Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/174380

La otra cara de la belleza

“Pedime el título” y “elegí un cirujano plástico”, son los eslóganes de la campaña que está llevando adelante la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (Sacper) para alertar a la población sobre los riesgos para su salud de ponerse en manos deshonestas y no entrenadas a la hora de decidirse por un tratamiento estético.

16.jpg

Por el Dr. Ramiro Sebastián Cima. El objetivo de la medicina estética quirúrgica y no quirúrgica es la de prevenir, mejorar, y tratar total o parcialmente los aspectos inestéticos del paciente, ya sea congénitos, adquiridos o como resultado de la edad. Todo ello, para mejorar su calidad de vida. No hay que subestimar a aquellos pacientes que desean verse bien. No sabemos el dolor o complejo que puedan estar transitando por dentro, sin tener la necesidad de sentir el dolor propiamente dicho, ya sea un dolor de cabeza, de abdomen, etc.

¿Cómo podemos juzgar qué dolor hace sufrir más a la persona?

La persona es un ser social, en todas las épocas y lugares, se le ha dado una gran importancia al aspecto (adornos, maquillajes, vestuario, etc.); nuestra imagen es la carta de presentación a los demás y si no nos sentimos a gusto con ella, nos ocasiona graves complejos e inseguridades.
La medicina estética quirúrgica y no quirúrgica ante todo es medicina, a veces uno siente especial tristeza cuando ve cómo se olvida esta primera parte y se comercializa con ella; aprovechando precisamente esa inseguridad y debilidad de las personas de la que hablábamos antes.
Con el avance del conocimiento y la tecnología, la especialización se convirtió en una exigencia en el mundo de la excelencia médica. Sin embargo, todavía hoy en nuestro país, no existe una Ley de Especialidades Médicas que delimite las intromisiones en cada área, lo que habilita a médicos sin el entrenamiento y acreditación adecuada a realizar cualquier tipo de tratamiento.
La intrusión y el intrusismo (aún más grave) es algo muy preocupante en nuestro ámbito. Ya que no garantiza la seguridad del paciente y muchas veces provoca ineficacia, frustración y sentimiento de estafa en los pacientes.
Las industrias suelen ofrecer la misma aparatología y productos a personal no médico y a médicos no especializados en la materia, pero de bastante menor calidad y precio. Así los tratamientos realizados con estos materiales y personal no cualificado suelen resultar ineficaces y por ende mucho más económicos. Lo que termina desprestigiando la técnica y originando a veces otros efectos secundarios difíciles de resolver.
En tiempos de crisis, lleva más a que la gente no busque la calidad sino lo más económico. Desafortunadamente ocurre que lo más económico lo ofrece gente que no está habilitada para ejercer dicha especialidad.
Es cierto que el médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva no está exento de tener complicaciones, pero es muy importante que quien los realice, esté preparado para resolverlos, reduciendo los riegos, sabiendo qué procedimiento realizar y en qué pacientes indicarlo.
La profesionalidad es muy importante porque estamos abordando la imagen de los pacientes, pero sobre todo actuando sobre su organismo, no sobre su envoltura. Debemos tener los conocimientos necesarios para poder diagnosticar, indicar y tratar con la formación que actualmente solo pueden adquirirse en la carrera de medicina, y un posgrado específico, como así lo reconocen las administraciones públicas en nuestro país.

17.jpg

‘Pedime el título’ y ‘Elegí un Cirujano Plástico’, son los eslóganes de la campaña que está llevando adelante la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (Sacper) para alertar a la población sobre los riesgos para su salud de ponerse en manos deshonestas y no entrenadas a la hora de decidirse por un tratamiento estético.
La cirugía estética es una de las especialidades médicas más sometidas al intrusismo y la intrusión. El Intrusismo es un delito, es alguien que no es médico pero ejerce como tal; a diferencia de la intrusión, que es un médico que termina la carrera y puede hacer cualquier tipo de actuación médica quirúrgica; es decir, no está actuando en contra de la ley, sino que actúa de forma inadecuada. Por eso es importante que se dicte una Ley de Especialidades Médicas, tal como en países desarrollados, que delimite el accionar de las distintas especialidades.
Como hemos dicho antes, el sentirse bien con nuestra imagen es un hecho social, va más allá del género. Es cierto que hasta ahora en nuestra sociedad, a la mujer se le exigía más juventud y buena presencia. Pero los cambios sociales han hecho que cada vez más el hombre tenga la necesidad de sentirse bien con su imagen, por lo que hay una tendencia creciente por parte de los hombres en cuidarse y verse mejor.


¿QUÉ SE PUEDE HACER FRENTE AL INTRUSISMO O INTRUSIÓN?

Estar informado. Que la población conozca que hay una especialidad que se llama Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Que una rama de la especialidad es la Estética, y que dichas intervenciones se hacen por estos especialistas. Cuando el paciente se quiera someter a una intervención de este tipo, se puede informar en nuestra web y ver si es especialista o no. https://scpnea.com.ar.

Aunque no todos los especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora son miembros de la Sociedad, sí todos los miembros de la Sociedad son Especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Además, tenemos campañas de información sobre la especialidad y las intervenciones que llevamos a cabo, teniendo en cuenta nuestra formación.


Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.
Especialista en CirugíaGeneral. MN 132.389
Facebook/ramirosebastiancima
Instagram/ramirosebastiancima
Web: www.ramirocima.com