Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/150269

Vidal llamó a la UCR a “fortalecer Cambiemos”

La gobernadora bonaerense,  María Eugenia Vidal, alentó hoy a los radicales en su  Convención Nacional a “fortalecer Cambiemos” en el país y en la  provincia, tras advertirles que son “millones” los que quieren  un “cambio profundo”, y se mostró confiada de que en las  próximas elecciones “no sólo van a venir los votos de 2015 sino  muchos más”.

   “Estoy segura que así como lo hicimos en 2015, en esta  elección, si trabajamos juntos y defendemos nuestros valores,  no sólo van a venir los votos de 2015 sino que van a venir  muchos más, convencidos que este es el camino correcto”,  exhortó la mandataria.

   Vidal remarcó, ante una platea repleta de dirigentes  radicales, “la necesidad de que fortalezcamos este camino como  equipo, como parte de Cambiemos, como una parte fundamental  comprometida con el cambio del país y de la provincia” y  agregó: “Necesitamos que todos los que estamos en el barco de  los mismo valores estemos juntos, es la única manera de que  vamos a poder cambiar de fondo nuestro país”.

   La gobernadora tomó la palabra en la reunión del máximo  órgano deliberativo y resolutivo de la UCR nacional, donde se  mostró acompañada por su vicegobernador, Daniel Salvador, y el  intendente de La Plata, Julio Garro.

   “La provincia de Buenos Aries necesita de dirigentes  comprometidos en valores y que el radicalismo se reúna hoy acá  nos fortalece, estimula, nos hace sentir orgullosos”, dijo  Vidal en el arranque de su discurso.

   También tuvo palabras de agradecimiento para con “los  intendentes, funcionarios del gobierno y en particular al  vicegobernador Daniel Salvador” por el trabajo en conjunto en  estos meses de gobierno, lo que disparó el primer aplauso de su  breve mensaje.

   “Siempre dije, durante la campaña, que con los dirigentes  radicales, en los distintos lugares de la provincia, con la  militancia del radicalismo, me sentía como en casa; bueno en  estos meses de gobierno con las distintas vicisitudes también  me hacen sentir como en casa”, agregó.

   Detalló en ese sentido que “ese barco con los mismo valores  fue el que se expresó en la marcha del sábado; el valor de la  paz, del respeto, del trabajo, de la justicia y la verdad”, y  agregó “esa marcha que nos hizo sentir a todos los que tenemos  los mismos valores que no estamos solos, que somos millones los  que queremos un cambio profundo en la Argentina”.

   La gobernadora también subrayó que “podemos no estar de  acuerdo, pero esos valores nos dan un marco del camino por  transitar, en una Argentina en que una minoría cree o prefiere  que al país le vaya mal para que al gobierno le vaya mal...”

   “Después de 30 años de democracia tenemos mucho que  mejorar”, remarcó.

   En ese sentido, Vidal detalló que “los cargos y las  elecciones pasan, pero los lugares de compromiso no y eso lo ha  demostrado el radicalismo a lo largo de toda su historia”, ya  que -subrayó- “si hay un valor que el radicalismo puede exhibir  es la persistencia y la coherencia, y esos son valores que hoy  la Argentina necesita enormemente”.

   Hacia el final de su discurso, el primero que se escuchó en  el teatro Coliseo Podestá, Vidal insistió en que “muchos  argentinos que han tenido un año difícil, que votaron el  cambio, ven con tristeza que la violencia todavía sigue  presente entre nosotros y se sienten desanimados”.

   “¡Necesitan dirigentes que sostengan esos valores! ¡Que los  defiendan en la calle en los barrios, en las comunidades y en  cada uno de los lugares donde nosotros nos reunimos! Nos  necesitan ahí parados, fuertes, diciéndoles estamos en el  camino correcto. Es difícil. Va a costar. Pero esta vez va a  venir para quedarse para nuestros hijos y para nuestros nietos;  eso es lo que esperan de nosotros, esperan que seamos fuertes,  que mantengamos el temple, que no nos demos por vencidos y que  trabajemos en equipo”, remarcó.

   Y completó: “Dejemos de lado, por una vez en la Argentina,  lo mezquino, lo chiquito, la especulación, no le ofrezcamos  relatos, ni grandes banderas que después resultan falsas,  ofrezcamos lo concreto, lo que cambia la vida y el valor de  nuestro ejemplo”.