Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/179094

Pagaron por sus remeras y camperas de promoción y no las recibieron

La presentación de remeras de último año del secundario estaba prevista para hoy, pero en lugar de ser una fiesta los estudiantes lo vivieron como una estafa.

Los preparativos de una fiesta terminaron en lágrimas. Gentileza de un familiar de los estudiantes.

La firma comercial que debía entregarles las prendas no lo hizo y los preparativos terminaron con adolescentes llorando.

La mamá de una de las alumnas contactó a NORTE para describir el malestar de varios familiares que acompañaron el pago de $3.800 por una chomba, un buzo y una campera bordadas para cada estudiante.

“Estamos acá esperando y nos sentimos estafados”, dijo muy enojada.

Unos 24 alumnos de sexto año primera división del colegio Simón de Iriondo habían acordado con la firma Cuarta Dimensión la confección de las prendas.

El propietario se comprometió a entregarlas el 20 de abril, después a comienzos de mayo, dando fechas distintas a quienes le iban preguntando conforme se aproximaba el plazo.  

Como se incumplió el plazo que vencía ayer a las 20, cuando terminaron de ornamentar el patio de la escuela, un grupo de padres fue a retirarlas anoche de un local en Puerto Vilelas.

“A las 20.50 vieron que no había nada terminado; entonces él les dijo que hoy a las ocho de la mañana llevaba todo al colegio. Pero no vino y no atendió el teléfono, desapareció”, narró una fuente.

Mientras analizan cómo continúan el reclamo, una madre agradeció el acompañamiento de las autoridades de la escuela: “pese a estar ajenas a ese contrato, se solidarizaron y nos contuvieron”.