Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/175606

Renuncia a su puesto de trabajo y se presenta vestido de Spider-Man en su último día

Este banquero brasileño se ha convertido en el viral en Youtube.

Se viste de Spiderman para su último día de trabajo (Instagram)

El sentido del humor debe imperar ante todo, y así lo ha demostrado un hombre brasileño que acudió a la oficina vestido de Spider-Man. Este individuo, cuya identidad no ha trascendido, presentó una carta de renuncia de su puesto en un banco, y quiso despedirse a lo grande enfundado en el traje de hombre-araña.

El vídeo que grabaron sus compañeros y que está colgado en Youtube ha conseguido que su historia se haga viral.

Nos trasladamos hasta las oficinas centrales de un banco en Sao Paulo, Brasil. Un trabajador presenta una carta de renuncia por motivos que se desconocen, y se dispone a cumplir con su último día de trabajo.

Lo que nadie esperaba era que este compañero se presentase en la oficina vestido de Spider-Man, tal y como muestra el vídeo que está siendo tendencia en Youtube. El hombre se disfrazó como el personaje de Marvel y no dudó en realizar todas sus tareas sin tan siquiera quitarse la máscara de la cara.

Acude a su último día de trabajo vestido de Spiderman (Youtube)


Los compañeros de trabajo de este individuo no daban crédito a lo que veían y muestra de ello es que lo grabaron todo en vídeo para luego compartirlo en las redes sociales. Tan solo hace falta ver las caras de las personas que trabajan en ese banco para darse cuenta de que se lo pasaron en grande.

El vídeo, que en Youtube acumula casi 100.000 visualizaciones, nos muestra a este Spider-Man brasileño andando por la oficina como si tal cosa, atendiendo las llamadas con los auriculares puestos y hasta dando consejos a alguno de sus compañeros, sentado en su escritorio.

Se viste de Spiderman para su último día de trabajo (Instagram)

Otra de las imágenes nos deja otro de los momentos más divertidos del día cuando Spider-Man se tumbó sobre el escritorio (imitando una de las poses más famosos que el personaje hace en la película) con intención de seducir, entre risas, a una de sus compañeras. ¡Esto sí que es una despedida por todo lo alto!

Fuente: https://www.lavanguardia.com/