Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/151630
Los ataques ocurrieron en barrio Güiraldes ampliación

Fue detenido cuando cocinaba en un restaurante por abusar de dos hijas

Un cocinero de un importante restaurante de Resistencia fue detenido en las últimas horas en su lugar de trabajo, a raíz de una denuncia de presunto abuso a sus dos hijas menores que se extendieron por lo menos 12 años, según pudo saber NORTE. Los hechos fueron contados por las víctimas a una tía, cuando una de ellas se habría peleado con la madre.

Foto archivo.

Las hermanas tienen 17 y 16 años y venían siendo abusadas desde los 5 años de acuerdo a las primeros testimonios reunidos en una causa surge a partir, de la denuncia radicada por la tía de las adolescentes. Un caso que tuvo en las últimas horas la detención de V.E.A, quien está acusado de supuesto abuso sexual agravado (por ser padre de las menores víctimas).

Según pudo saber NORTE, el presunto depravado era cocinero de un importante restaurante de la capital chaqueña y el procedimiento ocurrió en ese mismo local, cuando el sujeto estaba cocinando.

La causa que se tramita en la fiscalía de investigaciones Nº13 corre bajo expediente Nº7322/2017 y de acuerdo a la investigación, el padre abusó de sus dos hijas en reiteradas ocasiones, dando cuenta las víctimas que se comenzaron a producir a partir de los 5 años estimativamente.

Los sometimientos ocurrieron en la casa familiar del barrio UPCP -ampliación Güiraldes- de donde ambas menores se fueron después que la mayor mantuvo una supuesta discusión con su madre, a la que acusó ante una tía que las cobijó que le había cortado el brazo con un cuchillo. Por el momento el fiscal no infiere de posible encubrimiento de parte de la progenitora según el avance de la causa, sin embargo las pesquisas están en los inicios que podría más adelante sumar novedades.

Fue la hermana de la madre de las dos víctimas que se constituyó como querellante ante el Ministerio Público Fiscal a fin de seguir la evolución del caso, tras oír de sus sobrinas el calvario que sufrieron durante más de una década.
Desde que se animaron a contar lo que su padre les hacía, están viviendo con ellas en Fontana.

Los ataques se cometían de parte de V.E.A cuando su mujer se dormía y se quedaba con la mayor mirando películas, y después comenzaban los abusos, surgiendo según declaración de la denunciante, que siempre el depravado prometía no volver a hacerlo, pero los abusos se reiteraban.
La detención ordenada por el fiscal Lucio Otero, estuvo a cargo de personal de Investigaciones Complejas que trasladó al individuo del restaurante hasta la sede policial donde permanece alojado.