Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149427

Peña dijo que el reclamo docente "tiene más que ver con una especulación política electoral"

El jefe de Gabinete Marcos Peña cuestionó hoy el paro dispuesto por los gremios docentes bonaerenses para los días 15,16, 21 y 22 de marzo al señalar que la medida "no va al corazón de la discusión de mejorar la calidad educativa", reiteró la postura del gobierno de no llamar a paritaria nacional porque desde el año pasado "el piso se volvió automático" y consideró que el reclamo "tiene que ver más con una especulación político electoral".

"La escuela pública se ha ido privatizando a cuentagotas en los últimos años por esta política de paros", dijo Peña hoy a radio Mitre al apostar al diálogo como "camino para poder empezar a discutir otros temas como calidad educativa, formación docente, para dar un debate educativo de otro nivel".
En cuanto al ofrecimiento del gobierno bonaerense, que fue rechazado por los seis gremios y que consiste en un aumento salarial del 19% en tres cuotas y un pago extraordinario no remunerativo para compensar las pérdidas del poder adquisitivo, el jefe de Gabinete explicó que las ofertas "son las posibles, dentro de un contexto de enormes restricciones presupuestarias".
Asimismo, el funcionario nacional remarcó que "la mayoría de los gobernadores han dado el 18% con la posibilidad de una cláusula gatillo y creemos que es muy importante que cada provincia que emplea a los docentes puedan avanzar en las conversaciones como en más de la mitad del país".
Peña reiteró que el gobierno no llamará a paritaria nacional al explicar que "no tiene sentido hoy por hoy" porque "el año pasado el gobierno nacional ha podido establecer pisos que permita que estas discusiones se den en las provincias" y recordó que en años anteriores "se convocaba para fijar un piso salarial pero desde el año pasado se volvió automático con un 20% por encima del salario mínimo".
"Un paro nacional donde no hay docentes que dependan del gobierno nacional no tiene sentido y es una excusa política para nacionalizar un conflicto más que para ir en defensa de los docentes".
En ese sentido, explicó que "no hay una paritaria nacional de médicos, ni de empleados estatales ni de enfermeros: hay provinciales porque tienen que hacerse con los empleadores" y opinó que la paritaria nacional docente "es un invento" frente al que "encontramos un mecanismo para que se vuelva automático".
"Si corremos la agenda política electoral y los intereses partidarios de las internas sindicales vamos a poder discutir lo esencial que es cómo mejorar la escuela pública que se ha ido degradando en los últimos años", agregó Peña.
En esa línea, subrayó que hay "varios dirigentes que responden al kirchnerismo, que no lo descalificamos, pero les pedimos que den un debate electoral en otro contexto y que empiecen las clases".
Reiteró también que en el gobierno existe "una vocación de resolver el conflicto" y que ante "la muy buena oferta de la provincia, a los gremios no les interesó discutir. Están discutiendo otra cosa", afirmó.
Consultado por el mensaje difundido por las redes sociales por la gobernadora Vidal acerca de que la Provincia "estaba fundida", Peña coincidió y dijo: "Nos dejaron un país fundido en términos de presupuesto público y hoy estamos generando un camino gradual para financiar esa situación" y recordó que el presupuesto de la Provincia "es de los más altos para proteger a sectores vulnerables pero no se pueden inventar recursos".
También acusó a "sectores que no comparten el mandato de cambio que eligió la sociedad argentina y que van a hacer todo lo posible para que no cambie" y lamentó que "cada día que se pierde de clases es una muy mala cosa par el país".
"Con el paro perdemos todos, esto no es un partido de fútbol entre gobierno y sindicatos. Hay que llegar al diálogo pese a las diferencias pero con responsabilidad". señaló el Jefe de Gabinete.
Al referirse a la posibilidad de que la CGT disponga un paro general, el jefe de Gabinete pidió a sus máximos dirigentes "honestidad intelectual y valentía para seguir sosteniendo un camino de diálogo" y que "se alejen de la especulación electoral", y abogó por "trabajar cuidando todo lo que se puede las fuentes de trabajo".
"La CGT no dicen toda la verdad cuando afirma que se pierden fuentes de trabajo porque está creciendo el número y la inflación está cayendo, lo mismo con el aumento de las importaciones que es falso", aseguró el funcionario nacional a la vez que pidió "discutir sobre la verdad y no tirar cifras al voleo".
Peña aseguró que desde el Gobierno "se trabaja todo lo que se puede cuidando las fuentes de trabajo sabiendo que igual puede haber situaciones de conflicto en alguna empresa por alguna situación determinada como que la empresa no haga las cosas bien".
Asimismo, indicó que es "un problema la fragmentación del empresariado" al explicar que "fue muy atacado y hubo pocas entidades empresariales que se plantaron en el gobierno anterior" y recordó que el sector empresarial planteó en la Mesa de Diálogo convocada por el gobierno que "no puede firmar cosas en nombre de otras empresas".
"Creemos que debemos seguir trabajando en base al diálogo y sentarnos a ver cómo resolver el problema de los trabajadores y cómo seguir generando trabajo" aseguró Peña que confirmó que "permanentemente hay diálogo con la CGT" y mencionó las reuniones sectoriales que se realizarán la semana próxima en el Ministerio de la Producción.
El jefe de Gabinete consideró necesario "reconvertir una economía que hace cinco años tiene los mismos empleados formales" y criticó a los que "quieren que el cambio fracase" al señalar que "no es el espíritu de la mayoría de los dirigentes de la CGT, pero queremos que no se contagie esa lógica con el kirchnerismo actuando como actúa".
Consultado por los últimos datos de la UCA en referencia al aumento de la pobreza y la indigencia, Peña elogió la "gran valentía" del presidente Mauricio Macri por "querer ser evaluado por bajar la cifra de la pobreza" y remarcó que ahora en Argentina "no se miente más y se ponen los problemas sobre la mesa".
"Nos pueden hacer paro o piquete, pero la decisión de cambio que nació de los argentinos no vuelve atrás y estamos tratando de escuchar", aseguró al contraponer "el planteo de una sociedad que fue un exponente de muchos ciudadanos sobre la cultura del poder, que habla del clientelismo, el pensamiento único, autoritario" y que "el gobierno no comparte".
Peña planteó "una discusión sobre qué sociedad queremos vivir" y puso al gobierno nacional del lado de "una (sociedad) democrática, con instituciones que generen igualdad, e integrada en el mundo".
"Nos dicen fuerza, no aflojen aunque a veces nos retan pero no puede haber ingenuidad: hay gente que le ha ido muy bien pero la discusión es si le va bien a los argentinos", subrayó.
Consultado sobre los nuevos aumentos de tarifas en el gas y en el transporte, aclaró que "ahora hablamos de cifras más reducidas" que las del año pasado y que "tienen que ver con recomponer la igualdad del sistema y fortalecer la inversión".
"Tratamos de generar el equilibrio máximo sabiendo que hay muchos argentinos que tienen exigido el bolsillo. Estamos viendo rubro por rubro para no mentir ni exigir más de lo que puede el bolsillo", advirtió Peña.

Sobre su preferencia por la candidatura de la aliada de Cambiemos, Elisa Carrió, en el ámbito de la Ciudad o la provincia, afirmó que "cuando sea el momento se discutirá", y aventuró que "tendrá que aportar porque es una de las referentes importantes y tiene que estar en el Congreso".
En cuanto a trascendidos sobre una posible reducción del gabinete nacional, Peña desmintió esa posibilidad y defendió la cantidad de ministerios al señalar que es "la estructura básica que necesita el país y vamos por el buen camino".
A la vez, sobre la cantidad de ministerios en el área económica, explicó que "casi todos los países de la región y los desarrollados tienen siete" y defendió la "lógica de un equipo" frente a los "personalizados de Kicillof (Axel) y Cavallo (Domingo), que nos fue mal".
Consultado por la reunión del Consejo Directivo Nacional del PRO con dirigentes nacionales y provinciales que ayer mantuvieron un encuentro en el barrio porteño de Saavedra, respondió que fue "un espacio de análisis y reflexión" y que "no pasó por el eje electoral".
"Nuestro foco estuvo puesto en la gestión que nos toca librar día a día", resumió Peña.