Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149665

Autovía de la ruta 16, una zona peligrosa para la integridad y seguridad de quienes la transitan

SAENZ PEÑA (Agencia) – Falta de iluminación en varios tramos de la traza de poco más de cuatro kilómetros y semáforos que no funcionan en cruces considerados peligrosos. La Autovía de ruta nacional 16 sigue mostrando falencias que contradicen claramente los objetivos principales de su construcción y la convierten en una zona peligrosa para la seguridad e integridad que por ella transitan a diario exponiendo a conductores y transeúntes con frecuencia al riesgo de accidentes, que en muchas oportunidades tuvieron resultado trágico.

Desde hace tiempo NORTE viene reflejando la situación que se registra de manera sistemática, aunque aún hoy los mismos inconvenientes se suscitan periódicamente por lo que la situación exige buscar soluciones de fondo que permitan brindar seguridad a las populosas barriadas que a diario transitan por las colectoras o deben cruzar su traza para cumplir con sus obligaciones laborales o personales.

A los factores antes descriptos se suma otro en materia vial que a decir verdad también es un acto de gran incidencia a la hora de los accidentes, el alto grado de imprudencia a la hora de transitar o trasponer la misma para dirigirse de un extremo a otro de la ciudad.

La falta de iluminación en algunos tramos de la autovía exige soluciones de fondo para que no se convierta en una cuestión cíclica como hasta ahora que atente contra la seguridad.

Las falencias y reclamos de vecinos de populosas barriadas sobre la falta de iluminación y semáforos que no funcionan no es un tema nuevo, de hecho vienen desde hace mucho tiempo y se repiten de manera periódica. De hecho, en los últimos días los vecinos de los barrios ubicados a la vera de la traza volvieron a insistir en la situación que se presenta en varios tramos de la traza y  cruces considerados de mayor flujo de  tránsito donde los semáforos desde hace más de una semana permanecen con la luz amarilla intermitente, situación que genera un alto riesgo para la ocurrencia de accidentes de tránsito como el de mitad de semana en el cruce de calle Carlos Janik.

Durante la semana NORTE realizó una recorrida por la zona advirtiendo que la Autovía se encuentra a oscuras en varios tramos que van desde la rotonda hasta su finalización a la altura de calle 38, entre ellos los sectores comprendidos desde la misma rotonda de rutas 16 y 95 hasta call 212 o la de acceso a la ciudad por calle 12.

Lo mismo ocurre con varios semáforos como los de las intersecciones con calle 212 (acceso Politécnico Juan XXIII”, calle Carlos Janik y calle 128 que permanecen intermitentes y generan caos en el tránsito y potencial riesgo de accidentes de tránsito. Vale recordar que en otros tiempos esos cruces fueron escena de importantes accidentes que incluso costaron vidas.

A oscuras

En un tema que se ha convertido en una cuestión cíclica y expone a los vecinos en tiempos donde la inseguridad a partir de hechos delictivos no se detiene vecinos de los barrios Ex Caesa, Santa Rita, San Cayetano, Lamadrid y Belgrano entre otros ubicados a ambas manos de la autovía y sus colectoras volvieron a expresar su reclamo por la “boca de lobos” en que se convirtió la colectora por la gran oscuridad reinante y los potenciales riesgos que ello significaba para la población de los mismos al momento de atravesar la misma para ir a cumplir con sus obligaciones o al momento de regresar de un día laboral a sus hogares.

El peligro o riesgo al que hacen referencia apuntaba a dos cuestiones centrales bien definidas, ser pasibles de protagonizar algún tipo de accidentes o víctimas de hechos delictivos por la gran oscuridad reinante.

Insisten en que la misma situación se repite en los carriles centrales de la traza vial donde “ante la gran oscuridad que reina en algunos sectores los automovilistas, sobre todo a altas horas de la noche, no respetan los semáforos por temor a ser víctimas de algún robo o asalto”.

Conductores desaprensivos

Esta situación de no funcionamiento de los semáforos en distintos tramos de la autovía demuestra la existencia de muchos conductores no dispuestos a  perder dos minutos en un semáforo pero si a trasgredir no solo los semáforos, sino cualquier otra indicación de señalización sobre este importante arteria de acceso, como lo es esta ruta 16.                      

Otro dato que refleja esta situación han sido la serie de accidentes registrados en el pasado que los vecinos de las populosas barriadas ubicadas a la vera de la autovía no quieren se vuelvan a repetir o por lo menos se generen las condiciones para minimizar la potencialidad de estos riesgos.

Para ello solicitan un control en el tránsito vehicular sobre esta vía rápida de acceso y de paso por la ciudad. Cientos de peatones se ven a diario cruzar la peligrosa calzada, más allá que cuenta con pasarelas ubicadas en lugares estratégicos, y las correspondientes sendas peatonales, pero esto no atenúa el peligro” dijeron.

La mayoría de los accidentes, que se produjeron en este tramo de autovía, son producto del exceso de velocidad, la falta de distancia entre vehículos, el mal uso de los carriles y los sobrepasos incorrectos", revela el informe que realizó la Dirección de Tránsito local.

Solución definitiva

Ante lo que se ha convertido en un drama cíclico y un reclamo que viene desde hace tiempo, los vecinos de esos populosos sectores de la comunidad saenzpeñense solicitan a las autoridades una solución definitiva para esta problemática.

“Queremos una solución definitiva para este problema, porque cada vez que hacemos oír nuestra voz expresando la preocupación y el peligro al que estamos expuestos vienen y hacen los arreglos solicitados, pero terminan siendo una solución temporal porque pasan algunos días, en oportunidades un par de semanas y nuevamente las falencias en el sistema lumínico y funcionamiento de los semáforos vuelven a aparecer y con ello los inconvenientes que esto genera”, advirtieron vecinos de la zona a NORTE.