Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/173277

El narcotraficante que asesinó a una joven en prisión es devuelto a Brasil

Marcelo Pinheiro, preso en una cárcel paraguaya, fue expulsado este lunes tras asesinar a una mujer que lo visitaba en su celda, informaron las autoridades.

El criminal brasileño, Marcelo Pinheiro, alias “Piloto”, es visto dentro del helicóptero de la Policíía Federal del estado de Paraná, en Foz do Iguazú, minutos después de su traslado desde Asunción.

Brasilia, 19 (AFP) - El criminal Marcelo Pinheiro, conocido como Marcelo “Piloto”, fue entregado por las autoridades paraguayas a la Policía Federal (PF) de Brasil y “ya se encuentra recluido en la prisión federal de Catanduvas”, unidad de máxima seguridad a 190 km de la ciudad fronteriza Foz de Iguazú, informó la PF.

   El sábado, Pinheiro mató de varias puñaladas a una mujer paraguaya de 18 años que lo visitaba en su celda de la sede de la Fuerza de Operaciones de la Policía Especializada (FOPE) en Asunción. Según las autoridades paraguayas, cometió el crimen para generar un proceso local en su contra y así postergar  su extradición, que había sido solicitada por Brasil.

   “He decidido expulsarle a Marcelo Pinheiro, alias Piloto, del Paraguay. Que nuestro país no sea tierra de impunidad para nadie”, tuiteó más temprano el presidente paraguayo Mario Abdo. Pinheiro es considerado como uno de los líderes de la organización criminal brasileña Comando Vermelho (CV), y un  importante proveedor de armas y drogas.

   Con la expulsión, el ministerio de Justicia brasileño comentó a periodistas que el pedido de extradición pierde sentido, que Pinheiro “puede responder en Brasil por el delito que cometió en Paraguay” y que el caso quedará en manos de la Policía Federal (PF) brasileña. A raíz del asesinato de la joven a manos de Pinheiro, el presidente Abdo destituyó a su jefe de seguridad y anunció una  reestructura de la cúpula policial.

   Paraguay es frecuentemente utilizado por bandas criminales brasileñas como ruta de escape y de tráfico de sus drogas y armas. Pinheiro fue detenido en Paraguay en diciembre de 2017 en una operación conjunta entre agentes paraguayos, brasileños y estadounidenses. Estaba prófugo desde 2007, cuando fue beneficiado con un régimen de prisión semiabierto tras pasar una década en la cárcel, pero incumplió los requisitos para el beneficio.

   En 2012 huyó a Paraguay, y desde que fue capturado en ese país intentó numerosos planes de fuga, el último en octubre de este año, cuando tres supuestos traficantes del Comando Vermelho fueron abatidos por la policía paraguaya, que halló un coche bomba con el que presuntamente intentarían rescatarlo.

Nosotros tenemos códigos y eso se respeta hasta la muerte. Soy  un comerciante ilícito. Vendo armas, drogas pero terrorista no soy. Es una mentira”, se defendió Pinheiro en conferencia de  prensa tras ser acusado de tramar su fuga.