Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149008

Tribunal brasileño condenó por plagio a marca china

Por primera vez en la historia un tribunal falló a favor de una empresa motociclistica que se consideró perjudicada por una copia china.

En esta industria, los chinos vienen avanzando a pasos agigantados con productos de regular o mala calidad aprovechando la tecnología metalúrgica y de matricería heredada de empresas establecidas que producen en ese país piezas de calidad. 

autos.jpg
La Honda NXR “Bros” original producida por los japoneses en Brasil es un vehículo bien conceptuado entre los usuarios de esta clase de motocicletas por su calidad y confiabilidad.

Pero en este caso fue la japonesa Honda de Brasil la que demandó a una empresa china por plagiarle sus modelos. El caso se llevaba adelante en Brasil desde el año 2012 cuando Honda acusó a Shineray por la copia de los modelos CG150 “Titan” y la NXR “Bros” que Shineray denominó 150 “Max” y 150 GY Explorer. 

autos2.jpg
La Shineray Max, copia de la Bros tiene el mismo asiento, guardabarros delantero y aunque posee arranque a patada a diferencia de la Honda, la justicia Brasileña consideró que el resto del vehículo es copia fiel de la japonesa.

El juicio puede ser el ejemplo a seguir por otros países ya que el tribunal resolvió condenar a los importadores de la marca cuestionada ya que China se mantiene fuera del alcance de las leyes occidentales. Las motocicletas fueron analizadas y comparadas por expertos que encontraron partes como el tanque, el asiento y otros accesorios idénticos tanto en diseño como en los puntos de anclaje lo que para la industria es una señal clara de que la pieza fue copiada literalmente.

Honda también demandó a los chinos alegando que el nombre “Pro Link” de su suspensión trasera es tecnología patentada aunque el juez del caso consideró que se trató de una estrategia de marketing de Shineray ya que esa parte de las motocicletas no parecía copiada dada la mala calidad de terminación y los materiales empleados.

autos3.jpg
La Honda CG 150 Titan es otro de los caballitos de batalla de los japoneses en Argentina y Brasil con buena calidad constructiva y confiabilidad.

La sentencia obliga ahora a Shineray de Brasil a detener ventas y suspender la divulgación de cualquier material que tenga que ver con sus modelos 150 Max y 150 GY Explorer, más el pago de una multa por daños morales de 31.520 Reales para cada uno de los involucrados Honda Motor Co. y Honda Amazon.

Queda por definirse el monto de la multa por plagio que se calcula en unos 130 millones de Reales- el equivalente al número de ventas de los dos modelos que participan en ese mercado desde 2012 a 2017 que deberían pagar el importador Florida Moto Ltda. y BCI Brasil Importador y Distribuidor S.A responsables de la marca demandada en el país.

autos4.jpg
La Shineray Explorer copia de la Bros adolece de problemas de ensamblado y confiabilidad en sistemas como el arranque y el embrague. Un juez brasileño condenó a los importadores basándose en el tanque de combustible y los canalizadores de aire.

De prosperar la sentencia –aún en su primer instancia- será un duro golpe para los importadores de motos de calidad dudosa y hasta es posible que el mercado regional mejore en calidad y seguridad con productos originales y con el respaldo necesario de las fábricas de origen ya que en China muchas fábricas entregan modelos “a pedido” de los importadores con sus marcas o características específicas que nunca se adaptan a normas de seguridad ni calidad sinó a los costos.