Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/184413
Westtein resalta la ardua tarea de Sameep para mantener el servicio

“Los sedimentos entorpecen la potabilización”

La empresa trabaja para limpiar filtros afectados por los sedimentos, sin parar el bombeo, lo que genera baja presión en zonas alejadas de los centros de distribución.

El presidente de Sameep, Claudio Westtein, aseguró que la empresa no registra al momento faltante de agua pese a la histórica bajante del río Paraná, sino "baja presión en los puntos más alejados de los centros de distribución", dados los trabajos que se debieron hacer en los filtros que reciben agua cruda, por la cantidad de sedimentos. 

BAJANTE-DEL-RIO24.jpg
Claudio Westtein explicó que el sedimento abundante entorpece el funcionamiento del sistema de potabilización, y obliga a hacer el trabajo de limpieza sin parar el bombeo.

El funcionario dio cuenta de trabajos "en el río mismo", porque "la bajante deja al sistema de bombeo al descubierto y hay que intervenir constantemente para garantizar la captación de agua".  "Hay bancos de arena por todos lados. Del lado correntino el agua se ve más clara y del lado chaqueño es más turbia. Todo ese sedimento viene al lado chaqueño y entorpece el funcionamiento de nuestro sistema de potabilización. Entonces tenemos que hacer el trabajo (de limpieza) sin parar el bombeo", precisó.

En declaraciones a radio Universidad, dijo a la vez que al interior "el agua llega en forma reducida". "Tenemos la toma en el riacho Barranqueras, que redistribuye hasta La Escondida, con una repotenciación hasta Sáenz Peña y de ahí a Villa Ángela y el sudoeste; y tenemos también los reservorios, que estamos cuidando para atravesar el verano hasta que se termine el segundo acueducto, que será la solución definitiva", repasó.

Luego de advertir que la situación es complicada, explicó que la bajante perjudica la toma de agua. "Al estar tan bajo el nivel del río Paraná, nosotros tomamos desde el riacho y tenemos que hacer mantenimiento en funcionamiento de los filtros que recepcionan el primer ingreso de agua cruda. Y a partir de ahí tenemos que limitar el caudal de agua y luego distribuirlo".

Por esa situación se produce agua con baja presión en los puntos más alejados de los centros de distribución. "Demandará un tiempo hasta que todas las redes adquieran el funcionamiento óptimo", marcó Westtein.

A la vez, resaltó que ante la agudización del problema la empresa viene trabajando en la concientización del uso racional del agua, con campañas en establecimientos educativos. "Hablamos con las comunidades para, entre todos, cuidar el agua. Hoy vemos la importancia de tener agua en los domicilios. Hay muchos lugares donde sienten el faltante", señaló.

En tanto, recordó que según los pronósticos, para fines de octubre de producirían las primeras lluvias importantes que ayudarían a elevar el caudal del río y comenzar a recuperar su volumen y un servicio de agua potable totalmente normalizado.

"Terrorismo político"

Por otra parte, el funcionario cuestionó a ciertos "actores sociales, que en lugar de informar, generan desinformación y hacen terrorismo político en la comunidad". Así, aseguró que la situación de crisis por la bajante del Paraná afecta a varias provincias del país y no sólo al Chaco. Y resaltó a la vez la situación de crisis económica que agrega una complicación extra.

"No es sólo el Paraná. El Paraguay tiene un hilo de agua. El Bermejo con múltiples complicaciones porque se va para la costa formoseña", repasó, y recordó que el Paraná en Santa Fe tiene 1,78 metros de profundidad en el puerto, lo que hace inviable la navegabilidad.

"Es una situación crítica que algunos utilizan para generar miedo en la comunidad", insistió y subrayó: "Debemos informar de la situación compleja producto del cambio climático pero entre todos podemos salir adelante cuidando el agua".