Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/168029

La realidad de recursos para enfrentar al narcotráfico siempre es la misma, dice Niremperger

La jueza federal de Resistencia advierte que el tráfico de estupefacientes no cede por vía terrestre, fluvial y aérea en una zona fronteriza como la nuestra.

La jueza federal Nº 1 de Resistencia, Zunilda Niremperger, afirmó que el sistema de seguridad no cuenta con los recursos suficientes para enfrentar al narcotráfico y que se debe avanzar en la asignación de fondos para el equipamiento indispensable con el objetivo de realizar los controles con las herramientas necesarias frente a organizaciones delictivas que cuentan con tecnologías y herramientas modernas para cumplir sus objetivos.

La jueza federal Nº 1 de Resistencia, Zunilda Niremperger, dijo que el sistema de seguridad necesita recursos para afrontar las crecientes actividades del narcotráfico.

“Las zonas Nordeste (NEA) y Noroeste (NOA) son las más complicadas del país respecto al tráfico ilícito de estupefacientes, justamente por el lugar estratégico que ocupamos geográficamente, cercano a países productores y de mayor movimiento de cocaína y marihuana en el mundo”.

“Por eso mismo no nos quedamos afuera cuando hablan de las cantidades importantes de estupefacientes que se secuestran en zonas aledañas, como Misiones, Corrientes y en el Chaco también”. Sin mencionar cifras de secuestros de estupefacientes dijo que “son muchas cantidades que con quemadas y destruidas tres o cuatro veces al año, justamente debido a la voluminosidad de todo lo que se secuestra en nuestras rutas”.

A su vez señaló que “todo el impacto que ha tenido el movimiento en relación con el narcotráfico fue justamente por la modalidad adoptada y visualizada -en un tiempo- como lo era por vía aérea sigue, por supuesto, y han buscado todas las modalidades posibles y las formas solapadas y no tan solapadas de llevar adelante su comercio, que dicho sea de paso le va muy bien” y advirtió que “el sistema de seguridad y protección no avanzó de acuerdo con la evolución de las circunstancias”.

EN AUMENTO

La jueza dijo que el tema de narcotráfico “ha sido siempre importante” que “siempre ha sido referenciado por todos los gobiernos y con muy buenos pronósticos pero la realidad sigue siendo exactamente la misma. Y creo que se ha incrementado la forma, la modalidad y las cantidades que pasan por nuestras rutas y de todo tipo, también la del área fluvial”.

En ese sentido dijo que la hidrovía “es un lugar bastante desamparado” y los secuestros “los hace Prefectura con los pocos recursos con los que cuenta y cuando el contrabando se ha realizado” y a veces cuando se ha abandonado la carga en zonas aledañas.

A esto le sumó que el narcotráfico fue avanzando de distintas “formas y vías” y que “los controles no se han enfatizado en ningún punto porque esto se puede llevar adelante e incrementar porque el sistema no funciona debidamente”.

SIN RECURSOS

Niremperger destacó que esa situación “es justificable” porque “los recursos con que se cuenta a nivel de seguridad no son directamente proporcionales a los cuentan las organizaciones criminales que realmente tienen todo el potencial y cada vez tienen más herramientas para llevar adelante su cometido”.

Después marcó que los episodios sucedidos en Itatí, provincia de Corrientes, en un caso en el que fue detenido su intendentes y funcionarios municipales “mostró a las claras una de las modalidades con la que se lleva adelante el narcotráfico desde hace muchísimos años en toda nuestra zona”.

Luego apuntó que el caso “Carbón Blanco” también mostró otra modalidad para el tráfico de estupefacientes a grandes escalas hacia Europa y que a la vez se ven cantidades menos relevantes o no cargadas en vehículos o camiones, “o de las distintas maneras que a alguien se les pueda ocurrir, que ya están pensadas por ellos y que van cambiando para poder burlar controles”.

La jueza capitalina no pasó por alto el caso de la ambulancia interceptada en San Bernardo porque se contaba con información de que “en distintas zonas de Chaco y Formosa se estarían transportando estupefacientes en vehículos oficiales o vinculados a la salud” porque en las rutas “se prioriza siempre la urgencia” ante quien requiere de atención médica.

Por ello reconoció que las fuerzas de seguridad “no controlan del mismo modo un vehículo oficial o sobre todo una ambulancia que transita por una ruta y se aprovechan esas circunstancias”.

La contracara de esto es el crecimiento de las adicciones generando un “problema importante” como consecuencia de estupefacientes a la vez que no hay servicios de atención para poder curar a las personas enfermas en centros especializados de atención.

LA CORRUPCIÓN

Por otra parte la magistrada dijo que los casos en que se investigan delitos de corrupción por los que se procesó a funcionarios provinciales “son muy agotadores y hemos trabajado hasta fines de semana” que a la vez significaron mucho esfuerzo para responder los requerimientos que demandaron expedientes con apelaciones como sucedió en los casos que involucran a la diputada nacional Aída Ayala, al gremialista Jacinto Sampayo y que la Cámara Federal debe resolver apelaciones.

Lo mismo les pasa a mis colegas de Formosa, de Presidencia Roque Sáenz Peña” y que la cobertura de las vacantes en los juzgados de esas ciudades con magistrados de otras provincias obligan a recorrer importantes trayectos entre distintas ciudades “agotan” y obligan a los jueces a tomar licencias para descansar algunos días y luego volver a las obligaciones cotidianas.

A su vez señaló que en la causa que involucra a Horacio Rey y otros funcionarios provinciales dijo que “también fue apelada”, aunque hubo algún caso de falta de mérito, como el de Graciela Fernández en un expediente, pero se ampliaron otras imputaciones en otra causa. A su vez está pendiente de resolver la situación procesal de dos ministros del gobierno provincial: Fabián Echezarreta (Infraestructura) y Cristian Ocampo (Hacienda y Finanzas Públicas).