Temas de hoy: 30ª Fiesta Nacional del Chamamé Alberto Nisman Jorge Bernal Pato Silva Carlos Verza
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/179382

La guerra comercial se lleva puesta a Huawei

Las sanciones que impulsa Trump logran el absurdo de miles de despidos para defender puestos de trabajo en su propio país.

El gobierno de EEUU, que encabeza Donald Trump, incluyó oficialmente a Huawei en la lista negra del Departamento de Comercio por lo que además de prohibir la venta de cualquier producto de Huawei en ese país, incluyendo teléfonos y equipos de redes, ninguna empresa estadounidense podrá hacer negocio con la compañía china sin aprobación del gobierno. Esto lleva a que Google tenga que dejar de proveer y actualizar el sistema operativo Android a los chinos. Además, las próximas versiones de sus teléfonos no podrán usar aplicaciones y servicios de Google, como Play Store, Google Maps y Gmail.

5g.jpg
Huawei es una de las pioneras en routers y sistemas 5G. Entre sus clientes hay países europeos y también algunos estados de EEUU que ahora ven peligrar sus proyectos.

La decisión del gobierno estadounidense, que se fundamenta en un supuesto riesgo para la seguridad nacional, es un mazazo para Huawei (sus usuarios no tendrán acceso oficial a WhatsApp e Instagram, por ejemplo), pero también afecta a Google, que perderá a uno de sus mayores clientes y no podrá evitar el aumento de la fragmentación de Android.

Huawei ya distribuye una versión de Android sin servicios de Google en China, y ha desarrollado un sistema alternativo para móviles y computadoras por si se queda también sin Windows. La compañía siempre ha negado las acusaciones de espionaje y de lazos con el gobierno chino que la han puesto —junto a ZTE— en el punto de mira del gobierno de Trump.

Tampoco los chips

Además, los fabricantes de chips, incluidos Intel Corp., Qualcomm Inc., Xilinx Inc. y Broadcom Inc., informaron que no suministrarán a Huawei hasta nuevo aviso y pusieron en marcha medidas de contingencia que incluyen -como siempre- el despido de cientos sino miles de empleados hasta que el panorama se aclare, ‘ventajas’ de un sistema laboral flexible que apunta a sostener en pie a las corporaciones para evitar males mayores.

android.jpg
Al perder uno de sus grandes clientes, Google se verá obligada a reducir puestos de trabajo. La guerra comercial terminará por generar la pérdida de miles de empleos.

Según la agencia Bloomberg bloquear la venta a Huawei de componentes críticos también podría interrumpir los negocios de los gigantes de chips estadounidenses como Micron Technology Inc. o retrasar el despliegue de las redes inalámbricas 5G críticas en todo el mundo, incluso en China. A su vez, esto podría tener un efecto dominó perjudicando a las empresas estadounidenses que dependen cada vez más de la segunda economía más grande del mundo para el crecimiento.

Por otro lado, los analistas cuentan que Huawei ha almacenado suficientes chips y otros componentes importantes para mantener su negocio en funcionamiento durante al menos tres meses. Además se piensa que desde la mitad de 2018 han estado trabajando en el diseño sus propios chips. Esto tendría sentido después de las palabras del pasado sábado del CEO de Huawei, quien explicó que llevaban tiempo preparándose para el movimiento estadounidense.

Qué pasa con los usuarios

El segundo grupo de principales afectados tras el movimiento de la administración de Trump son los propios usuarios de Huawei. Google dijo ayer que estaba “cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones” pero, ¿qué significan las restricciones para los usuarios?

La noticia significa que los clientes actuales con teléfonos Huawei, o teléfonos Google Nexus cuyo hardware fue creado por Huawei, podrán actualizar sus aplicaciones de Android e instalar aplicaciones a través de la Play Store. En cambio, no podrán actualizar a futuras versiones oficiales de Android.

tienda.jpg
El gigante chino de tecnología en comunicaciones se viene preparando y anunció el desarrollo de sus propios chips para enfrentar la veda impuesta por EE.UU.

En cuanto a los futuros teléfonos de Huawei, no podrán incluir aplicaciones de Google, por ejemplo YouTube, Gmail o su navegador web Chrome, ya que no están incluidos en la versión de código abierto de Android.

De todas maneras se negoció una serie de servicios mínimos por parte de Google por lo que Google Play, su tienda de aplicaciones online, seguirá operativa.

Google también explicó que su servicio de detección de malware, Google Play Protect, el cual analiza las aplicaciones de Android en busca de cualquier software malicioso, también seguirá trabajando en los teléfonos de Huawei.

El efecto dominó posiblemente se prolongue una semana más pero todo parece indicar que a Google le seguirán el resto de grandes compañías estadounidenses, lo que supondrá que los actuales usuarios de Huawei también podrían perder actualizaciones oficiales de otras herramientas como WhatsApp, Instagram o Facebook según Bloomberg, Telegraph.