘Ciudad de Dios’.

Y agregó: “El susto del equipo de TN fue muy grande, aunque no hubo una avanzada. Estaban vigilando su zona, era como una policía paramilitar vinculada al área de esta favela. Varios colegas que llegaron después la pasaron peor, porque los amenazaron”.

Es que una situación similar vivieron los enviados de Clarín, Olé y La Nación. Los periodistas se tomaron dos taxis cuyos conductores se guiaron por las indicaciones del GPS del teléfono, que los mandó a un portón en la parte trasera del predio, que estaba totalmente cerrado.

Al pegar la vuelta, uno de los choferes frenó para consultarle a un hombre subido a una carreta tirada por un burro. Desde unos 30 metros, otros dos hombres armados comenzaron a acercarse. Uno agitaba el revólver con su mano, y el otro una metralleta.

Ese era uno de los ingresos a la favela. ‘Ciudad de Dios’ se hizo conocida por la novela homónima de Paulo Lins que el cineasta brasileño Fernando Meirelles llevó a la pantalla grande, que esta situada detrás del centro de entrenamiento del ‘Flu’.

Afortunadamente, todos los periodistas lograron llegar a destino sanos, salvos y con todas sus pertenencias, pero de su estancia en Río se llevarán el inolvidable susto de sus vidas.

Fuente: Via País.