Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/179134

A diez años del último adiós a Mario Benedetti

Poeta del amor y del exilio, escritor prolífico, Mario Benedetti (Paso de los Toros, 1920- Montevideo, 2009). Aquí lo recordamos de la mejor manera posible, leyendo sus poemas.

Defensa de la alegría

Defender la alegría como una trinchera

defenderla del caos y de las pesadillas

de la ajada miseria y de los miserables

de las ausencias breves y las definitivas

defender la alegría como un atributo

defenderla del pasmo y de las anestesias

de los pocos neutrales y los muchos neutrones

de los graves diagnósticos y de las escopetas

defender la alegría como un estandarte

defenderla del rayo y la melancolía

de los males endémicos y de los académicos

del rufián caballero y del oportunista

defender la alegría como una certidumbre

defenderla a pesar de dios y de la muerte

de los parcos suicidas y de los homicidas

y del dolor de estar absurdamente alegres

defender la alegría como algo inevitable

defenderla del mar y las lágrimas tibias

de las buenas costumbres y de los apellidos

del azar y también

también de la alegría

No te salves

no te quedes inmovil al borde del camino,

no congeles el júbilo,

no quieras con dsgana;

no te salves ahora ni nunca, no te salves.

no te llenes de calma,

no reserves el mundo solo un rincon tranquilo,

no dejes caer los parpados pesados como juicios,

no te queds sin labios,

no te duermas sin sueño,

no te pienses sin sangre,

no te jusgues sin tiempo.

pero si pese a todo y no puedes evitarlo

y congelas el jubilo

y quieres con desgana

y te salvas ahora

y te llenas de calma

y reservas el mundo solo un rincón tranquilo

y dejas car los parpados pesados como juicios

y te secas sin labios

y te duermes sin sueño

y te piensas sin sangre

y te juzgas sin tiempo

y te quedas inmóvil al borde del camino

y te salvas,

entonces,

no te quedes conmigo.

Mi táctica y estrategia

Mi táctica es

mirarte

aprender como sos

quererte como sos.

Mi táctica es

hablarte

y escucharte

construir con palabras

un puente indestructible.

Mi táctica es

quedarme en tu recuerdo

no sé cómo ni sé

con qué pretexto

pero quedarme en vos.

Mi táctica es

ser franco

y saber que sos franca

y que no nos vendamos

simulacros

para que entre los dos

no haya telón

ni abismos.

Mi estrategia es

en cambio

más profunda y más

simple.

Mi estrategia es

que un día cualquiera

no sé cómo ni sé

con qué pretexto

por fin me necesites.