Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/147480

Picaduras de alacranes: en el Chaco se reportó casi un 20% menos

Las notificaciones chaqueñas de envenenamiento por alacranes se redujeron en un 18% en el último año, revela el Boletín Integrado de Vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación. En tanto que la disminución promedio en el país es del 5%.

El caso del nene de cinco años que sufrió varios paros cardíacos después de ser picado por un alacrán en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires disparó la preocupación en varias ciudades argentinas y ese interés se tradujo en la agenda de noticias en los medios.

El informe difundido esta semana compara datos acumulados de 2016 con el mismo periodo de 2015. De esa relación los 108 casos notificados hace dos años se contrastan con los 90 registraron más recientemente.

Prevención y síntomas  

Ante el aumento de casos en algunas provincias y las altas temperaturas que se asocian con el aumento estacional del número de accidentes por alacranes, para prevenir y manejar casos las autoridades nacionales enumeran varias recomendaciones.

En principio se explica que el escorpionismo o alacranismo es un cuadro clínico, potencialmente grave y letal, que se produce por la picadura e inoculación de veneno del género Tityus.

Es tratable y prevenible y en la Argentina el envenenamiento ocurre frecuentemente en áreas urbanas, en domicilios (o cerca) o en el ámbito laboral.

Por eso se remarca evitar el ingreso en la casa, por ejemplo, colocando rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios; controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras; con la colocación de burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.

Las características que permiten advertir a simple vista si se está ante una amenaza.

Dentro y fuera del hogar

En la conducta habitual lo conveniente es revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados antes de acostarse. También se aconseja ser precavido al examinar cajones o estantes.

Además se recomienda revocar paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos y controlar cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes

Entre las medidas comunitarias se promueve el aseo cuidadoso y periódico de los espacios compartidos: control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones, y evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. Y si se los junta, evitar hacerlo con las manos.

Como última alternativa y con asesoramiento especializado, se puede aplicar un plaguicida de baja toxicidad por personal entrenado. Nunca aplicar plaguicidas sin haber seguido primero recomendaciones sobre métodos de prevención en el ambiente habitado.

Síntomas ante una picadura

  • Taquicardia/palpitaciones
  • Dificultad respiratoria
  • Presión precordial (dolor en el pecho que puede extenderse al brazo, cuello, estómago o espalda)
  • Salivación
  • Lagrimeo
  • Temblores
  • Vómitos
  • Diarrea

En la mayoría de los casos, en los que solamente se presentan manifestaciones locales, es suficiente la observación clínica durante un periodo de aproximadamente seis horas y no requieren internación ni utilización de antiveneno. Fuente: Programa Nacional de Control de Enfermedades Zoonóticas.

Qué hacer ante un envenenamiento

Cuando se produce un envenenamiento sistémico (moderado o grave) es necesaria la internación, en una unidad de terapia intermedia o intensiva, donde se pueda realizar monitoreo cardiaco continuo y control estricto del medio interno. Es primordial una pronta aplicación del antiveneno.

Frente a eventuales picaduras es fundamental actuar con rapidez y trasladar al paciente al centro de salud más cercano lo antes posible dado que la medicación es más efectiva si se aplica antes de transcurridas las dos horas del accidente.

Además se recomienda colocar hielo en el sitio afectado para aliviar las molestias mientras se transporta a la persona.

Como en los adultos la picadura no suele ser de gravedad, por lo que en general no es necesario el uso de antiveneno específico.

La mayoría de las veces es suficiente calmar el dolor y se debe mantener la observación clínica durante seis horas.

En los niños, sobre todo pequeños, frecuentemente el cuadro general es más grave, por lo que, independientemente del cuadro clínico o de la aplicación del antiveneno, deben preferentemente ser ingresados a la Unidad de Terapia

Intensiva (UTI).

Si es posible se aconseja llevar el escorpión para ser identificado.

Alerta en el país 

La población de alacranes crece especialmente en verano y habita en el centro y norte del país, por sus altas temperaturas y altos porcentajes de humedad.

De los 1.500 tipos, apenas una treintena causa complicaciones graves y provocar la muerte. El veneno afecta con mayor gravedad a niños y ancianos.

En la categoría ‘envenenamiento por animal ponzoñoso’ se analizan también ataques de arañas y ofidios, inferiores en número: 1.100 y 670 respectivamente en 48 semanas de 2015.

En la tabla de eventos también se tiene en cuenta lo medido en el período anterior y en los últimos cinco años. Con tres colores se determinan las variaciones: amarillo para la tendencia igual; verde para valores inferiores y rojo para los superiores. Para el Chaco la relación se identifica en amarillo. 

En el mapa

Según el boletín del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud, después de la región Sur (10) y Cuyo (39), el Nordeste tiene una de las tasas más bajas de casos (269).

Con 75 casos confirmados Chaco es la segunda jurisdicción del NEA -después de Corrientes y Misiones con 86- y Formosa, más lejos, con 22.

Mientras que las provincias con más altas tasas de casos confirmados son Tucumán (2.300), Catamarca (439), Jujuy (315), La Rioja (179), Santiago del Estero (507) y Córdoba (1.193). Y las que presentaron mayor diferencia de tasa de notificación son La Rioja, Buenos Aires, Río Negro, Santa Fe y Córdoba.