Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/150770

Cuando la religión trasciende la cultura

La Pasión de Cristo supera la mera representación teatral para convertirse en un auténtico y contundente testimonio de fe cristiana, en un referente de la Semana Santa y es una cita ineludible para presenciar un acontecimiento religioso y cultural de primera magnitud.

Ayer por la tarde, en dos funciones como estaba previsto, en Barranqueras se realizó la teatralización de la “Pasión de Cristo” obra a cargo del grupo La Morada. Alrededor de más de 200 personas estuvieron en escena, en el santuario Inmaculada Concepción de Barranqueras, pertenecientes a la Obra Don Orione.

La obra dramática permitió que los cientos de espectadores se remontasen a dos mil años atrás y revivieran los hechos históricos que marcaron la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Más de cuatro mil personas, por función, participaron del encuentro en donde no se distingue religión. “Es algo que llega a todos, va más allá de que creas”, comenta Juan, el coordinador del grupo.

Unión y participación de la comunidad

El grupo La Morada realiza hace 17 años consecutivos la representación de la pasión de Cristo. NORTE dialogó con Juan Carlos Medina sobre los pormenores de la obra: “Desde el año 2000 comenzó esta propuesta de parte del padre Melamed que en ese entonces estaba al frente del Santuario Inmaculada Concepción, como una propuesta por el año del jubileo que fue el año 2000, a partir de ese momento comenzó la propuesta de La Morada con La Pasión de Cristo y como un regalo de Dios se da todos los años, se realiza en el club Don Orione con un flujo de personas bastante interesante” aseguró.

Sobre el objetivo de esta obra Medina dijo: “La idea es evangelizar con la obra, no es una obra de teatro, de tal manera de que puedan entender el misterio de la salvación de Jesús”.

Respecto a quiénes forman parte de esta puesta en escena, explicó: “Buscamos proponerle la familia, no tanto exclusivamente a la gente que está trabajando dentro de las pastorales o dentro de la parroquia, se comienza con personas, grupos y jóvenes de la parroquia invitando a familiares, amigos, vecinos, que no están tan cerca o que no tienen la posibilidad de acudir en un horario específico en la parroquia, o en un grupo en la parroquia”.

Ademas, el coordinador explica que siempre la invitación es extendida al público en general sin distinción de credos ni lugar de residencia: “La propuesta no es exclusiva para un solo lugar o una parroquia, está abierto para todas las religiones, todas las personas, incluso de otras ciudades, porque sabemos que vienen de otros lugares a participar.  Así que bienvenidos sean gente de Resistencia, Barranqueras, Vilelas, y de otros lugares que sabemos que siempre vienen a participar”.

Ayuda del Estado

Por su parte, Medina explicó que en los últimos años empezaron a recibir la colaboración del gobierno municipal, ya que dan las habilitaciones, mandan gente a organizar el tránsito y la vigilancia de la guardia urbana aunque también hay una ayuda económica para las diferentes actividades.

Por otro lado, el gobierno provincial puso esta actividad dentro de los atractivos turísticos de la provincia del Chaco, por lo cual en la jornada de ayer hubo dos city tours para acercar a la gente de Resistencia hasta el club Don Orione.

“No serás profeta en tu tierra, dicen los grandes sabios” recuerda Juan en alusión de que varias veces actuaron en diferentes localidades del interior correntino pero resulta imposible, o al menos hasta ahora, poder trasladar y presentarse en Resistencia.

El vía crucis submarino, único en el

mundo, se realizó en Puerto Madryn

La 14ª edición del vía crucis submarino, único en el mundo, se llevó a cabo en Puerto Madryn con la participación de unos 30 buzos aficionados de ese balneario chubutense, los cuales recorrieron 14 estaciones, 11 de ellas terrestres, donde fueron acompañados por una procesión, y las otras tres bajo el agua, informó la Secretaría de Turismo madrynense.

El nuevo camino de la Pasión de Cristo, que desde 2014 cuenta con la bendición del Papa Francisco, se convirtió en un producto turístico y emblemático de Puerto Madryn cuyo recorrido por debajo del agua está reservado a buzos matriculados, nadadores y practicantes de snorkell.

La procesión de los buzos y nadadores por las tres estaciones subacuáticas fueron acompañadas desde la superficie por tablas de surf, kayaks, botes a remo y otras embarcaciones sin motor.

El recorrido, que forma parte del vía crucis de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús y que estuvo encabezado por párroco de ese templo, el padre Jesús María Henao, finalizó en el muelle Comandante Luis Piedrabuena, en la zona céntrica de la denominada “Capital Nacional del Buceo”.

La secretaria de Turismo de Puerto Madryn, Mariela Blanco, señaló que “el Vía Crucis submarino será la actividad saliente para los festejos de Semana Santa”. Blanco afirmó que el fin de semana largo por los festejos de Pascua “también se desarrollarán la tradicional Feria de Pescadores Artesanales y la Copa de las Ballenas, el encuentro náutico más importante de la Patagonia”.

En otro orden, la funcionaria adelantó que las 7.500 plazas hoteleras de la ciudad “alcanzarán un 100% de ocupación en Semana Santa” y dijo que esa estimación “la hacemos en base a la gran cantidad de consultas que se recibieron en la última semana”. “Las consultas, en su gran mayoría, corresponden a turistas de la ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires, Mar del Plata, Bahía Blanca y su zona de influencia, Córdoba y Neuquén”, precisó Blanco.

Impulsados por la fe, los tilcareños confeccionaron

las ermitas para el vía crucis

Tilcara, en Jujuy, fue declarada en 2005 como la “Capital Provincial de las Ermitas”

La Semana Santa encierra un gran significado para los habitantes de Tilcara, Jujuy, que como todos los años participan de las diferentes actividades religiosas, entre ellas el tradicional Vía Crucis que se reeditó por las calles del pueblo adonde se ubicaron las ermitas realizadas por instituciones sociales y grupos de familias.

“Todos los años se renueva esta costumbre que tenemos los tilcareños de expresar nuestra fe, no solo participando de las misas y peregrinaciones, sino también creando obras de arte artesanales que representan las ermitas y que este año fueron 16”, dijo a Télam Dina Chañi, responsable del Museo Soto Avendaño, de Tilcara.

Las familias del lugar se encargaron de construir paneles de lienzo o de arpillera con imágenes de varios metros cuadrados que fueron ubicadas frente a las 14 estaciones por donde los fieles hicieron su paso con linternas de papel.

En estos trabajos confeccionados con flores de Itatí, barbas de choclo, arcillas de colores, semillas, entre otros elementos naturales, se refleja la profunda religiosidad que tienen los pueblos de la quebrada.

“Trabajamos arduamente en la colocación de las semillas de quinua, cortezas de molles y las flores, infaltables en estas confecciones”, indicó Chañi, quien apuntó que la temática está basada en el “Espíritu Santo”.

Legado familiar

El armado de las ermitas es un motivo de reencuentro familiar y en muchos casos viene de generación en generación, y es así que los parientes que por alguna razón debieron “emigrar” a otras provincias, regresan en esta fecha para no perder la tradición. Cada integrante de la familia hace su aporte para que el trabajo luzca de la mejor manera y para esto hay una distribución de tareas en lo previo (colaboran desde los más grandes a lo más chicos) para darle color, poner flores, hojas y cortezas a los motivos que cada estación debe tener según lo encomendado por la iglesia.

Las ermitas suelen tener entre 4 y 6 metros cuadrados de superficie y todo este trabajo, en esencia, representa la identidad de nuestra gente. Cabe recordar que la Ley 5477, aprobada en el 2005, ha declarado a Tilcara “Capital Provincial de las Ermitas”, y por ese motivo el municipio todos los años realizar un aporte para aquellos grupos que desarrollan las ermitas.

El intendente de Tilcara Ricardo Romero, dijo a Télam que colaboraron en la entrega de bastidores y semillas y apuntó que este año van a participar 80 bandas de sikuris en la procesión. “Después los problemas causados por alud del 10 de marzo creemos que este es el momento para renovar las fuerzas, nuestra fe en Dios, y poder así continuar recuperándonos”, señaló.

Fueron miles los lugareños y turistas (muchos vuelven a Tilcara para revivir esta tradición) que participaron de la invocación religiosa y la tradicional procesión del Vía Crucis con ermitas de arte popular en Tilcara, en la Quebrada de Humahuaca.

Tilcara -cabecera del departamento homónimo y enclavado a 2.465 metros sobre el nivel mar, a la vera del Río Grande, sobre la ruta nacional Nº 9, 84 kilómetros -al norte de San Salvador- es un pueblo lleno de espiritualidad, que se manifiesta con la música, el arte y la devoción de su gente.