Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/170873

Niña australiana enciende el debate sobre racismo institucional

   Una alumna de nueve años suscitó un vivo debate tras rehusarse a ponerse de pie para el himno nacional, como forma de protesta contra el racismo institucional.

   Sidney, 12 (AFP) - Harper Nielsen fue castigada la semana pasada por haberse abstenido de cantar “Advance Australia Fair” (Avanza Bella  Australia), el himno nacional, porque “ignora a la población indígena de Australia”. 

Harper Nielsen con sus padres. Ellos respaldaron la decisión de la niña.

   “Cuando se escribió originalmente, la significación del himno era hacer avanzar a los blancos de Australia”, dijo la niña a la emisora ABC. “Cuando dice ‘somos jóvenes’, ignora por completo a los australianos indígenas que estaban aquí antes que nosotros”, continuó. Cuando los primeros colonos británicos llegaron a Australia en 1788, los aborígenes ya vivían ahí desde hacía miles de años.

   Los aborígenes son la comunidad más desfavorecida de Australia. Aunque representan apenas 3% de la población, tienen las tasas de pobreza, de encarcelamiento y de enfermedad más altas. Harper, cuya intención es “concienciar a las personas acerca del racismo institucionalizado”, dijo que tomó la decisión por ella misma, pero que la discutió antes con sus padres.

   “Ha mostrado un coraje y una convicción increíble para defender lo que piensa. No podría estar más orgulloso de ella”, dijo a ABC su padre, Mark Nielsen. La protesta de Harper, que se asemeja a aquellas de los jugadores de fútbol americano de la NFL, suscitó el enojo de personalidades conservadoras y de la ultraderecha australiana.

   Alan Jones, conductor de radio, sugirió a sus padres “que la saquen de la escuela si no les gustan las reglas”. La senadora Pauline Hanson publicó un video en Facebook en el que dijo que la alumna era “una malcriada” y la amenazó con  “una patada en el trasero”.