Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149256

Sáenz Peña sitiada por fuerzas federales y policiales para combatir la inseguridad

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Los operativos lanzados para la prevención del delito y brindar mayor seguridad lanzados en la jornada de ayer luego del homicidio de Lilian Acosta ocurrido el pasado fin de semana y que encrespó los ánimos ciudadanos a partir de los reiterados y violentos hechos delictivos que suceden a diario en la ciudad, continúan desarrollándose en distintos puntos de la localidad.

Ayer, con la intervención de la Policía del Chaco y Gendarmería Nacional, un “anillado” custodiaba los principales accesos a la ciudad, controlando el ingreso y egreso de personas y vehículos mientras continuaban las acciones programadas dentro del casco urbano, en las zonas consideradas de mayor riesgo. 

En los principales accesos de la ciudad continuaron en la mañana los operativos de control preventivos entre Gendarmería, Caminera y Tránsito municipal.

Así, en los accesos por ruta con que cuenta Sáenz Peña se podía observar efectivos de la Policía Caminera y Gendarmería Nacional realizando distintos operativos de control con el objetivo de reforzar la prevención y así evitar que ocurran delitos.

En la tarde del lunes con la presencia del ministro de Seguridad de la provincia se iniciaron los operativos de prevención para “devolverle la tranquilidad a esta ciudad que hoy se encuentra en un estado de zozobra”, según los propios dichos de Nievas.

Se sumó Gendarmería

Pero en este accionar la fuerza de seguridad provincial no está sola ya que en desde la misma tarde noche del lunes Gendarmería Nacional sumó efectivos y logística sumándose a la tarea.

Las tareas preventivas incluyeron controles a todo tipo de vehículos y personas en los accesos a Sáenz Peña.

Es que como lo publicó NORTE en su edición de ayer, el intendente Gerardo Cipolini se reunió con el presidente de la Nación Mauricio Macri a quien le planteó la situación que vive Sáenz Peña en materia de seguridad y solicitó el apoyo y aporte nacional para intervenir en la problemática, de la que surgió la instrucción para que de manera inmediata la fuerza de seguridad federal se sume a los operativos colaborando con la estrategia de control diagramada por los estados municipal y provincial en materia de la prevención del delito y venta de estupefacientes, un flagelo que se ha instalado en las entrañas de la sociedad y es uno de los factores de incidencia directa en la comisión de delitos.

Además en ese encuentro realizado en Buenos Aires, Cipolini solicitó que se acelere la ejecución del convenio firmado con el Ministerio de Seguridad de la Nación para la provisión de cámaras de seguridad que serán instaladas en zonas estratégicas de la ciudad, las que se sumarán a un paquete de 25 que el municipio adquirirá en corto plazo. El monitoreo estará a cargo de un centro municipal.

Vecinos se reunieron con autoridades

En el mismo espacio verde escena el fin de semana del ataque mortal sufrido por Lilian Acosta, la cosmetóloga que fue herida de muerte y posteriormente falleció en el Hospital 4 de Junio, en un marco de profunda congoja y preocupación vecinos del barrio Mariano Moreno se reunieron con autoridades a las que plantearon distintos reclamos e intercambiaron opiniones sobre la seguridad en la zona. 

A la cita acudió el secretario de Gobierno, Bruno Cipolini, acompañado de funcionarios y concejales de ambos bloques legislativos, aunque no se hicieron presentes funcionarios provinciales que por esas horas todavía permanecían en la ciudad, cuestión que no cayó bien entre los asistentes.

Ante los funcionarios locales presentes los vecinos plantearon diversos reclamos e insistieron en la necesidad de ejecutar acciones de limpieza y alumbrado de manera permanente y que no solo sea “en momentos en que rige una declaración de emergencia”.

Asimismo insistieron en no hacer de la cuestión chicanas políticas, ya que “aquí estamos lamentando la muerte de una vecina, lo que necesitamos son medidas para estar más seguros” tras lo que se intercambiaron ideas y se explicaron los alcances de la emergencia entre otras cuestiones.

En la zona piden más presencia

Aún sin poder reponerse del golpe que significó la muerte de la vecina Lilian Acosta, vecinos del barrio Mariano Moreno insistieron en la necesidad de ejecutar medidas que permitan brindar mayor seguridad a la zona.

Ricardo Díaz dijo no poder creer todavía lo que pasó con la vecina asaltada por motochorros, a quien la asesinaron con una puñalada. “Los robos se dan casi a diario, parece que las autoridades gubernamentales o policiales estaban esperando que suceda algo de estas características para comenzar a tomar acciones”, sostuvo el vecino.

“No puede ser que los vecinos, no solo de este barrio, tengamos que vivir encerrados, con miedo y pendientes del que pasa o el que no pasa, queremos que ahora alguien se haga cargo de la seguridad de nuestro barrio, esto ya se les fue de las manos”, agregó.

 Queremos que desde la municipalidad “limpien con más frecuencia los espacios públicos, además de la poda de los árboles, que por las noches impiden contar con una buena iluminación”, cuestionó.

Recordó que “cuando atacaron a la vecina fallecida no andaba ninguno de los focos de toda la zona de la plaza” reprochó y agregó que “hoy parecería casi como por arte de magia, está todo iluminado y desmalezado”.

También Luli Ávalos, otra vecina de la zona, manifestó que “de haber con más asiduidad alguna presencia policial en el lugar, aparte de la iluminación y la limpieza de los espacios, hoy no tendríamos que estar lamentando esta irreparable pérdida”, se quejó.

Señaló que “a pesar de la custodia privada que pagan los vecinos en varios sectores de la barriada, los malvivientes se las ingenian para cometer los robos y arrebatos a cuantas personas pueden”.

Finalmente dijo: “esperemos que en una semana todos estos operativos que se están dando en varios puntos de la ciudad sirvan para algo, y que se pueda contener más el avance de los delitos, vemos a diario a través de la redes sociales la cantidad de vecinos de varios barrios de la ciudad que publican que fueron asaltados o golpeados en robos”.