Temas de hoy: Emergencia hídrica Procar 4000 Acoso callejero Hindú Club Copa de la Superliga
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/177112

El cuidado de la salud renal

El tratamiento precoz de la enfermedad renal puede prevenir o evitar complicaciones en la salud de los pacientes afectados por este mal. Se estima que más del 70 por ciento de los argentinos que padece este problema desconoce esta situación, lo que confirma la necesidad de generar conciencia en la población sobre la importancia del cuidado de la salud renal, y también del diagnóstico y el tratamiento temprano. 

Según datos del Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante de
la República Argentina (Sintra) casi 41.000 personas están bajo tratamiento sustitutivo
renal en el país. El 69,8 por ciento con diálisis y el restante 30,2 por ciento
con trasplante de riñón.

Según los especialistas, la mayoría de los pacientes con enfermedad renal no suelen ser reconocidos en el primer nivel de atención hasta que presentan síntomas, y de ahí la importancia de realizar un sencillo análisis de sangre para medir la creatinina, que permite saber cómo están funcionando los riñones ya que los niveles elevados en la sangre de este producto del metabolismo muscular indican generalmente la presencia de trastornos renales en el paciente.

Esta semana se conmemoró el “Día Mundial del Riñón”, instituido en el año 2006 por la Sociedad Internacional de Nefrología y la Federación Internacional de Fundaciones Renales con el objetivo de hacer conocer a la población los riesgos que amenazan la salud de los riñones y cómo evitarlos. En ese sentido, las autoridades sanitarias recuerdan que el menor consumo de sodio en la dieta alimentaria diaria, la ingesta de frutas y verduras variadas y también limitar hasta cinco veces las porciones semanales de carnes rojas y blancas, son medidas que favorecen la protección de los riñones y mejoran la calidad de vida de las personas.

Si a esto se agrega al menos 30 minutos de actividad física diaria, más la decisión de no fumar y de controlar periódicamente la presión arterial, se estará aumentando las probabilidades de tener un riñón más sano. Vale recordar, por otra parte, que las personas más propensas a padecer la enfermedad renal son aquellas que presentan hipertensión y diabetes, por lo que resulta fundamental la realización de controles para tener un diagnóstico precoz.

Se estima que cerca del 17 por ciento de la población mundial mayor de 20 años padece algún tipo de deterioro de la función renal. En la Argentina, en tanto, se sabe que la incidencia de esta enfermedad se duplicó entre los años 2002 y 2012, cuando alcanzó al 12 por ciento de la población, es decir que al menos 4.600.000 personas presentan algún grado de enfermedad renal crónica.

Al parecer, esto se debió a que entre 2005 y 2009 aumentó la obesidad entre los argentinos, pasando del 14,6 al 18 por ciento de la población, mientras que la diabetes pasó en ese mismo período del 8 al 9,6 por ciento, según los últimos datos disponibles de las Encuestas Nacionales de Factores de Riesgo.

La misma estadística muestra que la población mayor de 18 años con hipertensión alcanzó en 2009 el 34,8 por ciento del total. Cabe acotar que se considera que una persona padece una enfermedad renal crónica cuando se registra la alteración del funcionamiento de sus riñones por un período de más de tres meses y también la pérdida gradual de sus funciones.

Por eso es necesario que la ciudadanía tome conciencia de la importancia que tiene el diagnóstico temprano y, por consiguiente, el tratamiento a tiempo. Si se logran dar esos pasos aumentan las posibilidades de detener el avance de la enfermedad y, lo que es también importante, las complicaciones cardiovasculares asociadas. Cabe recordar que el INCUCAI creó el Programa de Abordaje Integral de la Enfermedad Renal Crónica (PAIERC), cuyo enfoque se basa en la inclusión del tema en el primer nivel de atención de la salud, priorizando la promoción de hábitos saludables, favoreciendo justamente la detección precoz y el tratamiento adecuado de la enfermedad.

Hoy, en nuestro país, hay más de 6100 pacientes que están en lista de espera para recibir un trasplante de riñón. Para finalizar, vale recordar una vez más la importancia que tiene para lograr un bienestar de los riñones recibir una alimentación adecuada y llevar hábitos de vida saludables, sin olvidar que la diabetes y el aumento de la presión arterial son algunos de los principales factores de la enfermedad renal crónica.