Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/167085

El pintor y un supuesto encubridor a juicio por femicidio de Araceli González

Concluyó la instrucción por el crimen de la adolescente de 18 años, ocurrido el año pasado en Barranqueras, por lo que la Cámara Segunda deberá juzgar al pintor David Daniel Fleita por el femicidio y a Jorge Daniel Ujfalusi, por encubrimiento, ya que fue el que compró el celular de la víctima.

Araceli González fue asesinada cuando se encontraba sola en la madrugada del 23 de febrero de 2017 en su domicilio de calle Ameghino 4375, en Barranqueras. 

David Daniel Fleita, saliendo de la fiscalía. Está detenido y pronto será juzgado. 

NORTE, que ha seguido el suceso, pudo confirmar que finalmente la fiscal de Investigaciones Nº9 Daniela Meiriño decidió elevar la causa a debate oral y público. Así la Cámara Segunda en lo Criminal de Resistencia, deberá fijar fechas de las audiencias si es que la defensa o querella no hacen observaciones antes que eso suceda.

La fiscal acusa al pintor Fleita de “homicidio criminis causa” y a Ujfalusi por supuesto “encubrimiento doblemente agravado”.

Meiriño llegó a detener a cinco personas, todos los que por razones diversas estuvieron en la escena, o tenían acceso a la vivienda de González o, mucho más grave, a los que compraron el teléfono de la mujer asesinada de tres puñaladas.

Si bien quedaron dos imputados, al único que Meiriño no le concedió el cese de prisión es a Fleita (23), un pintor que cayó porque se comprobó que fue el que le vendió el celular de Araceli, y la motosierra del padrastro de la víctima, a Ujfalusi, apodado “Gordo”, quien luego de comprobarse la veracidad de sus dichos, logró la libertad. Así, la representante del Ministerio Público Fiscal (MPF), ha ido desenmarañando una trama muy compleja ya que debió seguir el camino del teléfono que el asesino se lo sacó de encima a las pocas horas.

EL HECHO

Según la fiscal, el crimen fue entre las 4.30 y las 7 del 23 de febrero. Por tener el aparato también puso presos a Ezequiel Mario Cuenca y Roque Nicolás Domínguez, por supuesto encubrimiento agravado, pero después confirmó la pesquisa que ambos no tenían nada que ver con el homicidio y que uno de ellos había adquirido el teléfono “de buena fe”.

Pero la investigación dejó en seria situación al pintor Fleita. Vivía a cuadra y media de la casa de Araceli. La fiscal entre las pruebas, acusa a Fleita de haber golpeado la puerta de la casa de Araceli, pegarle en la cara, y una vez que ingresó obligó a la víctima a sacarse la ropa.

Siempre de acuerdo a Meiriño, el agresor como vio que González empezó a gritar, tomó el cuchillo que había dejado Mario Guerra, padrastro de la joven y empleado de un frigorífico, y le provocó tres cortes, el mortal fue en el cuello.

Un testigo fue clave en develar los hechos previos al femicidio. Es que Araceli mantenía una comunicación telefónica con un joven, quien declaró en la causa que ella le hizo saber que estaban golpeando la puerta y a los segundos escuchó el pedido de “auxilio” y que el celular cayó al piso.

En las pericias forenses se determinó que la joven estaba sin ropa interior y la calza de color negra solamente colocada en la pierna izquierda pero no se comprobó abuso sexual.

José Rafael Alarcón, alias “Tony”, albañil y conocido de Guerra, estuvo con prisión preventiva pero finalmente salió luego de estar 55 días encerrado.