Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/177231

La ganadería chaqueña exhibe hoy un gran potencial para seguir creciendo

La producción pasó de un sistema de ciclo completo en 2003 a ser hoy de cría y recría. El stock alcanza a más de 2,7 millones de cabezas. Se necesitan políticas nacionales de previsibilidad, con inversiones en genética y mayor tecnología.

Desde el gobierno provincial se trabaja en la elaboración de un Plan Ganadero y se renueva la apuesta a los Remates Ganaderos Chaqueños. La sanidad, otra de las cuestiones primordiales para el futuro ganadero.

La ganadería en el Chaco muestra hoy que tiene gran potencial para seguir creciendo, con inversiones que están direccionadas a la genética, a una mejor calidad e inocuidad de los productos y a la incorporación de nuevas tecnología en los emprendimientos. Hoy el stock ganadero de la provincia es de 2.720.620 cabezas.

Desde el Gobierno provincial se trabaja en la elaboración de un Plan Ganadero y se renueva la apuesta a los Remates Ganaderos Chaqueños, donde se alcanzan precios de mercado que favorecen a los pequeños productores.

La emergencia hídrica que afectó a la provincia a principios de año llevó al Ministerio de Producción a disponer de una asistencia técnica a los productores afectados, con la entrega de forraje y de insumos para mantener la sanidad de los animales.

“Trabajamos junto a intendentes y subcomisiones locales de emergencia, llevando asistencia a los pequeños productores, en base a los informes suministrados por nuestros delegados”, dijo el subsecretario de Ganadería Sebastián Bravo a NORTE Rural.

El funcionario apuntó que no se registraron grandes pérdidas, excepto algunos campos donde hubo mortandad de terneros, caprinos, ovinos y cerdos, además de aves de corral.

SIN VARIANTES EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

El stock ganadero en el Chaco, en base a los registros de la campaña de vacunación contra la aftosa del 2018, arroja un total de 2.720.620 cabezas. Esta cifra sufrió pocas variantes en los últimos cinco años.

“Ahora que arranca la campaña 2019 habrá que ver lo que sucede, si se mantiene el stock o si se redujo por la última emergencia hídrica que afectó a nuestra provincia”, indicó Bravo. Así, brindó datos concretos: en el 2003 el stock ganadero era de 2.200.000 cabezas. En ese mismo año sumaban 920.000 las cabezas de vacas madres, llegando actualmente a 1.220.000, con un pico de 1.250.000 en servicio.

Explicó que también hubo modificaciones en el porcentaje estimado de destete que pasó del 54,87 por ciento en 2003 a cerca del 60 por ciento en 2018, de acuerdo a los stocks de teneros y de movimientos que se registraron, siempre en base a los datos oficiales suministrados por el Senasa.

“Estos números seguramente serán motivo de algunas discrepancias, pero es la realidad y se sustentan en la estadística que sigue un organismo federal, como Senasa. Estos valores pueden llegar a tener un margen de error del 2 o 3 por ciento, pero no más de eso”, enfatizó Bravo.

GANADERÍA DE CRÍA Y RECRÍA

En este sentido, admitió que en los últimos años existieron medidas nacionales que influyeron en el cierre de mercados, afectando la actividad ganadera que pasó de una producción de ciclo completo, con una relación vacas/novillos de un 40 por ciento de novillo. Actualmente dicho porcentaje de novillos, en relación a la vaca, descendió a un 25 por ciento.

“La ganadería chaqueña pasó de un sistema de ciclo completo en 2003 a ser hoy predominantemente de cría y recría, con excepción de algunos campos que son netamente invernadores, que están asentados en el Departamento Tapenagá y parte del San Fernando, entre otras localidades que tienen recursos para hacer novillos, como General San Martín, sin dejar de mencionar que algunas zonas del Impenetrable chaqueño han mejorado sustancialmente su producción ganadera”, indicó Bravo.

Así concluyó: “La ganadería chaqueña tiene mucho potencial para seguir creciendo, pero se necesitan políticas más fuertes del Estado Nacional para tener una previsibilidad durante no menos de cinco años. Si esto no sucede, será difícil diagramar un esquema de trabajo, porque el productor debe retener animales, pasar a ser invernador y hay que compensar el bache que sufrirá por el cambio de categoría”.

El subsecretario de Ganadería, Sebastián Bravo, hizo un detallado análisis de la actualidad y del futuro ganadero a NORTE Rural. Hoy el stock ganadero de la provincia es de 2.720.620 cabezas.

La asignatura pendiente sobre “El mejor Plan Ganadero es aquel que marca cierta previsibilidad, con reglas de juego claras, un equilibrio entre el mercado interno y el mercado de exportación, por lo tanto esta acción se refleja también en los precios”, opinó el subsecretario de Ganadería, Sebastián Bravo. La iniciativa está en etapa de elaboración “a partir del planteo que realizaron las entidades del sector”.

“Es una asignatura pendiente y estamos trabajando en ello. Tenemos en agenda una reunión con todos los sectores comprendidos en esto. Detrás de esto se encuentran los equipos técnicos del Ministerio de Producción y entidades como Fechasoru, Sociedades Rurales, Consejo Veterinario, Consejo de Ingenieros Agrónomos, Facultad de Ciencias Veterinarias y las Cámaras Frigorífica y de Consignatarias”, apuntó Bravo.

El aporte de los programas Bravo destacó el aporte que realizan los distintos programas que se ejecutan en Chaco y que están en la órbita del Ministerio de Producción, como Prodaf, con un fuerte componente técnico y más de cinco años de trabajo en territorio, llegando con asistencia directa a muchos productores, que fueron capacitados obre la inclusión de nuevas tecnologías en los esquemas productivos.

“Ese productor invierte en genética, por lo que hoy tenemos en la provincia una gran disponibilidad de toros y muy buenas cabañas. También se logró la presencia de cabañas chaqueñas que compiten con distintas razas en las exposiciones nacionales, como la Rural de Palermo, obteniendo galardones muy importantes para la ganadería del Chaco. Estos productores, en su gran mayoría, se originaron en el marco del Plan Cabañas Chaqueñas, iniciativa que cuenta con fuerte respaldo del Gobierno provincial”, remarcó el funcionario.

Señaló que el objetivo es acompañar al productor cabañero que se inicia para que pueda mostrar lo que está produciendo con su propio esfuerzo. “Desde el Ministerio de Producción brindamos estas herramientas para que el pequeño y mediano productor pueda hacerse de un reproductor de alta calidad genética y adaptado al Chaco, que es lo que siempre se buscó, para poder ir mejorando su rodeo”.