Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/150709

Asociaciones que integran la industria del cine rechazaron las imputaciones contra el ex titular del Incaa

Las distintas asociaciones y entidades que componen la industria del cine argentino respaldaron hoy al desplazado titular del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), Alejandro Cacetta, quien renunció ayer por decisión del ministro de Cultura, Pablo Avelluto, y rechazaron las imputaciones por irregularidades que se le atribuyen en el manejo de los fondos del organismo.

En un comunicado, que lleva las firmas de la Academia de Cine y de las Artes Cinematográficas de la Argentina, la Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica, la Asociación General de Productores, la Unión de la Industria Cinematográfica y la Asociación de Productores Independientes de Medios Audiovisuales, el Sindicato de la Industria Cinematográfica, la Cámara de Distribuidores Independientes y de las cámaras de productores audiovisuales de Córdoba y Rosario, entre otras entidades, sostuvieron que Cacetta llegó al cargo por ‘el consenso general de toda la industria‘ plasmado ‘en una asamblea democrática‘, por lo que consideraron al pedido de renuncia como ‘sorpresivo‘ y ‘un cambio en el concepto de institucionalidad y transparencia‘ de la cartera de Cultura para la designación del funcionario.‘Conocemos la integridad personal y profesional del presidente del Incaa, y rechazamos las imputaciones de supuestas irregularidades o hechos de corrupción que, con absoluta liviandad y falta del rigor, fueron formuladas públicamente‘, señala el texto.

Las entidades destacaron que la gestión de Cacetta puso en marcha la Cinemateca Nacional y la puesta en valor a los Espacios Incaa e implementó el Plan de Fomento 2017 ‘realizado con el aporte de todo el sector‘, entre otros ‘hitos‘ en ‘el corto plazo‘ de su actuación en el organismo.

‘Para afianzar estos logros es indispensable seguir en el camino de la institucionalidad, trabajando en conjunto entre el Estado y las entidades que nuclean a todos los trabajadores del sector, apegándose a lo que indica la Ley de Cine y en defensa del Fondo de Fomento Cinematográfico‘, añadieron.

Por último, afirmaron que ‘la toma de decisiones sin consenso ni diálogo, no hace más que replicar las prácticas que necesitamos abolir de una vez y para siempre, si lo que se busca es tener un proyecto de país industrializado, económicamente sustentable y culturalmente desarrollado‘.