Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/148593

Martin Soria, un compositor que busca registrar sus canciones

El autor y compositor Martin Soria, de más de 50 años, reside en su Pampa del Infierno natal. Es ladrillero de profesión pero escritor de canciones como hobbie.

El escritor de Pampa del Infierno busca registrar sus canciones pero el costo económico y el poco acompañamiento del municipio local y de Cultura provincial dificulta aún más los trámites. 

Me inspiro en lo cotidiano de las personas del interior, sus vivencias, sus creencias. Es contar un poco lo que pasa en los pueblos”, explica Martín Soria, quien busca registrar sus canciones pero el mayor impedimento es lo económico ya que son más de 90 canciones.

“No es hablar mal de nadie ni de ningún entidad gobernante, pero a los músicos no conocidos del interior no nos dan mucha importancia”, asume Soria, quien resalta que es no es músico ni cantante, solamente es escritor. “Hace más de cinco años que insisto a que me den una mano para el registro de las letras, pero siempre me dan vueltas con que hacen trámites burocráticos y la verdad es que no es muy difícil sino que es un tema económico”, relata Soria.

“Busco que mis canciones surjan, que se conozcan las historias de mi pueblo. Participé en varios concursos con mis letras pero es una lástima que sea tan costoso el hecho de ponerle registro, me gustaría además dejarle a los grupos que quieran cantarla la libertad de poner la música que ellos deseen sabiendo que lo que están interpretando lo escribí yo”, finaliza el escritor de Pampa del Infierno.

10.000 hectáreas de amor

Traigo esta solicitud Hermano blanco escucha Yo no sé mucho escribir pero no aguantamos más.

10.000 hectáreas serán las que yo quiero cerrar Adonde pueda vivir igual que mi ancestral

Respeto tu autoridad por eso no me adueñe Aunque mías también son Igual te agradeceré.

10 mil hectáreas de amor las voy a llamar ¿ sabes? si vos no te molestas será tu casa también.

Hay ríos para pescar Abejas que me dan miel Un monte lindo y en flor yo no lo contamine

No me impongas tu pensar

Déjame así como soy A Cristo lo llevo en mí y soy lo mismo que vos Sin otro particular

Mi raza quiere señor Vivir como antes de aquel Mil cuatro noventa y dos. 10 mil hectáreas de amor

Las voy a llamar ¿sabes? Si vos no te molestas Será tu casa también.

Notas Relacionadas