Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/147418

Un nene se encuentra en terapia intensiva luego de ser picado por un alacrán

Tiene 5 años y el arácnido lo picó cuando dormía en su casa en el barrio porteño de Palermo.

Un chico de 5 años se encuentra internado en terapia intensiva en el Sanatorio Güemes luego de haber sido picado por un alacrán cuando dormía en su casa en el barrio porteño de Palermo.
Tras la picadura, Tobías sufrió cuatro paros cardiorespiratorios por el veneno del arácnido. "Mi hijo empezó a sentir que algo le picaba y vomitó. Lo llevamos de inmediato a la guardia del sanatorio y confirmaron la presencia del veneno de un alacrán", aseguró Gastón, padre del pequeño, en declaraciones televisivas.
"Cuando lo atendieron, nos dijeron que ya estaban preparando un antídoto en el Hospital Posadas y que iban a traerlo en ambulancia. Por mi preocupación y para no demorarnos, fui a buscarlo yo mismo. Cuando llegué, mi hijo ya tenía convulsiones", agregó.

El veneno del alacrán había llegado al corazón de Tobías, motivo por el cual desde el lunes pasado presentó cuatro paros cardiorrespiratorios.
"En sólo 24 horas, la picadura hizo estragos en mi hijo, que estuvo hasta hace poco en estado crítico. Gracias a Dios y a la atención de los médicos está mejor", señaló el padre de Tobías y aclaró que hoy al niño le administran "una droga para que su corazón pueda bombear".
Por último, el hombre indicó que no es la primera vez que vio alacranes en su casa, en la que también vive su sobrino de 11 años. "Ya fuimos picados mi mujer y yo. Estamos esperando que vengan a fumigar", concluyó.
En tanto, a principios de año el ministerio de Salud de la Nación publicó en su sitio web un instructivo para prevenir los ataques de estos arácnidos, en donde se recomiendas entre otras cosas, evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes y mantener un aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.

¿Qué hacer ante una picadura?

Una picadura de alacrán puede ser muy peligrosa para la salud. Por eso, el Ministerio de Salud difundió una serie de recomendaciones sobre qué hacer ante una picadura de este tipo de artrópodos.

En primer lugar, se recomienda aplicar hielo y acudir con urgencia al médico. Si es posible, llevar el ejemplar para que pueda ser identificado. No todos los alacranes son iguales.

En general, la picadura de alacrán se identifica por el dolor agudo e intenso en el lugar donde se produce el aguijonazo. La picadura puede ser sólo local, lo que produce un gran dolor, pero no llega a producir daño en los tejidos donde se produjo la picadura. En este tipo de picaduras, no corre riesgo la vida de la persona.

Pero otras picaduras producen un envenenamiento generalizado. También se produce el dolor intenso local, pero al mismo tiempo comienzan otros síntomas, porque el veneno comienza a distribuirse y se pueden sentir taquicardia, dificultad respiratoria, salivación, lagrimeo, temblores. En los casos más graves también puede haber vómitos, diarrea y alteraciones cardíacas.

En el centro de salud se evalúa qué tipo de picadura es y de ser necesario, se aplica el suero específico.

El Ministerio además da una serie de consejos que se deben tener en cuenta para evitar picaduras: - Revisar y sacudir prendas de vestir y calzados.

- Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebé o niño.

- Evitar caminar descalzo.

- Utilizar rejillas en desagües, cañerías y otras aberturas.

- Colocar burletes o alambre tejido (mosquiteros) en puertas y ventanas.

- Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos.

- Mantener limpia y ordenada la vivienda y alrededores. Evitar la acumulación de materiales de construcción, escombros, leña porque suelen ser lugares donde se alojan.