Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149006
Más Hilux, menos Clios

El nuevo mercado

Enero arrancó con un alza del 60% en los patentamientos y la guerra entre marcas dejó claros ganadores y perdedores a la hora de captar la atención de los argentinos. Mientras que las camionetas siguen traccionando la demanda, la salida de modelos históricos está siendo ocupada por otros jugadores.

Un extenso informe del portal especializado Iprofesional firmado por Guillermina Fossati refleja un nuevo paradigma de mercado donde lo económico está siendo desplazado por la alta gama aunque eso no significa una recesión de este sector de la economía. 

autos2.jpg
Entre los líderes en ventas también se encuentra el Renault Sandero, apalancado por una buena oferta de precios en enero y con una diferencia no muy importante con modelos más económicos como el Clio.

El mercado automotor confirmó que está en el camino de la recuperación luego de que enero cerrara con casi 93.000 unidades patentadas, un 60% por encima del mismo período del 2016. El objetivo ahora es culminar el 2017 con cerca de 800.000 autos vendidos, dato que confirmaría el despegue de un sector que se había visto seriamente dañado durante el último tramo del kirchnerismo por el cerrojo importador y el efecto “impuestazo”.

Pero queda en claro que el mercado ya no es el mismo: hubo modelos clásicos e históricos del mercado argentino que directamente desaparecieron del ranking de los más vendidos y otros que escalaron hasta el tope.

Para empezar la pick-up Toyota Hilux arrancó el año como el modelo más patentado, habiendo escalado dos puestos respecto del año pasado.

El segundo lugar correspondió a un vehículo que en enero de 2016 no figuraba entre los más vendidos: el Renault Sandero.

En tanto, el Fiat Palio, que el año pasado se había adueñado del primer lugar, ahora descendió hasta el noveno. Y algunos históricos “caballitos de batalla”, que antes estaban en puja por los primeros puestos, como el Fiat Siena y el Chevrolet Classic, ya no se encuentran más en el top 10.

El éxito de las pick-ups

La mayor sorpresa que vive el sector es el denominado “fenómeno Hilux”, que se hizo evidente a partir de abril del 2016: ese mes logró desplazar del primer puesto a un líder histórico, el Chevrolet Classic.

autos.jpg
En un año la Toyota Hilux desplazó como el vehículo más vendido a modelos de baja gama como el Clio o el Gol. El nuevo paradigma de la economía argentina hace subir las ventas de la alta gama y caer los modelos más económicos.

El segundo “batacazo” -que fue una confirmación de que había llegado para quedarse- tuvo lugar en junio, cuando las ventas acumuladas en el primer semestre posicionaron a esta chata como el vehículo más patentado de la Argentina. [ El segundo ‘batacazo’ -que fue una confirmación de que había llegado para quedarse- tuvo lugar en junio, cuando las ventas acumuladas en el primer semestre posicionaron a esta camionetacomo el vehículo más patentado de la Argentina.]

Su escalada en el ranking no deja de llamar la atención porque se trata de una camioneta con precios que arrancan por encima de los $400.000 y supera los $800.000, triplicando prácticamente el valor de algunos modelos que se ubican por debajo.

El buen momento de las pick-ups también está explicado por la performance que está logrando la Ford Ranger, que en enero trepó hasta el puesto número 10 de los más vendidos del país. En tanto, la Volkswagen Amarok está a un paso de entrar a este selecto grupo: el mes pasado quedó en el escalón número 11, con una diferencia menor a las 40 unidades.

La hora del campo

Según los concesionarios consultados por el portal, son varios los fenómenos que motivaron este crecimiento del segmento de las camionetas. Uno que no puede pasarse por alto es el del campo, uno de los sectores más beneficiados por el macrismo, luego de la baja de las retenciones para la soja y la quita total para el resto de los cultivos.

Estos cambios tributarios implicaron un abaratamiento de las pick-ups de entre el 35% al 50% en términos del valor de los principales cultivos. No es casual que las ventas de “chatas”, al ser una herramienta clave de los productores rurales, se vieran impulsadas con fuerza a partir de abril, en plena “temporada alta” de las exportaciones de granos.

Pero el auge de las pick-ups también confirma la consolidación de una apuesta estratégica por parte de las terminales para especializar al país en este segmento y convertirlo en el mayor polo de producción de Sudamérica. Al ser una categoría tan disputada, la oferta se renovó completamente entre fines de 2015 y 2016, con productos diferenciados en cuanto a diseño y con mayor “paquete” tecnológico. Y esto impactó positivamente en la demanda. Incluso, con la incorporación de la Hilux SRX 4x4, la marca logró captar a un público que hasta ese momento nunca antes había pensado subirse a una “chata”.

Es decir que en la Argentina cada vez hay una base más amplia de clientes que, por la tendencia, se sumaron al universo de las camionetas sin pensarlas ya como herramienta de trabajo.

Además, impositivamente, las camionetas están beneficiadas porque pagan menos patente y el 10,5% de IVA. Por otro lado, siguen sin pagar el impuesto interno, más allá de que los últimos cambios achicaron las diferencias. Así, este perfil de clientes, que prioriza el consumo, la autonomía y hasta por tradición prefiere los vehículos diesel encuentra una opción interesante en las camionetas, agregó. 

autos4.jpg
Chevrolet intenta colocar al Onix como reemplazo del rendidor Classic que dejo de fabricarse en Argentina. La idea de la industria local es fabricar vehículos con más valor agregado y dejar el segmento inferior en manos de los brasileños.

El reemplazo de los históricos

El “fenómeno Hilux” no es el único que modificó el ranking de los más vendidos, sino que 2017 arrancó con un cambio trascendental: el “ocaso” definitivo de modelos históricos que supieron mantenerse por años entre los más vendidos.

Algunos que dejaron de fabricarse son los Chevrolet Classic y Agile, el Renault Clio Mio y el Peugeot 207. El hecho de que en el top 10 ya no figuren estos “caballitos de batalla” con sello nacional obedece a una cuestión de competitividad, que está impactando en la oferta ya que Argentina, al tener menos escala y mayores costos, se está concentrando en fabricar vehículos con más valor agregado, porque son más rentables lo que hizo que los modelos nacionales `low cost` entraran en el final de su ciclo.

Y los sucesores de estos modelos son casi todos brasileños. Lo que estamos viendo es el resultado de los millonarios proyectos de inversión que se habían anunciado hace tres o cuatro años y que en su momento priorizaron a Brasil.

Esta especialización de la Argentina en autos medianos y pick-ups generará que, poco a poco, el principal socio comercial pase a dominar el negocio de los 0Km “entry level”, que son los responsables de mover el amperímetro.

Chevrolet reemplazó a los Classic y Agile con el Onix y el Prisma Joy, dos vehículos que se renovaron y ampliaron la gama con versiones más económicas. Se espera que en los próximos meses, con la salida de los clásicos, ambos modelos empiecen a escalar en el ranking. Por lo pronto, los patentamientos del Onix registraron un salto de casi 130% respecto de enero de 2016, que lo ubicó en el séptimo puesto.

Otro que salió de la línea de fabricación el año pasado es el Peugeot 207 (nacional), que fue reemplazado por el 208 (brasileño) que quedó quinto en ventas en enero. Las versiones más económicas son Active (disponible solo para Autoplan, a un precio de $270.000) y Allure, que se comercializa de la manera tradicional, a $315.000.

Según los agencieros el cliente no elige el vehículo por ser más barato, sino que “prioriza la mejor relación precio-producto y si le ofrecen un modelo por $150.000, y otro por $200.000 con aire acondicionado y dirección, opta por el más completo porque entiende que es la mejor ecuación.

autos3.jpg
Los vehículos que hoy dominan las ventas no son los mismos que marcaban la cancha en 2016.

Un “tapado” entre los líderes

Tras liberarse el “cerrojo”, en junio del año pasado llegó al mercado el Gol con nuevo restyling y luego de dos años sin cambios. Además, la marca en ese momento decidió bajar los precios de lista, lo que permitió volver a posicionarlo como una opción muy competitiva. Entre los líderes en ventas también se encuentra el Renault Sandero, apalancado por una buena oferta de precios en enero.

El mes pasado se posicionó en el segundo lugar, con 3.355 unidades vendidas, de la mano de un importante salto del 660%. A primera vista, llama la atención que este modelo, que ahora se fabrica en el país, haya ocupado el lugar de otros vehículos de la marca considerados “low cost”, como el Classic y el Clio Mio.

Sin embargo, la realidad es que hoy no existe tanta diferencia en cuanto a los valores y según los agencieros una diferencia de 50.000 pesos inclina a los clientes por el modelo mejor equipado.