Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/161060

Grandes obras de infraestructura: un año apenas mejor que el crítico 2016

El Gasoducto del NEA en su paso por el Chaco está casi terminado; el Segundo Acueducto apenas logró reiniciarse y las obras viales presentan matices.

Luego de la “sequía” de fondos nacionales para obras públicas estructurales que predominó en 2016, durante este año los flujos fueron más o menos constantes. Así, según qué obra se analice, se verán sustanciales o tenues avances. Lo que viene desde el próximo 2018 es el nuevo sistema de Participación Público-Privada (PPP), que pretende multiplicar inversiones, pero bajo un modelo donde los privados financiarán los proyectos, dejando así de “engrosar” la deuda pública del país.

El tramo troncal del Gasoducto del NEA que pasa por el Chaco está casi terminado. En la imagen, trabajos cerca de Colonia Benítez, en abril de este año. (Foto: Miguel Ángel Romero).

Igual que en 2016, durante este año el Gasoducto del NEA en el tramo que pasa por el Chaco fue, de las grandes obras de infraestructura, la que mayores avances logró. Tanto, que en los últimos días de este mes está prevista la finalización del tendido de las redes troncales, mientras que los ramales de aproximación que se ramifican al interior presentan a la fecha un avance del 78%. El Segundo Acueducto del Interior es el contraste, porque apenas logró arrancar –a medias- en estos últimos meses. Técnicamente, el progreso hasta el momento de este informe era del 1,9% tomando las certificaciones pagadas.

A diferencia del 2016, cuando los recursos nacionales para grandes obras de infraestructura en la provincia llegaron a cuentagotas, este año el flujo fue algo más continuo, excepto en el caso del Segundo Acueducto, donde algunos acuerdos sobre pagos de certificados demoraron el reinicio luego de la firma del acta en julio de este año. 

Autoridades de la empresa Sameep estiman –y confían- que de ahora en más el ritmo y el avance se notarán más porque fue resuelta y acordada la redeterminación de precios con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) y la UTE contratista.

Obras viales

En materia de obras viales, la autovía de la ruta nacional 11, con proyecto y extensión reformulados, avanza a ritmo moderado y generando diarios inconvenientes en la zona del aeropuerto y sus alrededores. Como contraste, hubo avances notorios este año en la autovía de la ruta nacional 16 entre Resistencia y Makallé, cuya finalización fue anunciada hace pocos días por el administrador general de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, para marzo de 2018.

Hubo avances notorios este año en la autovía de la ruta nacional 16 entre Resistencia y Makallé, cuya finalización fue anunciada hace pocos días por el administrador general de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, para marzo de 2018.

En cambio, no se inició el tramo Colonias Unidas-Presidencia de la Plaza de la ruta provincial 7 (obra conveniada por las vialidades de la provincia y de la Nación), relicitado durante este año. La promesa es comenzar con las tareas desde febrero de 2018.

También es promesa la licitación en julio del segundo puente Chaco-Corrientes, obra incluida por Vialidad Nacional en los proyectos que se harán por el sistema de Participación Público-Privada (PPP), con una inversión de 700 millones de dólares y 32 millones de dólares para la red de autovías que circunvalarán a las dos capitales de provincia. Será un viaducto de cuatro carriles, sin la variante ferroviaria.

Como cada año, en este espacio hacemos un repaso por las grandes obras de infraestructura que se desarrollan en el Chaco, para ofrecer a su población los servicios básicos de agua potable, gas natural y cloacas; además de infraestructura de transporte para la producción.

Gas natural: concluye

el tendido del GNEA

Según el último informe (fechado en diciembre) de la Unidad Ejecutora Provincial de Gestión de Recursos Energéticos y Minerales a cargo de Miguel Cabero, que funciona en el Ministerio de Infraestructura, presenta un 95% de avance global el tramo EPC 5 del GNEA, denominación técnica de los 172 kilómetros de la red troncal que pasan por el Chaco y abarcan a Resistencia, Barranqueras, Colonia Benítez y Basail. En tanto, los gasoductos de aproximación (EPC 8) que llegan a las restantes 30 localidades del interior tienen un avance del 78%, con las plantas reguladoras en proceso de montaje.

Con esos porcentajes, las estimaciones indican que las obras del gasoducto troncal en el Chaco estarán finalizadas alrededor del 31 de diciembre. Tomando todo el recorrido del GNEA, quedará pendiente el tramo inconcluso en el límite entre Salta y Formosa, que fue relicitado en septiembre de este año tras el incumplimiento de la contratista Vertúa S.A. Considerando que serán unos seis meses de obra, está previsto finalizar hacia mediados de 2018.

La contratista a cargo de ese tramo deberá completar 125 kilómetros que restan de tendido de cañerías y construir las instalaciones de superficie, completando las tareas necesarias para la puesta en servicio del ducto, desde la interconexión con el Gasoducto de Integración “Juana Azurduy” hasta la conexión con el tramo correspondiente al gasoducto GNEA en la provincia de Formosa.

El Gasoducto del NEA se ejecuta con recursos nacionales, a través de la empresa Energía Argentina S.A. (Enarsa). En el tramo chaqueño, la obra involucra 172 kilómetros de redes troncales (cañería de 24”) y 615 kilómetros de gasoductos de aproximación (cañerías de alta presión de 10”, 6” y 4”), para alimentación a las localidades del interior. Completan el programa las instalaciones de superficie, consistentes en la construcción de las estaciones de medición, regulación y odorización, que permiten acondicionar el gas natural en forma segura para alimentar el consumo domiciliario de 34 localidades. El montaje de estas instalaciones comprende obras civiles, mecánicas, cañerías, instalaciones eléctricas e instrumentos.

Redes domiciliarias

Más allá de las redes principales (troncal y de aproximación), siguen las gestiones para completar las redes domiciliarias de gas que llevarán el servicio hasta los hogares chaqueños. A la fecha se ejecutaron 2200 metros de tendido de red sobre avenida Sarmiento, en Resistencia, y con proyectos ejecutivos concretados, el gobierno provincial dispone ya de un presupuesto de 100 millones de pesos para seguir con las obras de distribución domiciliaria y a parques Industriales, con inicio previsto para el próximo año.

En concreto, el Ministerio de Infraestructura tiene elaborados los proyectos ejecutivos para la construcción de las redes de distribución de gas para 11 localidades, a saber: Sáenz Peña, Puerto Tirol, Las Breñas, Villa Ángela, Charata, Resistencia (Etapa 1), Barranqueras (Etapa 1), Fontana (Etapa 1), La Leonesa, Las Palmas y Margarita Belén; y para los parques industriales de Sáenz Peña y Puerto Tirol.

También están avanzadas las gestiones con el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para la adjudicación de las tareas de elaboración de los proyectos ejecutivos de las redes de distribución de gas para las restantes 23 localidades de la provincia. Este financiamiento para la elaboración de los proyectos está contemplado en el Convenio de Asistencia Técnica Provincia del Chaco-CFI suscripto por el gobernador Domingo Peppo el 29 de junio de este año. 

El Segundo Acueducto

Con un acto en la planta potabilizadora ubicada en Barranqueras (frente a la ex Junta Nacional de Granos), en julio de este año se rubricó el acta de reinicio de las obras del Segundo Acueducto del Interior. Allí estuvieron presentes autoridades de Sameep, con su presidente Claudio Westtein al frente, representantes del Enohsa y las empresas que conforman la Unión Transitoria de Empresas (UTE), Rovella Carranza, Supercemento y CPC Ingeniería e Infraestructura.

Lo que resta, alrededor de un 35% de la obra, deberá terminarse en 18 meses, contando desde esa fecha de firma del acta. Con lo cual el horizonte de finalización es enero de 2019.

Ese 35% restante (aunque podría cambiar en base a las más recientes redeterminaciones de precios acordadas) será financiado por el Enohsa en un 62%, con un aporte de 1750 millones de pesos; y en un 38% por la provincia, por unos 750 millones. Además, luego el cambio de la fuente de financiamiento internacional en dólares, el crédito nacional otorgado al Chaco por el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional implica unos 47 millones de dólares (cerca de 800 millones de pesos al cambio actual).

Dada su magnitud, la obra que atraviesa 512 kilómetros desde Barranqueras hasta el oeste y sudoeste chaqueño fue dividida en cuatro partes, sin contar las estaciones de bombeo intermedias que deben instalarse en La Escondida, Sáenz Peña, Concepción del Bermejo y Corzuela. Según las partes, los avances son dispares.

La toma sobre el río Paraná, en inmediaciones del Puente General Belgrano, tiene un avance del 42%. De acuerdo con el informe de Sameep, se fabricaron 16 pilotes de gran diámetro para el muelle; camas de vinculación, vigas pretensadas y losetas prefabricadas en los primeros tramos del muelle; se construyó un sistema de encofrado metálico para el hormigonado del voladizo de la losa del muelle y se ejecutaron unos 550 m3 de hormigón del muelle.

El acueducto de agua cruda (contiguo a la toma) es la parte con mayores retrasos en el avance, un 39%. Se trata de una tubería doble, de 1200 milímetros de diámetro, de fundición dúctil, con traza por la vieja línea de alta tensión proveniente de Corrientes a lo largo de cinco kilómetros. Esa disposición de dos acueductos paralelos tiene por objeto impulsar no menos de 18.000 m3/hora, lo que permitirá abastecer a todas las plantas de Sameep ubicadas en Barranqueras.

Entre los avances de este componente se cuenta la fabricación de 1239 pilotes de 12 metros de longitud, de los cuales están hincados 887 a profundidades variables. Además, comenzaron las tareas de desmoche de pilotes hasta la altura de proyecto; se fabricaron 448 bielas soporte de tubería de acero (del total fabricado hay colocadas 22 unidades) y se encuentran acopiados a lo largo de la traza  424 tubos de hierro dúctil de 1.200 mm, para el acueducto de agua cruda.

La planta potabilizadora, ubicada en adyacencias a las plantas ya existentes de Sameep en Barranqueras, presenta un 64% de avance de obra. Mientras que la obra del acueducto agua tratada avanzó un 71%, es decir que se ejecutaron 315 kilómetros. El tramo de acueducto entre Barranqueras y Sáenz Peña se encuentra cargado con agua y resta hacer las derivaciones a las localidades y a las estaciones de bombeo intermedias, como las terminaciones de las cámaras de aire y de desagües.