Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/150917

Trabajadores judiciales de Santa Cruz tomaron el edificio del Tribunal Superior de Justicia por salarios adeudados

Los empleados judiciales de Santa Cruz, que desde hace 20 días mantenían un acampe afuera del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) provincial, iniciaron hoy una toma pacífica del edificio con cerca de 35 personas en su interior y dijeron que se quedarán en el lugar hasta que les paguen los salarios adeudados desde marzo.

‘Cerca de 35 compañeros tomamos pacíficamente el edificio en reclamo del pago de los salarios de marzo‘, señaló a Télam Francisco Gómez, el secretario general del gremio judicial de Santa Cruz

Hasta ahora, la provincia que gobierna Alicia Kirchner no inició el pago de salarios de marzo, cuando históricamente percibían los haberes el último día hábil de ese mes. El conflicto judicial estalló en los últimos días a raíz del atraso en pago de los sueldos, pero se había iniciado hace varias semanas, cuando el Poder Ejecutivo provincial presentó un recurso de inconstitucionalidad para invalidar el sistema salarial que el gremio había acordado y venía aplicando desde 2009. Ese sistema determina que los judiciales de Santa Cruz, según su categoría, cobran un porcentaje fijo del sueldo del vocal del TSJ, cuyo salario toma a su vez como referencia los salarios de la Corte Suprema de Justicia.

‘Pedimos que se respete la división de poderes porque el recurso de inconstitucionalidad que la provincia presentó a través de la Fiscalía de Estado es una intromisión. Nuestro sistema salarial fue acordado en paritarias con el TSJ en 2009 y el Ejecutivo no se puede inmiscuir‘, afirmó Gómez, quien agregó que así la provincia ‘incumple el acuerdo paritario y quiere fijar arbitrariamente los salarios‘.

Además de seguir con la toma hasta obtener una respuesta, los judiciales participarán este jueves de la marcha convocada por la asamblea que reúne a docentes, jubilados, gremios, estudiantes y padres en Río Gallegos, en reclamo del pago de salarios, jubilaciones y acuerdos paritarios, entre otras cuestiones. La convocatoria a esa marcha se produce a su vez en el marco del paro de los trabajadores judiciales y de la educación que abarca toda la semana.Los maestros nucleados en la Asociación Docentes de Santa Cruz (Adosac) y la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET) siguen en conflicto, con paro por 120 horas esta semana por un aumento salarial y sin continuidad de paritaria desde el 30 de marzo, luego de rechazar una oferta de 10% de aumento al título, que representa un impacto del 3% en el cargo base y 512 pesos de bolsillo, además de no haber cobrado sus salarios de marzo

.En tanto, la Asociación Profesionales de la Salud (Aprosa), que integra junto a docentes y judiciales la Central de Trabajadores Argentina (CTA) Autónoma en Santa Cruz, anunció un paro de 24 horas con todos los sectores de esa central, para marchar el jueves 20 junto a los otros sectores afectados por la crisis financiera de la provincia.El juez de primera instancia Francisco Marinkovic había ordenado que el Poder Ejecutivo transfiera al Poder Judicial los fondos necesarios para hacer frente a los salarios y aportes de sus empleados, al hacer lugar a un amparo presentado por el gremio judicial, estableciendo una multa de 25.000 pesos por cada día de demora a partir de la notificación del miércoles último.

El Fiscal de Estado, Fernando Tanarro, anticipó que apelaría la medida en representación del Poder Ejecutivo, aunque el gremio advirtió que por tratarse de un amparo la medida es ‘sin efecto suspensivo‘, aunque hasta el momento no ha arrojado resultado en cuanto al pago de los haberes del mes de marzo del sector.Los judiciales piden además que el Poder Ejecutivo reintegre al Poder Judicial 600 millones de pesos recortados del presupuesto 2017, y que eran la previsión para afrontar la pauta salarial del sector