Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/150377

“Si los fondos para viviendas no vienen actualizados estos anuncios se frustrarán en dos meses”

El presidente de la Cámara de la Construcción del Chaco dice que las novedades son promisorias pero que no puede omitir la realidad de esta provincia

Entre los empresarios chaqueños de la industria de la construcción fue bien recibida el anuncio nacional de construcción de 100.000 viviendas y de líneas de créditos hipotecarios pero que los pagos de certificados se están haciendo a valores no actualizados y que esto puede llevar a frustrar la actividad en dos meses, según dijo el presidente de la Cámara de la Construcción Delegación Chaco, Héctor Chaquires.

A la fecha subsisten atrasos en pagos de certificados de viviendas de 2013, 2014 y 2015 están totalmente desfasados: hay quienes recibieron pagos con costo de poco más de 4.000 pesos el metro cuadrado, no más de cinco empresas lograron ingresar al lote en el que se recocieron el precio de 11.000 pesos por metro cuadrado.

Sin embargo para la Secretaría de Vivienda de la Nación la unidad tipo tiene un costo 15.700 pesos el metro cuadrado. “Antes de 2015 estábamos trabajando con un desfasaje respecto a la inflación del 30 al 40 por ciento y ahora del 55 al 60 por ciento. “Todo se nos pone cuesta arriba y si los fondos no vienen medianamente actualizados esto que se considera una reactivación en dos meses nos va a llevar al suelto”, remarcó.

Con suspenso

Chaquires dijo que “siempre es promisorio el anuncio de estas medidas de reactivación de la industria de la construcción, así que es bienvenido el anuncio” pero destacó que “todavía no ha vuelto a los ritmos que tuvimos en los años 2013, 2014 y 2015”.

“La Unión Obrera de la Construcción está muy preocupada por el empleo y las empresas están trabajando en forma esporádica y los planes de avances son bajos, lo mismo que en la facturación, en los avances que se tienen que dar”, señaló. El empresario dijo que las provincias fueron invitadas a adherir a este convenio pero “con el compromiso de que disminuyan algunos costos impositivos” y también que “las empresas provinciales de servicios arbitren medidas para hacer rápidas la ejecución de los conjuntos habitacionales”.

A la vez que “las jurisdicciones municipales adecuen su reglamentaciones para que no hayan trabas de tipo administrativas, burocráticas, en la implementación del plan que va a durar 36 meses”.

Luego marcó que “las obras están pactadas a dos años” y que “se van a poder actualizar los montos de los créditos individuales y de los desarrollos de complejos habitacionales urbanos con las unidades de valor agregado y unidades de vivienda”.

Luego señaló que 100.000 viviendas “no están contemplada como en programas anteriores” con cantidades de viviendas y montos asignados. A la vez apuntó que la Secretaría de Vivienda de la Nación está financiando la finalización de alrededor de 1.500 viviendas y otras 1.500 de la unidad ejecutora.

“Son 3.000 viviendas que se van a empezar terminar y van a seguir saliendo otros expedientes”, indicó s al dar cuenta de la actividad con financiamiento público.

Al Acuerdo Federal para la construcción de 100.000 viviendas, para familias de ingresos medios y con nuevas líneas de créditos con el propósito de reactivar el sector y a la creación de 100.000 puestos de trabajo dijo que se le agregan 60.000 millones para créditos hipotecarios.

Esa propuesta está destinada a quienes califiquen para acceder a préstamos hipotecarios tendrán posibilidades de acceder por esa vía a la construcción de la unidad habitacional familiar.