Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/172135

Ante una multitud, Manzur llamó a la “unidad” en un nuevo aniversario del Día de la Lealtad

Aunque faltaron gobernadores, el grueso de la dirigencia peronista y dirigentes estuvieron en el acto de Tucumán.

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN, 17 (NA) - El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, encabezó hoy un multitudinario acto por el Día de la Lealtad en su provincia e hizo un llamado a la “unidad” del movimiento peronista de cara a 2019, rodeado por dirigentes del llamado peronismo federal y dirigentes sindicales. 

El vicegobernador chaqueño Daniel Capitanich junto a Scioli en el palco del acto por el Día de la Lealtad en Tucumán donde asistió la mayor parte de la dirigencia del PJ.

“Les pido a todos los compañeros sin excepción...el peronismo en el 2019 tiene y debe ir unido compañeros “, arengó el mandatario, en un mensaje por elevación a la interna del partido, a 73 años del 17 de octubre de 1945. Al embestir contra el Gobierno de Cambiemos, Manzur consideró que “este modelo económico nacional está destruyendo la clase media “. “Por eso convoco para que en 2019 el peronismo a nivel nacional encuentre a sus mejores hombres y mujeres que nos lleven al triunfo y recuperar el Gobierno de la Nación. Ese es el objetivo y para eso el esfuerzo “, cerró.

Si bien la presencia de apenas dos gobernadores acompañando a Manzur le quitó algo de brillo a la cumbre, el marco de la convocatoria en el Hipódromo de la capital tucumana fue imponente, ya que aglutinó al grueso de la dirigencia del PJ de todo el país que viene pregonando la necesidad de parar una propuesta electoral renovada, con impronta federal, que mire al centro, dejando atrás la experiencia kirchnerista, a la que consideran superada.

 Por eso fue llamativa la participación del diputado Daniel Scioli, último candidato presidencial del Frente para la Victoria, y único dirigente de ese espacio en la cumbre tucumana.

"La patria en peligro"

 Al tomar la palabra durante el acto, la jefa del bloque de Diputados del Frente Renovador, Graciela Camaño, se mostró desafiante, al pedir que “nunca más un liberal con un libro de autoyuda quiera convencer al pueblo que todo lo que logró no es prolijo “. “A la mierda los prolijitos, nos están llevando a la ruina, están hipotecando el país “, estalló. En un discurso plagado de críticas al Gobierno, Camaño recordó que el país tiene “más de un 30% de compatriotas pobres “ y alertó que “la patria está en peligro “.

 Al referirse al armado electoral del justicialismo, la referente massista parafraseó a Juan Domingo Perón: “Pongamos a andar el carro, los melones se acomodan solos “. Antes que ella, tomó el micrófono Daer, en representación del movimiento obrero, con un discurso que hizo hincapié en la “unidad “.

 “La prioridad es la unidad, no sea cosa que de vuelta por diferencias nos ganen por el uno por ciento “, advirtió, y agregó: “El peronismo tiene matices pero vamos a defender a nuestra patria”. “Cada vez nuestro salario vale menos y nos dicen que estamos en el buen camino”, fustigó el gremialista, que encabezó la numerosa comitiva de la CGT, que también incluyó a Carlos Acuña, José Lingeri, Omar Maturano y Andrés Rodríguez, entre otros.

En el acto sobresalió la presencia del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, uno de los presidenciables del club “federal”, el senador del PJ Miguel Pichetto, quien también tiene aspiraciones electorales y del vicegobernador del chaqueño Domingo Peppo, Daniel Capitanich. En cambio, decidieron voluntariamente quedar afuera del convite los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba), los otros dos protagonistas de la foto del llamado “Grupo Retiro” (junto a Massa y Pichetto) que catapultó el lanzamiento del nuevo espacio del peronismo “alternativo “. Esta emergente espacio electoral intentará terciar y hacerse un surco en la disputa ya tiene consolidados a Cambiemos y al kirchnerismo. En cambio, el resto de los gobernadores prefirió no exponerse en una foto que podría interpretarse como una toma de partido en la áspera interna que Manzur sostiene con su antecesor y actual senador José Alperovich.